ESTE MIÉRCOLES VENCE EL PLAZO A LAS 14:00

Madrid y Barcelona, las dos grandes dudas para dar el salto el lunes a la fase 1

La mayoría de las CCAA va a demandar a Sanidad que autorice el progreso a la siguiente etapa por considerar que cumplen los requisitos. Pero los dos focos de la pandemia tienen más difícil avanzar

Foto: Una mujer trabaja en su tienda de ropa de Alcalá de Henares, en Madrid, con una máquina de desinfección mediante ozono, este 4 de mayo. (EFE)
Una mujer trabaja en su tienda de ropa de Alcalá de Henares, en Madrid, con una máquina de desinfección mediante ozono, este 4 de mayo. (EFE)

Miércoles 6 de mayo de 2020. A las 14:00. A esa hora, el Ministerio de Sanidad debe contar con los planes de las comunidades autónomas. Con sus propuestas para pasar (o no) a la siguiente fase de desescalada, la 1, a partir del próximo lunes. La mayoría ya quiere subir de escalón. Pero no está claro que todas consigan su objetivo. Casi toda España podría situarse el 11 de mayo en esa etapa inicial de la transición, pero Madrid y Barcelona, principales focos de la pandemia, siguen siendo duda, y podrían no progresar de nivel.

El estado de alarma estrena la "cogobernanza" prometida por Pedro Sánchez. Las "distintas velocidades" para alcanzar el objetivo de la "nueva normalidad" a finales de junio. De forma progresiva, lenta, intentando evitar rebrotes. Las CCAA proponen a Sanidad que partes de su territorio están listas para pasar de pantalla, a continuación el equipo liderado por Salvador Illa estudia con cada Gobierno, de manera bilateral, la documentación y los estudios técnicos requeridos sobre la evolución epidemiológica del coronavirus y la capacidad asistencial. Ejecutivo y comunidad intentarán llegar a un consenso pero, si no llega, decidirá Illa, a quien el Consejo de Ministros ha confiado la dirección del complejo proceso de desescalada. La novedad, que introdujo el presidente en su intervención en el pleno del Congreso de este 6 de mayo, y tras el pacto con el PNV, es que las comunidades "tendrán capacidad interpretativa para desarrollar las órdenes que se dicten", por lo que tienen un margen para 'customizar' cada una de las fases.

Las CCAA deben enviar sus propuestas con siete días de antelación, pero esta es una semana 'rara': arrancó la fase 0 el lunes y este miércoles Sanidad debe contar con los informes de los territorios para decidir cuáles saltan a la etapa 1 el próximo lunes. De ahí que venza el plazo para los gobiernos autonómicos este miércoles, aunque Illa prometió este martes ser "flexible", consciente del "trabajo intenso" que deben sacar adelante las CCAA en muy poco tiempo. El ministerio se encontrará con la demanda de pasar a la fase 1 de la mayoría de autonomías —este martes ya comenzó la ronda con Baleares, Murcia y Extremadura—, y también con la solicitud de varias de ellas de que se tenga en cuenta como unidad territorial básica el área sanitaria, y no la provincia, la fórmula que ha defendido el Gobierno.

Sanidad evaluará conjuntamente con los territorios las propuestas y se intentará llegar a una solución consensuada, pero quien decide es Illa


La fase 1 supone cambios sustanciales para los ciudadanos: se permiten las reuniones de hasta diez personas en la calle o al aire libre, la apertura de terrazas al 50%, la actividad del comercio minorista (de hasta 400 metros cuadrados) sin necesidad de cita previa y con un aforo máximo del 30%, la ocupación máxima de los vehículos si los pasajeros son convivientes, o la apertura de mercadillos al 25% y de lugares de culto al 30%. En esa etapa inicial ya están situadas cuatro islas: Formentera en Baleares y El Hierro, La Gomera y La Graciosa en Canarias. Pero para poder progresar de nivel, es requisito previo que las CCAA acrediten que pueden garantizar en cinco días la disponibilidad de 1,5 a 2 camas de UCI y de 37 a 40 camas de pacientes agudos por cada 10.000 habitantes.

¿Pero qué pasa con cada comunidad autónoma?

Madrid, ¿pulso con Illa?

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso debe decidir si solicita avanzar hacia la fase 1 el próximo lunes. Aunque Fernando Simón ya ha advertido de que tanto Madrid como Cataluña son las dos zonas con mayor dificultad para cumplir los requisitos, desde fuentes del Gobierno madrileño aseguraban este martes que se pedirá al ministerio salir de la fase 0 con el resto de comunidades porque se sienten "preparados".

Sin que haya confirmación oficial en estos momentos, en una entrevista en RNE a pocas horas de que expire el plazo para comunicar su decisión, Ayuso ha dejado en el aire el paso de Madrid al siguiente nivel de desescalada y afirmó que "no quiere tener prisa" para hacer nada.

Epicentro de la pandemia, aunque en los últimos días han bajado de manera espectacular los contagios —143 en las últimas 24 horas—, las autoridades madrileñas quieren comenzar cuanto antes con la desescalada. Y a nadie se le escapa que Ayuso (PP) prefiere que sea el Ministerio de Sanidad sobre el que recaiga la decisión. Si al final Illa, que es quien detenta el mando único, decide que Madrid no puede pasar a la fase 1 el lunes, Ayuso mantendrá su discurso de estar en el centro de los ataques del Gobierno central. Ella misma ha defendido que la alarma debe acabar. "Es como si prohibiéramos los coches para evitar accidentes", dijo este martes. "El confinamiento no mata el virus, simplemente garantiza que el sistema sanitario no colapse y ese 'matchball' lo hemos salvado", coincidió el vicepresidente regional, Ignacio Aguado (Ciudadanos).

Cataluña sí, menos BCN

La Generalitat está preparando su propuesta de desescalada y estudia si dejar fuera de la fase 1 toda el área metropolitana, incluyendo la ciudad de Barcelona. La 'consellera' de Salut, Alba Vergés, ha explicado que en todo caso la propuesta se presentará no referenciada a las provincias sino a la regiones sanitarias, que en Cataluña son nueve. y que tendrá en cuenta la evolución de la ratio de contagios en los últimos siete días y también en las dos últimas semanas.

Si el Gobierno decide que Madrid no puede pasar a la fase 1 el lunes, Ayuso mantendrá su discurso de estar en el centro de los ataques de Sánchez

La región sanitaria de Barcelona, sin embargo, se divide en tres zonas: ámbito Metropolitano Norte, que comprende el ámbito territorial del Barcelonès Nord, Maresme, Vallès Occidental y Vallès Oriental; ámbito Metropolitano Sur, que comprende el ámbito territorial del Alt Penedès, Baix Llobregat, Garraf y el Barcelonès Sur, y Barcelona ciudad. Así que no entrarían en la fase 1 ni Barcelona, ni L’Hospitalet de Llobregat ni Badalona, pero tampoco grandes ciudades más pobladas como Sabadell o Terrassa. Eso quiere decir que más de 2,5 millones de catalanes se quedarían al margen de la fase 1. También hay problemas en otra zona más focalizada, la de Banyoles, en la región sanitaria de Girona. Por eso, también, la Generalitat se plantea llevar el plan al Ministerio de Sanidad con alguna región segregada.

Andalucía, al 90%

Andalucía ya tiene su propuesta elaborada para elevarla al Ministerio de Sanidad, pero se resiste a desvelar qué territorios propone que entren en fase 1 el próximo día 11. Alega que la decisión es el del Gobierno de la nación y no quiere “levantar falsas expectativas” ni generar ruido que confundan a los andaluces. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, sí que defendió públicamente que Andalucía elevará “una propuesta conjunta por provincias y distritos sanitarios en la que el 90% del territorio estaría listo para saltar de fase”. La inmensa mayoría del territorio andaluz, salvo ese 10%, cumple “perfectamente”, señaló el consejero con los parámetros del ministerio. “Cumplimos los requisitos de manera sobrada”, subrayó Aguirre.

Hasta ahora, la Junta ha hablado de dos provincias en mejores condiciones que el resto y prácticamente libre de covid, como son Almería y Huelva. Sin embargo, a estas dos provincias habría que sumar mucho más territorio para alcanzar esa “casi totalidad” de Andalucía que la Junta defiende puede saltar de nivel. Aguirre defendió recientemente en el Senado que 24 de los 33 distritos sanitarios cumplían requisitos para salir de la fase 0.

Madrid y Barcelona, las dos grandes dudas para dar el salto el lunes a la fase 1

Andalucía también ha pedido al ministerio que flexibilice para la comunidad los horarios de la salida de los niños por las altas temperaturas de estas fechas y también anunció que pide la apertura de playas a partir del 25 de mayo.

El número total de afectados en Andalucía asciende a 14.394. Actualmente, 569 pacientes con covid permanecen ingresados en los hospitales andaluces, de los que 136 se encuentran en UCI. Según los últimos datos, el orden de las provincias de menos a más afectados sería: Huelva, Almería, Córdoba, Cádiz, Jaén, Sevilla, Málaga y Granada.

Valencia, convencida del aprobado

La Generalitat que preside el socialista Ximo Puig también tiene previsto elevar al Ministerio de Sanidad una propuesta para que toda la Comunidad Valenciana pase a la fase 1 de la desescalada. Según la 'consellera' de Salud, Ana Barceló, la autonomía cumple con los criterios de capacidad de camas UCI libres ante un posible rebrote y de realización de test PCR en atención primaria.

Las dos provincias andaluzas mejor situadas son Almería y Huelva. En Valencia, la Generalitat cree que las tres provincias pasan el corte

Barceló no quiso dar detalles si buscará reservar alguna de las áreas de salud más afectadas. El documento, avanzó, contempla detallar la capacidad asistencial del territorio, tanto hospitalaria como de atención primaria, y la capacidad de vigilancia epidemiológica, sistemas de identificación y contención de las fuentes de contagio, “que nos va a permitir obtener información para la toma de decisiones”.

"Paso adelante" en Euskadi

Euskadi también se pone a sí misma un aprobado. "Cumplimos los criterios exigidos sin ninguna duda”, aseguraban este martes fuentes del Gobierno de Vitoria en sintonía con las manifestaciones públicas de este martes del portavoz, Josu Erkoreka, que afirmó que la comunidad se encuentra "en los parámetros necesarios para un cambio de fase”.

El “paso adelante” que reclama el Ejecutivo vasco está avalado por el cumplimiento de requisitos como el contar con entre 1,5 y 2 camas de UCI y de 37 a 40 de enfermos agudos por cada 10.000 habitantes para afrontar con garantías un posible rebrote de la pandemia. A este respecto, el Gobierno de Vitoria resalta que la ocupación de camas UCI lleva ya numerosos días por debajo de la mitad y que el plan de contingencia prevé incluso doblar el número de camas para afrontar el peor de los escenarios.

Esta cuestión y la propia evolución de la pandemia en Euskadi son dos argumentos de “suficiente peso” que se recogerán en el documento que el Gobierno de Vitoria remitirá antes de las 14:00 horas de este miércoles al Ministerio de Sanidad para reclamar no solo el avance hacia una nueva fase dentro del plan de vuelta a la nueva normalidad, sino también para defender que la flexibilización de las medidas del estado de alarma y la plasmación de la transición deben atender a la realidad “diferenciada” de cada zona.

Madrid y Barcelona, las dos grandes dudas para dar el salto el lunes a la fase 1

Galicia, a vueltas con las camas

El Gobierno de Alberto Núñez Feijóo apuraba anoche el documento para enviar a Sanidad. La polémica estos días en la región es si se cumplían o no las condiciones y las ratios de camas UCI y de agudos. Hasta ayer mismo, varias informaciones aseguraban que no.

El Servicio Gallego de Salud (Sergas) aseguró ayer mismo que se podrían llegar a disponer de 10.313 camas de hospitalización convencional para atención a enfermos de covid-19 (38,2 por 10.000 habitantes), y 689 camas de cuidados críticos (2,55 camas por 10.000 habitantes). Para ello, habría que contar con la red de centros privados y otras 1.258 camas de hospitales de campaña que se podrían activar en cinco días. Algo a lo que el Ministerio de Sanidad debe dar el visto bueno para pasar a Galicia a la fase 1 a partir del lunes.

Aragón, lista a falta de Zaragoza

La decisión del Gobierno de Javier Lambán no se comunicará hasta este 6 de mayo, pero el Ejecutivo sí ha lanzado señales de cuáles son sus planes. Como indicaban fuentes del entorno del barón socialista, Aragón quiere que la mayor parte de la comunidad pase a la fase 1 por la "incidencia ínfima" del coronavirus en las zonas menos pobladas. Así, Huesca y Teruel podrían saltar de nivel en su integridad. Más dudas presenta Zaragoza y su área metropolitana, mayor foco de la pandemia y donde se concentra la mayor parte de la población de la comunidad.

Galicia y Aragón, como otras CCAA, prefieren que la unidad sea la zona de salud, no la provincia. Javier Lambán pide diferenciar el rural de la capital

Lambán ya se mostró en desacuerdo con Sanidad respecto a la idea de desescalar por provincias, precisamente por la desigualdad interna. El presidente prefiere que se haga por zonas básicas de salud o, si no, que progrese de fase el medio rural. Aragón estaría de acuerdo con la solución que el Gobierno de Sánchez buscó para los paseos de adultos: se eliminaron las franjas horarias en las localidades de menos de 5.000 habitantes, dada la imposibilidad de que se formen aglomeraciones. Sanidad está abierta a estudiar alternativas a las provincias, siempre que se garantice su estanqueidad. Es decir, un rápido y sencillo aislamiento en caso de rebrote.

Castilla y León rechaza las provincias

Castilla y León quiere negociar con el Gobierno que la unidad de medida no sea la provincia, sino las zonas de salud básica. El Gobierno de coalición (PP y Cs) presidido por Alfonso Fernández Mañueco estaba ultimando su documento el martes, que se ampara en el artículo 5.2 de la orden ministerial publicada el pasado domingo, que dice que de manera motivada “se podrán establecer ámbitos de aplicación diferenciados en unidades de nivel territorial distinto” a las provincias.

Una terraza de Formentera, ya con clientes, este pasado 4 de mayo, cuando arrancó en la isla balear la fase 1 de desescalada. (Reuters)
Una terraza de Formentera, ya con clientes, este pasado 4 de mayo, cuando arrancó en la isla balear la fase 1 de desescalada. (Reuters)

En las actuales circunstancias, ninguna provincia entera de Castilla y León cumple con los requisitos. El Ejecutivo regional defenderá que en estos momentos hay 26 zonas de salud básicas en toda la comunidad autónoma que cumplen con el criterio de no tener casos nuevos en los pasados siete días. Representan a un total de 53.509 habitantes. Y de esas 26 zonas, la mitad, 13, llevan ya dos semanas sin ningún caso nuevo (ni sospechas recogidas en atención primaria ni positivos en las pruebas PCR y serología que se han hecho). El Gobierno de populares y naranjas entiende que estas zonas tienen derecho a iniciar la fase 1. Si Sanidad no permitiera esta división, ninguna provincia estará capacitada para saltar a la siguiente fase hasta dentro de semanas. No obstante, las mejor posicionadas son Zamora y Palencia.

Castilla-La Mancha, cinco de cinco

En Castilla-La Mancha, otra de las comunidades más afectadas, la evolución descendente de la pandemia en las últimas semanas llevará, previsiblemente, a que el Gobierno del socialista Emiliano García-Page pida el cambio de fase. El Ejecutivo regional considera que cumple con los marcadores exigidos y que está por debajo de la media nacional en el número de nuevos contagios. En el último informe de Sanidad, el ritmo de crecimiento de los nuevos casos era, en efecto, del 0,19%, por el 0,40% de toda España. Sin embargo, la incidencia acumulada (los casos acumulados por 100.000 habitantes notificados en los últimos 14 días) era del 56,28, por encima del 47,24 del conjunto del país.

Tres comunidades ya han tenido la primera reunión de análisis con Sanidad, las tres este martes: Extremadura, Murcia y Baleares

Fuentes próximas a Page señalaban que la previsión es, por tanto, demandar el paso de pantalla para las cinco provincias: Toledo, Guadalajara, Albacete, Cuenca y Ciudad Real. La ventaja de la región es que no tiene grandes urbes: la población se halla bastante dispersa. El barón socialista sí ha venido recordando en las conferencias de presidentes que a él le afecta sobre todo la Comunidad de Madrid, ya que entre las dos autonomías se mueven, en condiciones normales, 200.000 personas al día. Page no pone pegas a que se tome la provincia como medida base.

Extremadura

La Junta dirigida por el socialista Guillermo Fernández Vara considera que las dos provincias, Cáceres y Badajoz, y también todas las áreas de salud de la región cumplen con los requisitos. Ya lo anticipó el pasado domingo. Este martes, de hecho, el ministro Illa presidió un encuentro bilateral con el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad de Extremadura, José María Vergeles. El Gobierno regional solicitó que las dos provincias progresen a fase 1 a partir del 11 de mayo. Como informó la Moncloa, se trata de una primera valoración técnica de los datos, que seguirán en estudio.

Sin embargo, fuentes próximas a Vara advierten de que aún no hay posición oficial, ya que este miércoles se reúne a mediodía el Ejecutivo autonómico con los cuatro grupos para acordar una posición conjunta y elevarla de manera definitiva a Sanidad. "Se mandará a Madrid la posición que decidamos todos", apuntan.

Madrid y Barcelona, las dos grandes dudas para dar el salto el lunes a la fase 1

Murcia, menor tasa de incidencia

Murcia es otra de las comunidades que ha solicitado formalmente pasar a la fase 1. Lo anunció este martes por la tarde el propio presidente de la Región, el popular Fernando López Miras, en rueda de prensa. "Tras recibir los informes preceptivos del Servicio de Epidemiología y de Salud Pública y como establece la orden de cogobernanza, vamos a comunicar al Ministerio de Sanidad que la Región de Murcia se encuentra preparada para activar en ella la fase 1 de la desescalada", afirmó. "Nuestros expertos nos dicen que no hay motivos para continuar durante más tiempo en esta fase 0 en la que nos encontramos. Y lo más importante: nos dicen que tenemos capacidad suficiente para dar un paso más y mantener la situación bajo control". Este mismo martes, el consejero de Sanidad, Manuel Villegas, mantuvo un primer encuentro con Illa para analizar la documentación remitida, que ahora deberá ser estudiada en profundidad.

Murcia es la comunidad con menor tasa de incidencia. En los últimos 14 días, solo se han registrado 3,41 positivos por cada 100.000 habitantes, frente a la media nacional de 47,24. La siguiente autonomía mejor parada es Canarias, con 6,78. En la práctica, eso se ha traducido en que, en la última semana, ha habido varias jornadas sin positivos ni fallecidos, a pesar de que su población asciende a 1,5 millones de habitantes, la séptima provincia más poblada de España.

Asturias quiere acelerar en algunas comarcas

El Principado de Asturias es otro de los puntos de España en los que la evolución del covid-19 ha sido positiva. La presión hospitalaria es baja y es de las comunidades que más ha progresado en la realización de pruebas diagnósticas. La tasa de incidencia de la enfermedad es de 11,,34 casos por 100.000 habitantes.

Asturias, Cantabria, Navarra y La Rioja se ven también listas para pasar a la fase 1. Salvo en la última, a incidencia también ya es más baja

Así, el Gobierno del socialista Adrián Barbón reclamará a Sanidad que toda la comunidad pase a la fase 1, menos un par de comarcas de bajo riesgo que querría que migrasen a la segunda etapa cuanto antes.

Cantabria también quiere avanzar

La vecina Cantabria ya ha tomado la decisión. Salió de la comisión de desescalada, en la que se sientan los dos socios del Ejecutivo, el Partido Regionalista de Cantabria y el PSOE. El Ejecutivo bicolor presidido por Miguel Ángel Revilla pedirá saltar a la fase en toda la comunidad, porque entiende que cumple "sin ningún problema" los requisitos para avanzar, entre ellos, la exigencia de camas de UCI y de agudos. La tasa de incidencia está también por debajo de la media nacional, en el 35,97.

Todo Baleares, al nivel de Formentera

Junto con Murcia y Extremadura, Baleares es de las primeras comunidades que ha formalizado su petición de progresión de grado. Este martes, la consejera de Sanidad de las islas, Patricia Gómez, formalizó su solicitud de que Mallorca, Menorca e Ibiza pasen a la fase 1. De esta manera, todo el archipiélago se situaría en el mismo peldaño, ya que Formentera adquirió ese estatus el lunes. De hecho, el Ejecutivo de la socialista Francina Armengol ya demandó a Sanidad que junto con Formentera arrancara en la fase 1 Menorca, pero el ministerio optó por la prudencia y la dejó en reserva.

Una mujer abre su tienda de ropa en Formentera, este lunes. (EFE)
Una mujer abre su tienda de ropa en Formentera, este lunes. (EFE)

El Govern de coalición con Unidas Podemos y MÉS estima que es pronto para la isla más aventajada pase a la segunda etapa, precisamente para respetar la ventana de incubación del virus, de 14 días. La incidencia acumulada de la enfermedad en Baleares es también muy baja: 12,44 positivos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Canarias quiere pasar entera a la fase 1

Canarias, dirigida por otro socialista, Ángel Víctor Torres, prevé dar un paso semejante al de Baleares. Es decir, que todas las islas se homologuen a las que ya están en fase 1, que son El Hierro, La Gomera y La Graciosa. El Ejecutivo cuatripartito quiere sumar a estas tres Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote y La Palma. Canarias es la comunidad, tras Murcia, con menor incidencia acumulada del virus: solo 6,78 casos por 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

Navarra, también a la vez

Para este primer salto, el Gobierno de María Chivite (PSOE) pedirá que toda la Comunidad foral avance a la vez hasta la fase 1. El director general de Salud, Carlos Artundo, ultimaba este martes el informe con los indicadores desde el punto de vista sanitario y epidemiológico a remitir este miércoles al Ministerio de Sanidad de cara a avanzar a la siguiente etapa.

En Canarias y Baleares, sus gobiernos autonómicos, dirigidos por los socialistas Torres y Armengol, quieren que todas sus islas pasen ya al nivel 1

La petición se va a fundamentar en el cumplimiento de los requisitos en materia de capacidad asistencial. A este respecto, fuentes del Ejecutivo destacaron que en el momento del pico de la pandemia no se llegó a alcanzar el 70% de la capacidad en camas UCI y de hospitalización dentro de la “robustez” del sistema integral de salud de la Comunidad foral, que además contaba en caso de necesidad con un plan para incrementar un 40% las camas disponibles. En la actualidad, el brote en Navarra se encuentra “controlado”.

Para los siguientes 'exámenes', el Ejecutivo autonómico sí se plantea diferenciar por alguna zona básica de salud, sobre todo en el área de Pirineos, que es "muy extensa y con pocos casos". "Pero no es algo decidido porque tiene muchos inconvenientes, sobre todo la limitación de movilidad entre zonas que están en distintas fases y poder controlarlo. No tenemos claro que al final lo vayamos a pedir", indican fuentes próximas a la presidenta de Navarra.

La Rioja, también al mismo tiempo

La Rioja fue, con Madrid y Euskadi, de las primeras comunidades en las que estalló con virulencia la pandemia en España. Ahora, el Gobierno de la socialista Concha Andreu dice estar preparado para pasar a la siguiente fase. "Tenemos todos los indicadores requeridos para la siguiente etapa listos", sentencian desde el entorno de la presidenta. La Rioja pedirá pasar toda ella de nivel. Allí no hay muchas opciones: solo hay un área sanitaria. Su 'hándicap' es la incidencia acumulada, del 89,33, casi el doble de la media nacional (47,24).

*Con información de Alberto Pérez Giménez, Paloma Esteban, Isabel Morillo (Sevilla), Marcos Lamelas (Barcelona), Víctor Romero (Valencia) y José Mari Alonso (Vitoria).

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios