Es noticia
Menú
Sánchez lanzará las primarias tras reordenar Ferraz con ministros alcaldables
  1. España
CAMBIOS EN LA DIRECCIÓN DEL PSOE

Sánchez lanzará las primarias tras reordenar Ferraz con ministros alcaldables

La supervisión de la campaña, programa y candidatos quedará bajo el mando de un comité estratégico fusionado con la Moncloa. Entre sus integrantes, algunos nombres han sonado como aspirantes para las elecciones de mayo

Foto: El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante un acto de la campaña electoral en Andalucía. (EFE/Álvaro Cabrera)
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante un acto de la campaña electoral en Andalucía. (EFE/Álvaro Cabrera)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Tras la revolución en la dirección del PSOE, enfocada a preparar el proceso electoral de 2023, confección de las listas electorales. El comité federal del PSOE no solo ratificará este sábado la remodelación de la cúpula y la dirección del grupo parlamentario en el Congreso, sino que también lanzará el proceso de primarias para las autonómicas y municipales del próximo mes de mayo, según consta en el orden del día. La supervisión de la campaña, programa y candidatos quedará bajo el mando de un comité estratégico fusionado con la Moncloa. Un órgano de nueva creación al margen de la ejecutiva, con cinco ministros, el secretario de Organización, los portavoces y el jefe del Gabinete de la presidencia del Gobierno, Óscar López, concebido para coordinar todo el proceso electoral.

Entre sus integrantes, algunos nombres han sonado como candidatos para las elecciones de mayo, como el ministro de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, o la nueva portavoz del partido y ministra de Educación, Pilar Alegría. Otros ya fueron propuestos anteriormente con vistas a las andaluzas, como María Jesús Montero, que se resistió a dar el paso y fue elegido finalmente el exalcalde de Sevilla, Juan Espadas. La capital andaluza, donde en las pasadas autonómicas el PP se convirtió por primera fuerza en la historia de la democracia, es un feudo de primer orden a conservar. Ministros alcaldables, pero que en su mayoría se resisten y rechazan asumir este rol.

Foto: Juan Espadas, candidato del PSOE andaluz, en la sede socialista de Sevilla. (F. R.)

Al margen de este primer círculo de poder creado por Sánchez, pero integrante de la ejecutiva, se encuentra también como alcaldable la ministra de Ciencia, Diana Morant. La ministra y alcaldesa de Gandía hasta su aterrizaje en la Moncloa es la mejor colocada en la pista de salida para disputar las primarias al Ayuntamiento de Valencia. En las últimas semanas, ha tratado de sortear este debate asegurando que está "a disposición del presidente del Gobierno y del PSOE", pero sin autodescartarse.

En el PSPV que lidera Ximo Puig, se inclinan por mantener como candidata a la actual vicealcaldesa, Sandra Gómez. Esta última tampoco está dispuesta a echarse a un lado. Ante la posibilidad de que se impusiese a Morant desde Ferraz, defendió hace unas semanas que el candidato se elige en primarias. Un proceso, añadió, al que "puede presentarse cualquiera, sea o no ministro" y recalcando, a modo de reto, que el PSOE no es como el PP donde "se elige a dedazo de cada dirigente".

Más claro ha intentado ser el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, tratando de descartarse para la alcaldía de Barcelona. Desde su entorno llevan meses insistiendo en que no dará este paso por estar centrado en sus labores en el ministerio. No es un reto que entusiasme al catalán. Otra cosa es que sea la apuesta de Sánchez, quien acaba de incluirlo dentro del comité estratégico de Ferraz. Con vistas o no a intentar arrebatarle la alcaldía de la capital catalana a Ada Colau, quienes apuestan por él en el PSC para este reto argumentan que las encuestas internas son mucho más favorables con Iceta como candidato que con Jaume Collboni.

Foto: Illa, en el ciclo "Aragón-Cataluña. Relaciones históricas". (EFE/Toni Galán)

El actual vicealcalde también ha mostrado que no tiene la intención de renunciar. "Si hay un candidato alternativo, iremos a primarias", respondía el pasado mes ante las informaciones que daban cuenta de la intención de la Moncloa de promocionar como alcaldable al titular de Cultura y presidente del PSC. Desde la dirección partido en Cataluña, siguen esta misma línea, y su viceprimera secretaria, Alicia Romero, marcó terreno asegurando desconocer "la intención del PSOE", pero remarcando que "nosotros somos el PSC, y somos un partido independiente". Trataba así de zanjar el debate concluyendo que "los candidatos del PSC en los municipios catalanes los decide el PSC".

Pilar Alegría, nueva portavoz del PSOE tras la remodelación que se producirá este sábado, ya fue candidata en las pasadas elecciones municipales a la alcaldía de Zaragoza. Consiguió ser la fuerza más votada, pero el acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox le cerró la puerta y situó al frente del Consistorio al popular Jorge Azcón. Su salto al Gobierno, en la remodelación del pasado año, se interpretó como un intento de colocarla como sucesora de Javier Lambán, si este renunciaba a presentarse otra legislatura. Finalmente sí lo hará, ante lo que desde Ferraz siempre aseguraron que no darían la batalla.

Su nuevo cargo en el PSOE, asumiendo la portavocía, no parece el más idóneo para compaginar con una candidatura. Al menos, siempre y cuando se mantenga la hoja de ruta de agotar la legislatura y evitar un superdomingo electoral, que haría coincidir las generales con las municipales y autonómicas del próximo mes de mayo. Lo mismo ocurre la titular de Hacienda, María Jesús Montero, que asumirá las riendas de la vicesecretaría general, como número dos, en sustitución de Adriana Lastra.

Foto: Adriana Lastra. (EFE/Fernando Villar) Opinión

Si ya se situó al margen del proceso para relevar a Susana Díaz en Andalucía, una hipotética candidatura para tratar de asegurar la alcaldía de Sevilla se alejaría todavía más de sus planes. Además, uno de los objetivos de situarla en la cúpula de Ferraz tiene que ver con su discurso económico y su transversalidad para abordar asuntos "con garra", más allá de los de su competencia.

Cualidades que se valoran de forma positiva en el partido para suplir otras de las carencias asumidas en Ferraz: la falta de parapetos del presidente del Gobierno. Sobre todo, tras la remodelación del Ejecutivo, en la que se dejó fuera de juego a José Luis Ábalos y Carmen Calvo, que actuaban de pararrayos. Montero se presenta como el escudo económico de Sánchez frente al PP de Alberto Núñez Feijóo, además de ser una cara reconocida (para el 91,5% del electorado, según el CIS) que ayude en sus labores a la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, con un grado de conocimiento público limitado (28,6%, según el CIS).

Hay varios ministros alcaldables y casi todos ellos con responsabilidad en el primer círculo de poder de Ferraz que se encargará de llevar el timón del proceso electoral. El sacrificio de asumir una candidatura no suele estar en sus hojas de ruta, pero todo dependerá de las necesidades y de hasta dónde esté dispuesto a presionar el jefe de filas. De lo que no hay duda es de que Sánchez necesita conservar el poder territorial en las elecciones de mayo para intentar revertir el efecto Feijóo tras las andaluzas, sobreponerse a las encuestas y poder así llegar con aire a las generales, previstas para finales de 2023.

Tras la revolución en la dirección del PSOE, enfocada a preparar el proceso electoral de 2023, confección de las listas electorales. El comité federal del PSOE no solo ratificará este sábado la remodelación de la cúpula y la dirección del grupo parlamentario en el Congreso, sino que también lanzará el proceso de primarias para las autonómicas y municipales del próximo mes de mayo, según consta en el orden del día. La supervisión de la campaña, programa y candidatos quedará bajo el mando de un comité estratégico fusionado con la Moncloa. Un órgano de nueva creación al margen de la ejecutiva, con cinco ministros, el secretario de Organización, los portavoces y el jefe del Gabinete de la presidencia del Gobierno, Óscar López, concebido para coordinar todo el proceso electoral.

Comité federal del PSOE PSOE
El redactor recomienda