Es noticia
Menú
La condena de los ERE desactiva los cambios de Sánchez y el PP pide a Feijóo "salir a morder"
  1. España
Fallo sobre Chaves y Griñán

La condena de los ERE desactiva los cambios de Sánchez y el PP pide a Feijóo "salir a morder"

"El debate sobre el indulto a Griñán nos puede hacer perder las elecciones", avisan los barones socialistas, que se desmarcan de Moncloa. La generación Rajoy exige revancha

Foto: La ministra de Educación y nueva portavoz de la ejecutiva, Pilar Alegría. (EFE/Mariscal)
La ministra de Educación y nueva portavoz de la ejecutiva, Pilar Alegría. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Apenas 48 horas le ha durado al PSOE la euforia de los cambios para relanzar el partido. La confirmación de la sentencia de los ERE, que condena a dos dirigentes históricos como los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, caía como un mazazo. No por esperado el daño ha sido menor. La portavoz socialista y ministra de Educación, Pilar Alegría, se estrenaba en el cargo de la peor manera posible. "Ha salido al matadero sin misil", resumía un cargo de la formación, que critica que la exvicesecretaria de Organización Adriana Lastra saltó del barco antes de tiempo para "ahorrarse este mal trago".

Más allá de especulaciones, lo cierto es que una vez más los tiempos se han descontrolado. La nueva ejecutiva del PSOE se puede acabar quemando en días, como temía Pedro Sánchez, que tenía agendados los cambios en Ferraz para septiembre. Alegría se ha visto obligada a salir en defensa de los condenados: "Pagan justos por pecadores", decía mientras atacaba al PP como maniobra de distracción. En Génova jugaban este martes con ventaja en un tema en el que siempre han ido a remolque. Lejos de hacer leña del árbol caído, Alberto Núñez Feijóo se puso una vez más el traje de moderado y salió en defensa de la mayoría de la clase política. "Les vamos a dar una lección", se escuchaba a primera hora de la mañana en la séptima planta del cuartel general de los populares.

El Supremo confirma las condenas a Griñán y Chaves

Aunque la orden era de contención en las reacciones, como se vio en la comparecencia de prensa del presidente de la Junta, Juanma Moreno, en el partido la sensación era de revancha. "Hay que salir a morder", manifestaba un dirigente de la etapa de Mariano Rajoy. En esta generación pesa mucho la moción de censura que les sacó del Gobierno al amparo de la sentencia de la Gürtel. Aún recuerdan que la Audiencia Nacional corrigió al juez José Ricardo de Prada por acreditar la existencia de una caja B en el PP sin ser el objeto del caso ni estar probada. Entienden que la postura de su líder debe ser de moderación, pero abogan por que los portavoces de la formación no tengan clemencia con el socialismo después de "todo lo que han dicho estos años de nosotros", insisten.

Los menos beligerantes ven desactivada la "bomba de la corrupción" como arma política del PSOE tras protagonizar la mayor condena en décadas. Es cierto que, según se desprende de los datos de las últimas citas electorales y de los sondeos, a los populares ya no les penalizan los casos pasados. En la Comunidad de Madrid se rozó la mayoría absoluta y en Valencia el PP está al alza tras años de calvario. Los tiempos de penitencia han pasado, pero ahora este desasosiego se ha trasladado a los socialistas.

Foto: María Jesús Montero, Juan Espadas y Pedro Sánchez en un acto de la campaña andaluza en Jaén. (EFE/José Manuel Pedrosa)

Entre los barones del PSOE se refuerza la idea de levantar un cortafuegos con Moncloa. Si ya había reticencias ante el nuevo rumbo que había dado Pedro Sánchez a la dirección, este martes los ánimos estaban muy tocados en los territorios. Los más veteranos recuerdan cómo el caso Rato hundió a los populares en los comicios municipales y autonómicos de 2015. Los presidentes socialistas diseñan ya sus campañas basadas en su gestión. No quieren ni a Sánchez ni a sus ministros mitineando, porque consideran que les penaliza. Si hace unos meses todos se veían con opciones de revalidar su cargo, hoy empieza a cundir cierto pesimismo. Comunidades como Baleares, Valencia o Castilla-La Mancha ya no se ven aseguradas.

La sensación es que la sentencia ha vuelto a poner el foco en la herida de Andalucía. El varapalo electoral en este histórico bastión ha sido lo que ha desencadenado los cambios en Ferraz, y lejos de cerrarse el debate, se ha reabierto. El partido está en coma en la federación más importante de cara a sumar votos en unas elecciones generales. La nueva número dos, María Jesús Montero, lleva como herencia haber sido consejera en las etapas de gobierno de los ERE. Lo fue de Sanidad y Consumo de 2004 a 2012, con Chaves, y en 2013, con Griñán. La sentencia del Supremo le amargó su gran día. Mientras ella presentaba el techo de gasto para los presupuestos de 2023 como ministra de Hacienda, el foco político y mediático estaba en el tribunal. La oposición no va a dejar escapar esta baza.

Petición de indulto

Además, el caso no está amortizado políticamente. El abogado de Griñán ya ha planteado que solicitará el indulto al Ejecutivo. Sánchez hizo bandera antes de llegar a su cargo de prohibir la medida de gracia para los casos de corrupción. Este martes hubo silencio sobre este tema cuando los periodistas preguntaron a la portavoz, Isabel Rodríguez, que pidió esperar a conocer el texto íntegro del fallo del Supremo. Para Moncloa, el asunto del indulto a Griñán va a ser "complicado" de gestionar, como ya reconocen en la sala de máquinas.

Foto: Juan Espadas, junto al grupo parlamentario socialista en la Cámara andaluza. (EFE/Julio Muñoz)

Sánchez no tiene ningún vínculo emocional con los condenados, pero sí va a recibir presiones de la vieja guardia del partido. Griñán está hundido, según su entorno más cercano, que alega que "no podría soportar" ser encarcelado. Quien más ha defendido la honorabilidad de los expresidentes andaluces ha sido José Luis Rodríguez Zapatero, que hoy es uno de los principales asesores del sanchismo. Lo hizo incluso en la campaña andaluza, para sorpresa de muchos de los socialistas.

El PSOE está en intención de voto en los niveles de 2016, por debajo de los 100 escaños y con un PP al alza. El melón del indulto coloca al Gobierno y al partido a la defensiva frente al plan que se habían marcado en el comité federal del sábado. "O cerramos pronto este tema o nos puede costar las elecciones", alerta un asesor presidencial.

Apenas 48 horas le ha durado al PSOE la euforia de los cambios para relanzar el partido. La confirmación de la sentencia de los ERE, que condena a dos dirigentes históricos como los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, caía como un mazazo. No por esperado el daño ha sido menor. La portavoz socialista y ministra de Educación, Pilar Alegría, se estrenaba en el cargo de la peor manera posible. "Ha salido al matadero sin misil", resumía un cargo de la formación, que critica que la exvicesecretaria de Organización Adriana Lastra saltó del barco antes de tiempo para "ahorrarse este mal trago".

Manuel Chaves PSOE Caso ERE
El redactor recomienda