Es noticia
Menú
Operación 2023: Sánchez remodelará el PSOE y Yolanda Díaz aísla a las ministras de Podemos
  1. España
Estrategia tras las andaluzas

Operación 2023: Sánchez remodelará el PSOE y Yolanda Díaz aísla a las ministras de Podemos

El presidente hará cambios para reforzar la comunicación mientras los veteranos le aconsejan rescatar a Patxi López. La vicepresidenta capta a diputados morados para neutralizar a Belarra y Montero

Foto: Yolanda Día y Pedro Sánchez se necesitan para reeditar la coalición. (EFE/Fernando Alvarado)
Yolanda Día y Pedro Sánchez se necesitan para reeditar la coalición. (EFE/Fernando Alvarado)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El presidente ha cerrado su semana grande como anfitrión de la cumbre de la OTAN. Los fastos no mueven un solo voto, como tienen bien medido los analistas políticos, pero sí han servido para dar a Pedro Sánchez la dimensión internacional que tanto ha anhelado. Hasta los socialistas más desencantados del sanchismo reconocen el éxito, aunque alertan de que "el lunes el precio de la gasolina sigue siendo el principal problema de los ciudadanos". Mañana, además de lo que cuesta llenar el depósito, algunos en Ferraz tendrán otros quebraderos de cabeza.

El presidente pondrá en marcha este lunes una remodelación que lleva preparando tras el varapalo en Andalucía. Está "decepcionado" con cómo se trasmite desde el partido la labor del Gobierno, según reconoce uno de sus asesores a El Confidencial. El balance tras la campaña andaluza no ha podido ser peor. Depositó todo el peso en Adriana Lastra, Óscar López y el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la estrategia, como ocurrió en Castilla y León, ha sido un fracaso. Sánchez ha exigido cambios. La principal queja se centra en los "portavoces son flojos", y por eso se ha colocado en puestos de salida al portavoz en el Congreso, Héctor Gómez, y a su igual en la Ejecutiva socialista, Felipe Sicilia.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Emilio Naranjo)

El previsible relevo de Héctor Gómez se produciría a una semana del Debate sobre el Estado de la Nación, donde hubiera tenido la oportunidad de consagrarse. Hasta ayer mismo, desde el entorno del canario, han asegurado que cuenta con la confianza del presidente y que "en el Congreso no se ha perdido nada". Entre los diputados hay sorpresa y algunos consideran que Gómez "sería una cabeza de turco" para no tocar a los de más arriba, en alusión a Adriana Lastra y su guerra interna con el secretario de Organización, Santos Cerdán. Sánchez tiene la última palabra.

placeholder Héctor Gómez no lleva ni un año como portavoz del PSOE en el Congreso. (EFE)
Héctor Gómez no lleva ni un año como portavoz del PSOE en el Congreso. (EFE)

En el caso de Sicilia hay 'cuórum' en que su perfil no ha sido el adecuado. Sus intervenciones en la resaca del 19-J han sido muy criticadas a nivel interno y los más veteranos han trasladado a Sánchez que el portavoz del partido debe tener más pulso. También han llegado a plantear que se recupere a perfiles como el de Patxi López para la primera línea, o que se dé un papel más destacado en la fontanería a Antonio Hernando. Los que fueran rivales, ahora parecen los únicos salvavidas posibles del presidente. La dimensión de la crisis está por ver, aunque existe unanimidad en que Adriana Lastra sale "muy tocada".

Los veteranos aconsejan recuperar a Patxi López y que se dé más poder a Antonio Hernando

En el Gobierno no se esperan cambios "por ahora", aunque es Sánchez el que marca sus propios tiempos. A los ministros también se les ha pedido un tono más político y un claro ejemplo, destacan desde la bancada socialista, es la evolución de la vicepresidenta primera, Nadia Calviño. "Ha crecido en los cara a cara y ya no se arruga", puntualiza un diputado que pone el foco en que el Gobierno "hace demasiadas cosas" que no llegan a los ciudadanos. "Somos hiperactivos", sentencia mientras recuerda que el éxito de presidentes como Zapatero estuvo en tener leyes como la del matrimonio igualitario que les identifiquen. No se descarta algún ajuste a futuro en el Ejecutivo por la salida de ministros como candidatos a las municipales y autonómicas.

Los barones aprueban que se "reaccione y se hagan cosas" pero lamentan que no se les informe de "absolutamente nada". "En Andalucía no había un proyecto ganador e invocar a Vox solo ha hecho que el voto útil haya ido a Juanma Moreno", enfatiza un dirigente socialista que insiste en que hay que empezar a ser más duro con los ministros de Podemos. "No se puede permitir que quien se sienta en el Consejo de ministros diga públicamente que va a votar en contra de lo que allí se acuerda en el Congreso", afirma en alusión al incremento en el gasto de Defensa.

placeholder Belarra y Montero cada vez cuentan con menos apoyos entre los diputados de Podemos. (EFE)
Belarra y Montero cada vez cuentan con menos apoyos entre los diputados de Podemos. (EFE)

En el ala morada del Ejecutivo también hay una batalla soterrada. La vicepresidenta, Yolanda Díaz, presenta el día 8 su plataforma política y lleva meses trabajando en atraer perfiles de Podemos que le sean útiles. El trasvase de diputados que antes apoyaban a Pablo Iglesias hacia los postulados de Yolanda Díaz es constante. El proyecto de Podemos se percibe agotado desde sus propias filas y cada vez ven una mayor dificultad en confluir con "Sumar".

Foto: Acto electoral "por andalucÍa"

Sánchez y su ministra de Trabajo tienen una relación estrecha y cordial, según manifiestan fuentes socialistas, que destacan que ambos trabajan con el mismo objetivo: revalidar la coalición tras las elecciones generales. El PSOE quiere que Yolanda Díaz sea su muleta y zafarse de la parte de Podemos. La vicepresidenta tercera ha ido acorralando a Ione Belarra e Irene Montero. Cada vez están más solas, incluso dentro de su propio grupo parlamentario. Iglesias quiere su espacio en la nueva marca de la izquierda. Pero Sánchez y Yolanda Díaz tienen otros planes. Para ambos es fundamental rebajar el tono de tensión en la coalición porque han detectado que les perjudica de cara a colocar sus mensajes.

La imagen de la ministra de Igualdad en Estados Unidos se interpreta como que "está de salida" del Gobierno y solamente le queda "disfrutar de los tiempos", señala un diputado vecino de Montero en el hemiciclo. Aún está por ver si Iglesias da un volantazo y saca de la coalición a sus ministras. En este momento parece poco probable, pero la política cambia cada minuto.

Sánchez sigue defendiendo su gestión pese a los malos indicadores económicos y al resultado adverso de los sondeos. Transmite a los suyos que pueden ganar las elecciones porque serán la única alternativa real a la derecha. Su única autocrítica es que no llega a la sociedad todo lo que ha hecho por los españoles. Está a un paso de desarrollar el síndrome de Felipe González antes de perder las elecciones: "Con todo lo que he hecho y no me lo reconocen".

El presidente ha cerrado su semana grande como anfitrión de la cumbre de la OTAN. Los fastos no mueven un solo voto, como tienen bien medido los analistas políticos, pero sí han servido para dar a Pedro Sánchez la dimensión internacional que tanto ha anhelado. Hasta los socialistas más desencantados del sanchismo reconocen el éxito, aunque alertan de que "el lunes el precio de la gasolina sigue siendo el principal problema de los ciudadanos". Mañana, además de lo que cuesta llenar el depósito, algunos en Ferraz tendrán otros quebraderos de cabeza.

Yolanda Díaz Adriana Lastra OTAN Pedro Sánchez
El redactor recomienda