Es noticia
Menú
Sánchez centra los cambios en Ferraz para "rearmar el partido" y atarlo con Moncloa
  1. España
COMITÉ FEDERAL

Sánchez centra los cambios en Ferraz para "rearmar el partido" y atarlo con Moncloa

La remodelación prevista para este próximo sábado trata de completar la hoja de ruta ya diseñada en el 40º Congreso, que había mostrado fallas tanto a nivel comunicativo como político y de interlocución con los territorios

Foto: Pedro Sánchez (c), la ex vicesecretaria general del PSOE Adriana Lastra (d) y la presidenta, Cristina Narbona (i), durante el último comité federal del PSOE. (EFE/Emilio Naranjo)
Pedro Sánchez (c), la ex vicesecretaria general del PSOE Adriana Lastra (d) y la presidenta, Cristina Narbona (i), durante el último comité federal del PSOE. (EFE/Emilio Naranjo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La dirección del PSOE está en tensión. La dimisión de la vicesecretaria general, Adriana Lastra, ha acelerado la remodelación prevista en la cúpula del partido para enfocar la campaña electoral de las municipales y autonómicas del próximo mes de mayo. Para este próximo sábado, se ha convocado el comité federal, en el que se oficializarán unos cambios sobre los que el secretario general y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido escasas pistas a los miembros de la ejecutiva. Como es costumbre en Sánchez, no ha anticipado a los suyos la remodelación que está ideando, más allá de subrayar la necesidad de que se debe "rearmar el partido". Hay muchas conjeturas y pocas certezas. Entre las primeras, las clásicas quinielas de nombres acompañadas de cierto fuego cruzado. Entre las segundas, que se debe intensificar la conexión de Ferraz con Moncloa y los territorios, tanto en el ámbito comunicativo como en el político y electoral, para afrontar con garantías los comicios de mayo.

El objetivo pasa por poner a punto las estructuras del partido para diseñar el proceso electoral y continuar la hoja de ruta marcada en el 40º Congreso del PSOE, el cónclave de la "unidad", recuperando para ello a los clásicos. Dejar atrás el sanchismo, de cuyo núcleo duro ya solo queda el secretario de Organización, Santos Cerdán, y apostar por la cohesión con perfiles de consenso. Capaces de interlocutar sin fisuras con los territorios y mejorar la coordinación con la sala de máquinas de Moncloa, tanto en los mensajes como en la acción política.

Foto: El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños. (EFE/Emilio Naranjo)

Los cambios se centrarán fundamentalmente en la ejecutiva. Algunas voces, más o menos interesadas, apuntan a que se podrían extender a los grupos parlamentarios, haciendo sonar el nombre de Patxi López. Sin embargo, el comité federal no tiene competencias para realizar cambios en el grupo del Congreso. Como señalan los estatutos, es la ejecutiva la que tiene entre sus funciones proponer a los miembros de la dirección del grupo parlamentario. No el comité federal. Si bien está previsto que se celebre una reunión de la comisión ejecutiva federal previa al comité federal, fuentes de Ferraz indican que se trata de un formalismo. Un trámite estatutario, puesto que el comité federal tiene que ser convocado en una ejecutiva. Con todo, como repiten durante los últimos días diferentes cargos del partido, los cambios que se vayan a decretar el sábado "solo los sabe el secretario general".

El objetivo de volver a atar Moncloa con Ferraz hace que se mire a algunos de quienes ocupan la sala de máquinas monclovita para que asuman labores de comunicación y acción electoral o las refuercen. Las competencias en comunicación estaban incluidas en la vicesecretaría general, ahora vacante, mientras que la Secretaría de Estrategia y Acción Electoral la asume Javier Izquierdo. El secretario de Organización también ha estado implicado en el diseño de campañas y, sobre todo, en la interlocución con los territorios que será crucial de cara el proceso electoral del próximo año. De hecho, la interlocución de Lastra con los territorios se había deteriorado, lo que junto a sus choques con el número tres generó alarma entre los barones.

Foto: La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la vicesecretaria Adriana Lastra. (EFE/Sergio Pérez)

El comité federal sí cuenta entre sus funciones incorporar a nuevos miembros a la ejecutiva o cambiar algunas de sus estructuras. Es en este punto, por tanto, donde se focalizan la mayor parte de los cambios. Siempre con la duda de si se nombrará a alguien para ocupar la vicesecretaría general o, por el contrario, se reparten las funciones de este cargo, que no siempre ha existido, entre otros miembros de la dirección. En este sentido, no se descarta la creación de un comité estratégico, en el que también puedan tener peso algunos miembros del partido ahora en Moncloa.

En lo que hay cierta coincidencia interpretativa, en caso de dejar vacante la vicesecretaría general, es en que el actual secretario de Organización no acaparará todas sus funciones, convirtiéndose en un número dos del partido con todos los galones. De ahí que se interprete que quien pueda asumir la portavocía tenga también otras funciones de peso.

Foto: Adriana Lastra. (EFE/Fernando Villar) Opinión

Entre las que tenía en cartera Lastra destaca, además de la comunicación, la coordinación con los grupos parlamentarios. Para la portavocía del partido, uno de los nombres que suenan es el de la ministra de Educación, Pilar Alegría, cercana al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, miembro de la ejecutiva como vocal y a quien se le atribuye una gran capacidad de comunicación, pero que no estaría aprovechada al centrarse solamente en asuntos relacionados con su ministerio. Otras voces, más apartadas de los principales puestos de dirección, apuestan por cubrir la vicesecretaría general por un perfil de consenso con los territorios y con capacidad para engrasar la relación entre Moncloa y Ferraz para que la acción del Gobierno llegue a la ciudadanía.

La remodelación prevista para este próximo sábado trata de completar la hoja de ruta ya diseñada en el 40º Congreso, que había mostrado fallas. Las disfunciones en el tándem Lastra-Cerdán fueron las principales, junto al deterioro de la interlocución con los territorios e incluso en ocasiones con Moncloa. Sánchez diseñó en el último congreso federal de los socialistas una vuelta al PSOE clásico para afrontar el futuro ciclo electoral. Desde la unidad interna con los barones y aprovechando al máximo los resortes de poder de la Moncloa.

El objetivo no era otro que desandar los pasos del sanchismo para buscar la cohesión orgánica y coger impulso valiéndose de las estructuras autonómicas y municipales. Ahora se trata de volver a poner toda la maquinaria a punto, tensionando y coordinando todas las estructuras ante tiempos electorales complicados. Retener poder territorial en 2023 es fundamental para revertir el cambio de ciclo auspiciado por el efecto Feijóo y las andaluzas, permitiendo así a Sánchez llegar a la campaña de las generales, a finales de 2023, con oxígeno. Este sábado, se materializarán los cambios para "rearmar el partido".

La dirección del PSOE está en tensión. La dimisión de la vicesecretaria general, Adriana Lastra, ha acelerado la remodelación prevista en la cúpula del partido para enfocar la campaña electoral de las municipales y autonómicas del próximo mes de mayo. Para este próximo sábado, se ha convocado el comité federal, en el que se oficializarán unos cambios sobre los que el secretario general y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido escasas pistas a los miembros de la ejecutiva. Como es costumbre en Sánchez, no ha anticipado a los suyos la remodelación que está ideando, más allá de subrayar la necesidad de que se debe "rearmar el partido". Hay muchas conjeturas y pocas certezas. Entre las primeras, las clásicas quinielas de nombres acompañadas de cierto fuego cruzado. Entre las segundas, que se debe intensificar la conexión de Ferraz con Moncloa y los territorios, tanto en el ámbito comunicativo como en el político y electoral, para afrontar con garantías los comicios de mayo.

Pedro Sánchez PSOE Adriana Lastra
El redactor recomienda