Es noticia
Menú
La dimisión de Adriana Lastra facilita a Sánchez el cambio en el PSOE tras el desplome electoral
  1. España
REORDENACIÓN PARA MUNICIPALES Y AUTONÓMICAS

La dimisión de Adriana Lastra facilita a Sánchez el cambio en el PSOE tras el desplome electoral

Alega motivos personales y necesidad de reposo por su embarazo, aunque la decisión de acometer cambios en la cúpula se había puesto sobre la mesa tras la debacle en las elecciones andaluzas

Foto: Adriana Lastra en una imagen de archivo. (EFE)
Adriana Lastra en una imagen de archivo. (EFE)

La número dos del PSOE, Adriana Lastra, ha confirmado su dimisión esta mañana, presentada al secretario general y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes del debate sobre el estado de la nación. A través de un comunicado, Lastra aduce motivos personales y traslada que, "ante la dificultad de compaginar las exigencias de reposo y cuidados, imprescindibles en mi situación actual, con la intensidad que exige la dirección del Partido, he presentado mi dimisión como Vicesecretaria General del Partido Socialista Obrero Español".

Sánchez deberá ahora acelerar la reorganización de la cúpula del partido en pleno arranque del ciclo electoral. Se ponen en marcha los cambios de organización y comunicación en el partido, tal y como adelantó El Confidencial. La dimisión de Lastra, adelantada por la Cadena SER, es una forma de echarse a un lado, adoptando la decisión de dimitir en lugar de coger una baja médica, y facilitar así los cambios previstos. Desde los territorios, algunas direcciones territoriales habían manifestado diferencias con la vicesecretaria general y falta de interlocución.

Las municipales y autonómicas serán el siguiente hito de este ciclo electoral y el jefe de filas de los socialistas quiere cohesionar al máximo la maquinaria del partido para revertir el efecto Feijóo y, con ello, mantener sus opciones para revalidarse en la Moncloa tras las elecciones generales a finales del próximo año. Algunas fuentes del partido apuntan a que se podría suprimir la vicesecretaría general, un cargo orgánico que no siempre ha existido, mientras que otras voces señalan la necesidad de cubrir esta vacante con un perfil de consenso con los barones para rearmar a la organización de cara a las municipales y acaba de engrasar la relación entre Moncloa y Ferraz.

Foto: Yolanda Día y Pedro Sánchez se necesitan para reeditar la coalición. (EFE/Fernando Alvarado)

Fuentes del entorno más cercano a la ya exvicepresidenta subrayan que se encuentra en estos momentos en "reposo absoluto" debido a su embarazo y que en este concepto ha optado por buscar "tranquilidad y aislamiento". Tras la debacle electoral en los comicios andaluces, Sánchez reclamó en la ejecutiva del partido la necesidad de reforzar la comunicación, exigiendo más peso político para hacerse escuchar y trasladar la acción del Ejecutivo. Unas reflexiones frente a las que todas las voces comenzaron a descartar cambios en las portavocías o la dirección del partido, una posibilidad que también sobrevoló en los grupos parlamentarios.

En Ferraz apuntaron al Congreso, mientras que desde el grupo parlamentario devolvieron la pelota al partido, con reproches cruzados y cuestionándose mutuamente. Ahora se ha sustanciado la dimisión de la número dos, que ya fue sustituida el pasado mes de septiembre por Héctor Gómez en la portavocía del Congreso, para centrarse precisamente en el partido. Durante los últimos meses, sus choques con el secretario de Organización, Santos Cerdán, se habían intensificado, ante una fallida bicefalia dentro de la organización. También las tensiones con los nuevos pesos pesados en el equipo del presidente del Gobierno en la Moncloa, Óscar López y Antonio Hernando.

Vídeo | Palabras de cariño para Adriana Lastra desde el Gobierno de coalición

Lastra explica a través del comunicado distribuido esta mañana a los medios que "en los últimos meses se han producido cambios importantes en mi vida personal que me exigen tranquilidad y reposo y que, en las dos últimas semanas, me han obligado a tomar una baja laboral que se va a prolongar aún un tiempo". En el mismo comunicado aprovecha para lanzar agradecimientos, sin personalizar, dirigidos "a todos los compañeros y compañeras de la Comisión Ejecutiva Federal y al personal de Ferraz", además de a "todos los afiliados y militantes socialistas", para rematar insinuando que se convierte a partir de ahora en una militante de base, a pesar de contar con escaño en el Congreso: "Nos encontraremos en las agrupaciones y las casas del pueblo".

Sánchez ha agradecido a Lastra, "una socialista ejemplar", su trabajo a través de las redes sociales. Un "compromiso y entrega durante todos estos años" gracias al que "el cambio en el PSOE y en España fue posible". Un mensaje que remata asegurando que "seguiremos trabajando juntos". Un tono que algunos cargos han interpretado como gélido. Lastra fue uno de sus principales sostenes para recuperar la secretaría general y desde entonces se convirtió una de persona de su máxima confianza.

El presidente del Gobierno también pretende a nivel del Gobierno que haya más ministros que respalden la labor de portavocía ejercida por la titular de Política Territorial, Isabel Rodríguez. Que los miembros del Consejo de Ministros no se limiten a comunicar sobre las cuestiones concretas de sus departamentos y políticas sectoriales, sino que trasladen una visión más de conjunto. Con una estrategia cohesionada. Esto es, actuar de pararrayos de Sánchez. Una suerte de coportavoces oficiosos, que sirvan de escuderos contra el PP y para incidir en la línea política del Ejecutivo. Conectar más para hacer que las medidas del Gobierno lleguen en positivo y remar juntos.

Colectivizar la portavocía, sin poner en duda que esta función siga recayendo oficialmente en Rodríguez. Tras la salida del Gobierno hace casi un año de José Luis Ábalos y Carmen Calvo, este papel se ha limitado a la titular de Hacienda, María Jesús Montero. La transversalidad de su departamento influye, pero también que fue la encargada de asumir este rol hasta la remodelación del pasado verano.

Sin el éxito esperado hasta ahora, se está tratando que las vicepresidentas Nadia Calviño y Teresa Ribera eleven su perfil para desempeñar el mismo cometido. Vender gestión y parar los golpes de la oposición, con un Alberto Núñez Feijóo cada vez más centrado en cuestionar la línea económica del Gobierno para presentarse como alternativa en la actual situación. Los nuevos ministros tras la remodelación del Ejecutivo siguen teniendo un bajo grado de conocimiento público y cunde la sensación de que no acaban de despegar. Algunos de ellos, como Pilar Llop (Justicia), Raquel Sánchez (Transportes) o Diana Morant (Ciencia), están por debajo de la barrera del 75% de desconocimiento entre la población.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Mariscal)

Tras el 40 congreso del PSOE, Lastra perdió la proyección pública que tuvo como portavoz parlamentaria desde la moción de censura que llevó a Sánchez a la Moncloa. Un segundo plano, más fuera de los focos, que le restó empuje electoral. La falta de interlocución con los barones del PSOE, que han criticado algunos de ellos, coincide con el hecho de que las direcciones territoriales hayan recuperado buena parte del poder en Ferraz con vistas al ciclo electoral de 2023.

Esta nueva sintonía de Ferraz con los barones cultivada en el 40 congreso de Valencia, volviendo a un PSOE clásico, es lo que en la práctica más ha alejado a Lastra de un verdadero papel protagonista, restándole peso político. Los líderes territoriales del partido conversan, principalmente, con Santos Cerdán, ratificado como secretario de Organización y sustituto de Ábalos, y cada vez más con el propio secretario general y presidente del Gobierno.

La número dos del PSOE, Adriana Lastra, ha confirmado su dimisión esta mañana, presentada al secretario general y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes del debate sobre el estado de la nación. A través de un comunicado, Lastra aduce motivos personales y traslada que, "ante la dificultad de compaginar las exigencias de reposo y cuidados, imprescindibles en mi situación actual, con la intensidad que exige la dirección del Partido, he presentado mi dimisión como Vicesecretaria General del Partido Socialista Obrero Español".

Adriana Lastra PSOE Pedro Sánchez