Sánchez prescinde de su núcleo duro: Calvo, Redondo y Ábalos salen del Gobierno
  1. España
SE PRODUCIRÁ ESTE SÁBADO

Sánchez prescinde de su núcleo duro: Calvo, Redondo y Ábalos salen del Gobierno

El presidente acomete una amplia remodelación para abrir una "nueva etapa" centrada en la recuperación. La media de edad del Consejo de Ministros baja a 50 años y la presencia de mujeres sube al 63%

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una sesión parlamentaria. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una sesión parlamentaria. (EFE)

Nueva fase de la legislatura, nuevo Gobierno. Pedro Sánchez ha elegido este sábado caluroso de verano para acometer una profunda remodelación del Gobierno de coalición. El presidente ha prescindido de sus tres personas de máxima confianza hasta ahora, Carmen Calvo, José Luis Ábalos y de su jefe de gabinete, Iván Redondo. Ferraz toma así posiciones en Moncloa, tras meses de choques, y lo hace reconquistando todos los mandos de su sala de máquinas. El nuevo jefe de gabinete de Sánchez será Óscar López, PSOE pata negra y exsecretario de Organización durante la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba.

"Desde hoy comienza el Gobierno de la recuperación para superar por compleo la peor calamidad vivida en décadas", ha concluido el presidente del Gobierno en una intervención desde Moncloa, sin preguntas de los medios de comunicación, tras comunicar la remodelación al rey Felipe VI en Zarzuela. Se ha referido a una "nueva etapa" y ha destacado tanto el recambio generacional, como el factor de la "proximidad", al incorporar a ministros que provienen de la gestión municipal, y feminista. La media de edad del Consejo de Ministros pasará de los 55 a los 50 años y la presencia de mujeres aumentará del 54 al 63%.

La principal tarea del nuevo Gobierno, según el presidente, será consolidar la recuperación económica y social, apuntalando "aún más la economía" con la "oportunidad de los fondos" europeos. Nadia Calviño, que asumirá la vicepresidenta primera, será el pilar fundamental de esta estrategia. Una recuperación que tendrá cuatro pilares: lo verde, lo digital, la agenda feminista y los jóvenes. Superado lo peor de la crisis sanitiaria, ha argumentado Sánchez, "es cuando podemos relanzar con toda la fuerza la agenda de cambios, condicionada desde la formación del Gobierno por la irrupción de la pandemia. Por último, ha vuelto a reclamar "diálogo" a la oposición y "concordia territorial" para facilitar esta hoja de ruta y "sumar a todos a la recuperación".

Calvo, que ha ido perdiendo peso específico desde que se formó la coalición con Unidas Podemos y ha abierto una brecha dentro del movimiento feminista de su partido por sus batallas con Igualdad en las leyes trans y 'solo sí es sí', será sustituida por Nadia Calviño como vicepresidenta primera, para dar mayor relumbrón a la tarea económica y Félix Bolaños será ministro de la Presidencia.

Abandona el Ejecutivo también el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, tras la concesión de los indultos a los presos independentistas catalanes. Le sustituye en el puesto la jueza socialista Pilar Llop, hasta ahora presidenta del Senado. Otra de las bajas confirmadas es la de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, muy quemada por las distintas crisis diplomáticas, la última con Marruecos. José Manuel Albares, regresa un año y medio después a Moncloa para ocupar la cartera diplomática del Ejecutivo.

El todavía secretario de Organización, José Luis Ábalos, será sustituido al frente del ministerio de Transportes por la alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez. Diana Morant, hasta ahora alcaldesa de Gandía, sustituirá a Pedro Duque el frente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, según ha podido confirmar El Confidencial. Fuentes cercanas a Miquel Iceta confirman asimismo a este diario que dejará Política Territorial, cartera que asumirá la diputada y alcaldesa de Puertollano Isabel Rodríguez, para ponerse al frente de Cultura y Deportes, donde sustituirá a José Manuel Rodríguez Uribes. La ministra de Educación, Isabel Celáa, será sustituida por Pilar Alegría, actualmente delegada del Gobierno en Aragón.

Foto: José Luis Ábalos. (EFE)

La decisión de acometer hoy la crisis de Gobierno, adelantada por la 'Cadena Ser', ha sido trasladada ya por Sánchez a la líder del sector de Unidas Podemos en el Ejecutivo, Yolanda Díaz, según ha podido saber este diario de fuentes conocedoras de la conversación. La crisis de gobierno no afectará a las carteras de Podemos, que mantiene a sus cinco ministros y sus competencias intactas. Según estas mismas fuentes, Díaz reclamó que la crisis prevista por el presidente del Ejecutivo para dar un impulso al Gobierno, enfocándose en la recuperación económica y marcando una nueva etapa en lo que queda de legislatura, no afectase a sus ministerios, como finalmente ha aceptado el presidente pese a haber puesto en el punto de mira al ministro de Consumo, Alberto Garzón.

Sánchez pretende con esta remodelación cerrar el capítulo de los indultos a los presos del 'procés' urgiendo la crisis de gobierno, en principio planeada para otoño. Un cierre de ciclo que permitiría también iniciar una nueva etapa del Gobierno de coalición coincidiendo con el arranque del curso político, adaptando la estructura del Ejecutivo a los fondos de recuperación e impulsando el plan de reformas asociadas, bajo la óptica de la decena de políticas palanca sobre las que pivotan.

En la dirección de Podemos temían que se produjese una reducción de carteras y que esta supusiese restarles peso en la coalición. Una amenaza ante la que se plantaron y exigieron que de modificar su parte en el Ejecutivo se tuviese que renegociar todo el acuerdo de Gobierno, tanto cuota como ministerios y competencias. Ante ello Sánchez ha accedido a centrar la crisis de Gobierno solo en la parte socialista.

Entre las principales razones para la remodelación del Gobierno se destaca la necesidad de readaptar su estructura al plan de recuperación económica, que guiará la gestión y ejecución de 72.000 millones de euros de fondos europeos hasta 2023. Pero también motivos de peso político y la operación diálogo con Cataluña.

Desde Moncloa, siempre se ha presentado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia como el inicio de "la segunda gran modernización de la economía española". Las 10 políticas palancas en que se basa y que también podrían ocasionar cambios en segundos escalafones del Ejecutivo son: agenda urbana y rural; infraestructuras y ecosistemas resilientes; transición energética; Administración pública; digitalización; ciencia e innovación; educación; refuerzo del estado de bienestar; industria de la cultura y deporte, y fiscalidad. Se da por hecha la voluntad de subrayar un cambio de ciclo con "la salida de la pandemia y la superación de la crisis económica y la agenda del reencuentro con Cataluña", según Moncloa. La vacunación, añaden estas mismas fuentes, "es la gran prioridad en este momento y será la que permita una rápida recuperación de nuestro país".

Ministros en el punto de mira

La gestión de la crisis diplomática con Marruecos ha debilitado de forma notoria a la ministra de Exteriores, Arancha González Laya. También los choques con otros departamentos, como Interior y Defensa, en los antecedentes de dicha crisis diplomática, esto es, la operación para orquestar la entrada en España por motivos salud del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali. En estos momentos, el Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza investiga la entrada a territorio español de Ghali y ha reclamado la identidad de las personas pertenecientes a los ministerios de Defensa y Exteriores que se encargaron de tramitar su llegada. Dentro de su propio ministerio tiene una fuerte oposición por las vacantes y renovaciones pendientes en varias embajadas debido a su decisión de modificar las tradiciones no escritas sobre los métodos de elección. El presidente del Gobierno, además, quiere impulsar su agenda internacional y reforzar su perfil en el exterior durante esta segunda mitad del mandato, por lo que podría confiar en otra persona para esta labor.

Una vez aprobada la Ley de Educación, no sin una fuerte contestación por parte de la oposición y la amenaza de rebelión de algunas comunidades autónomas gobernadas por el PP, la ministra Isabel Celáa ha sido una de las fijas en las quinielas ante una remodelación del Gobierno. Portavoz del primer Ejecutivo de Pedro Sánchez tras llegar al poder a través de una moción de censura, Celáa forma parte del núcleo de ministros que siguen desde entonces en la mesa del Consejo de Ministros. De entre ellos, es de las que más desgaste ha acumulado junto a Marlaska.

La vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, ha perdido todos los pulsos que ha librado con el Ministerio de Igualdad. Batallas que han ahondado en la división dentro del movimiento feminista y también del propio PSOE, principalmente la relacionada con la ley trans. Irene Montero logró hace unos días sacar adelante el anteproyecto en los términos que siempre defendió, esto es, con la autodeterminación de género como clave de bóveda. Algo sobre lo que Calvo llegó a afirmar que era un "riesgo" para los españoles. Se impuso también la ministra de Igualdad respecto a la ley del 'solo sí es sí', que durante meses se bloqueó desde la vicepresidenta primera y que supuso el primer gran conflicto público del Ejecutivo de coalición. No son pocas las miradas que apuntan a su salida y desde su entorno ya han deslizado el argumentario de que si abandona Moncloa es porque se lo pediría ella personalmente al presidente. La bandera del feminismo está en juego. Este martes se aprobará en el Consejo de Ministros el proyecto de una de sus leyes estrella, la de memoria democrática. "La veo algo tocada", reconoce en privado sobre Calvo un importante ministro de la parte socialista.

Foto: Pedro Sánchez (c) junto a Carmen Calvo, Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera. (EFE)

El malestar en Moncloa con el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, se centra en dos cuestiones clave. La primera tiene que ver con el fracaso de las negociaciones con el PP para la renovación del CGPJ. Una de las cuestiones con las que se habría comprometido Campo y que ya casi en el ecuador de la legislatura no tiene visos de desbloquearse. Por otra parte, el contundente rechazo del tribunal sentenciador del 'procés' respecto a los indultos se ha tomado en el entorno del presidente como un ataque casi personal, dado que, más allá de informar en su contra, se llegó a argumentar que supondrían una suerte de "autoindulto" al servir para mantener el apoyo de ERC en el Congreso. El responsable último al que se señala por estas cuestiones es el ministro de Justicia, que se sitúa así como uno de los susceptibles de abandonar el Ejecutivo. Tanto es así que incluso ha sonado un nombre para sustituirlo. Se trata del actual secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños, quien ya fue uno de los principales autores de los informes sobre los indultos y por cuyas manos pasan todos los proyectos de ley.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha protagonizado una guerra soterrada con la titular de Exteriores por el caso Ghali y en las elecciones del 4-M a la Comunidad de Madrid ya rechazó abandonar el Ejecutivo para ser candidata. Ganó tiempo con ello, pero subió puestos en las quinielas como sustituible. A nivel legislativo, su gran proyecto para este tiempo era el impulso a una nueva ley de secretos oficiales que sustituyese a la norma franquista todavía en vigor de 1968. Este proyecto lleva meses bloqueado a pesar de que se incluyó en el plan anual normativo del 2020 comprometiéndose su aprobación antes de que finalizase el año. Además, el que era su único y principal proyecto en esta legislatura ha dejado de ser exclusivo de su departamento para compartirse, bajo la coordinación de la vicepresidencia primera, con Justicia, Interior y Exteriores. Con todo, es junto a Nadia Calviño la ministra mejor valorada en el CIS, principalmente por la nota que le ponen los votantes de opciones conservadoras.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha tenido mucha menos cintura en el diálogo social que su colega de Trabajo, Yolanda Díaz. Una carencia que se le reprochó por los agentes sociales durante la negociación de la última prórroga de los ERTE y que se estaría volviendo a visualizar en el caso de las pensiones. El diálogo social será imprescindible para aprobar las reformas pendientes y asociadas a los fondos de recuperación. Además de ello, la reforma de las pensiones no pasaría a día de hoy el filtro del Congreso. Un punto débil que ha generado especulaciones sobre su salida del Gobierno, además de no haber cumplido todas las expectativas respecto al ingreso mínimo vital o la crisis migratoria canaria en lo referente a sus competencias.

placeholder Foto de familia del Consejo de Ministros. En color, los ministros susceptibles de ser sustituidos. (Diseño: Irene de Pablo)
Foto de familia del Consejo de Ministros. En color, los ministros susceptibles de ser sustituidos. (Diseño: Irene de Pablo)

A la ministra de Industria, Reyes Maroto, la situó Sánchez como vicepresidenta económica en la Comunidad de Madrid si el PSOE ganaba las elecciones del 4-M, visibilizando así que se trataba de una de las ministras prescindibles, máxime ante la desaprobación de una parte importante del sector turístico por su gestión. Esta cartera será una de las que asumirán altas responsabilidades en la gestión de los fondos europeos, sobre la que el Ejecutivo fía en gran parte la recuperación económica, por lo que sus competencias se podrían distribuir en otras carteras económicas y asumir este departamento un perfil que compaginase rigor técnico con capacidad política.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, es uno de los miembros del Gobierno que más polémicas acumula esta legislatura. Desde la destitución "por pérdida de confianza" del coronel Diego Pérez de los Cobos que posteriormente anuló por ilegal un juez hasta la gestión de la crisis migratoria en Canarias. Su papel en el acercamiento de presos etarras a Euskadi estaría ya finalizado. Su desgaste al frente de esta cartera es notorio.

Crisis de Gobierno Yolanda Díaz
El redactor recomienda