Sánchez avisa a la oposición: "No hay plan b. El estado de alarma es una necesidad"
  1. España
EXTENSIÓN POR 15 DÍAS, HASTA EL 24 DE MAYO

Sánchez avisa a la oposición: "No hay plan b. El estado de alarma es una necesidad"

El presidente subraya que no hay ninguna alternativa porque se necesita controlar la libertad de circulación para evitar nuevos contagios. Y recuerda que es una medida similar a la de otros países

Foto: Sánchez avisa a la oposición: "No hay plan b. El estado de alarma es una necesidad"
Sánchez avisa a la oposición: "No hay plan b. El estado de alarma es una necesidad"

"No hay plan b. El único plan es el estado de alarma". Aviso rotundo de Pedro Sánchez a la oposición. El presidente se encuentra con las advertencias de los grupos parlamentarios, incluso de aquellos que fueron aliados en la investidura, cada vez más remisos a prorrogar el periodo de excepción en España. El PP, de hecho, que hasta ahora ha apoyado todas las extensiones, protesta porque no se siente informado por el Ejecutivo. El Gobierno, pues, se dispone a ampliar la alarma hasta julio, como informaba este periódico, para cubrir todo el proceso de desescalada, que se extenderá de seis a ocho semanas. Pero los votos no están amarrados.

Foto: El Gobierno planea renovar la alarma hasta julio sin tener atados los votos en el Congreso

El presidente, sin embargo, lanzó este sábado ese mensaje diáfano a quienes le cuestionan. El estado de alarma "es una necesidad" para que no haya rebrotes del covid-19 y se ha probado, además, como "un instrumento eficaz", "el único instrumento", para detener la expansión de la pandemia. No hay otra solución, insistió durante su comparecencia en la Moncloa, en la que además anunció el uso obligatorio de mascarillas en el transporte público a partir del próximo lunes, 4 de mayo, y la habilitación de un fondo de 16.000 millones de euros no reembolsable para aliviar la situación financiera de las comunidades autónomas. Durante su larga rueda de prensa, el presidente utilizó un tono que buscaba ser más empático y comprensivo con el papel de los territorios y de la oposición, consciente de las enormes críticas que está recibiendo su gestión.

[Consulte aquí en PDF la comparecencia íntegra del presidente del Gobierno]

"El plan b es el plan a", enfatizó durante el turno de preguntas de los periodistas, para hacer una llamada a la "responsabilidad" de los grupos que han de apoyar la extensión del estado de alarma en el Congreso. De hecho, el Consejo de Ministros pedirá esa nueva ampliación de plazo el martes por otros 15 días, hasta las 00:00 del 24 de mayo, y se discutirá el miércoles en el pleno. Sánchez explicó que la "decisión política" de su Gobierno, que puede ser "discutible", es acudir a la Cámara cada dos semanas para solicitar esa prórroga y "rendir cuentas". Podía pedir una ampliación por más tiempo, dijo.

"La alarma es un instrumento eficaz, es el único instrumento que tenemos para combatir el covid. Es una necesidad, no un capricho del Gobierno"


La ley 4/1981, que regula el estado de alarma, de excepción y sitio, le da la razón en ese punto. En su artículo 6, señala que el decreto por el que se declara la alarma ha de determinar "el ámbito territorial, la duración y los efectos" de este estado, "que no podrá exceder de 15 días". Y añade: "Solo se podrá prorrogar con autorización expresa del Congreso de los Diputados, que en este caso podrá establecer el alcance y las condiciones vigentes durante la prórroga". El único precedente inmediato ocurrió en 2010, cuando José Luis Rodríguez Zapatero metió en cintura a los controladores aéreos. Su petición de ampliación fue de casi un mes, y la Cámara Baja se lo autorizó.

Foto: Sánchez hace obligatorio desde el lunes el uso de mascarillas en el transporte público

Vertiente "económica y social"

Sánchez defendió que el estado de alarma "no es una excentricidad, ni un anacronismo, sino un instrumento eficaz en la lucha y el combate contra el covid-19". "Es una necesidad, no un capricho", apuntaló, haciendo hincapié en que otros países de nuestro entorno, como Francia, Portugal o Italia mantienen activos estados de alerta similares al español. No solo eso, abundó, también ampara a colectivos vulnerables que sufren el parón económico, ya que medidas como la facilidad para los ERTE se mantendrán operativas todo el tiempo que se prolongue la alarma, al igual que ocurre con las moratorias.

Sánchez irrita a la oposición al decir que llama a los grupos "los lunes". Luego matiza y precisa que es antes de cada votación de la prórroga de alarma

"Es importante ser conscientes del impacto que podría tener no solo en la salud pública sino también económico y social" que no se aprobara la nueva extensión, alegó. Por ejemplo, en el próximo Consejo de Ministros se dará luz verde a otros 20.000 millones de liquidez para pymes y autónomos, que quedarían congelados si la Cámara no permite la ampliación.

Sánchez pedirá una nueva prórroga del estado de alarma: "No hay plan b"

El Gobierno quiere hacer ver a la oposición y a las CCAA que no hay otra salida. Y más ahora. Si el estado de alarma estaba justificado cuando se decretó, el 14 de marzo, para confinar a toda la población, "cómo no va a seguir estándolo ahora", con todas las "incertidumbres" que acechan en la desescalada, un proceso mucho más complejo y delicado, y que requerirá de "mucha prudencia, mucho diálogo bilateral con las comunidades y mucha responsabilidad por parte de todos".

Foto: Arranca la transición: terrazas al 50%, obras, citas de 10 personas, tiendas, ir en coche...

Sánchez, sin embargo, se metió en un jardín embarazoso durante su comparecencia ante los medios al defender que sí dialoga con el resto de formaciones. En un primer momento, señaló que habla "los lunes" con la oposición, por lo que se prestaba a entender que descuelga el teléfono cada semana. Pero PP y Ciudadanos se encargaron enseguida de decirle que no era así, puesto que sus líderes, Pablo Casado e Inés Arrimadas, llevan más de una semana sin conversar con él.

Habrá "rebrotes"

Preguntado por las rápidas reacciones de populares y naranjas, Sánchez matizó: la "sistemática" que ha seguido hasta ahora es que, "todas las veces que ha habido que pedir la prórroga del estado de alarma", él ha hablado con los líderes políticos "a principios de semana". "Por tanto, una vez escuchado el comité científico [con el que se reúne todos los sábados, también este 2 de mayo], una vez vista la evolución de la pandemia y las perspectivas de las siguientes semanas". "Lo volveré a hacer, con todos y cada uno de los grupos parlamentarios, como vengo haciendo durante todas estas largas semanas del estado de alarma", prometió.

Sánchez ofrece a las CCAA un fondo de 16.000 M € no reembolsable y una "cogobernanza de la desescalada", pero con liderazgo de su Ejecutivo

En definitiva, insistió, no hay alternativa a la prórroga porque, de lo contrario, decaerían todas las medidas de control deambulatorio, económicas, sociales y jurídicas adoptadas para cortar la pandemia y hacer frente a sus consecuencias sobre los ciudadanos. Es más, Sánchez dio por hecho que habrá "rebrotes", que no serán ni culpa ni de las autoridades ni de la sociedad civil, dijo, aunque confía en que sean "los menores posibles" para no volver a presionar un sistema sanitario muy tensionado. Recomendó, por tanto, no "bajar la guardia". "Si no existiera el estado de alarma, al día siguiente, ¿qué ocurriría? Pues que los deportistas podrían salir no a las 6 de la mañana o a las 7 de la mañana, sino a la hora que quieran y por tanto podrían estar en contacto con personas de riesgo, por ejemplo mayores, por ejemplo personas vulnerables por algún tipo de patología", señaló, para ilustrar que España no puede permitirse el lujo de salir del estado de alarma ya.

Sánchez anuncia un fondo de 16.000 millones para la recuperación de las autonomías

A diferencia de otras intervenciones, Sánchez se afanó en presentarse como un líder abierto a las sugerencias de la oposición y de las CCAA. A ellas les anunció, además, ese fondo de 16.000 millones de euros. No reembolsable, tal y como él pide a la UE, aunque hay países refractarios a esa idea y prefieren créditos que después se devuelvan. Algunas regiones le habían solicitado un fondo de esas características.

El presidente apuntó que se puede "mejorar en la cogobernanza de la desescalada", sostuvo, para advertir de que aún quedan "cuatro años por delante de legislatura para reconstruir social y económicamente nuestro país". Daba a entender, de paso, que no pretende dejar su cargo ni convocar elecciones pronto.

Foto: Sánchez anuncia un fondo no reembolsable de 16.000 millones a las CC. AA.

¿En qué se traduce esa "cogobernanza de la transición"? Sánchez puso de ejemplo que el panel integral de datos que evaluará qué territorios saltan de fase y los marcadores que se manejarán fueron "acordados" con las comunidades. Y habrá, recordó, una "negociación bilateral para evaluar qué territorios" dentro de una misma autonomía pueden pasar de nivel. "No somos ajenos a la complejidad de un Estado compuesto como el nuestro donde hay muchísimas políticas que están en manos de las CCAA, pero es importante el liderazgo, en este caso del Gobierno de España, porque tenemos que dar una mirada mucho más agregada de una realidad, de una enfermedad que no atiende a fronteras administrativas ni nada por el estilo", defendió. Es decir, cogobernanza, sí, pero el liderazgo seguirá recayendo en el Ejecutivo central.

Foto: Demuestran que el coronavirus permanece horas en el aire: el peligro de sitios cerrados

Sin "reproches"

Sánchez, como en otras ocasiones, enfatizó que arranca la desescalada con muchas "incertidumbres" pero también con "certezas sólidas sobre la capacidad de España de vencerle al virus". Por ejemplo, que el confinamiento funciona para "cortar en seco" la propagación del virus, que son básicas la higiene y la protección, que el encierro "no puede durar siempre". Ahora toca, defendió, "seguir tomando decisiones", sin estar "completamente seguros" de que se acierte. "Y es posible que en ocasiones nos equivoquemos —asumió—, pero hemos tomado y tomaremos decisiones que nunca nadie había tenido que tomar en la historia de nuestro país bajo una única guía de actuación: máxima coordinación, máxima prudencia y máxima cautela y con todo con el objetivo de defender la salud pública del conjunto de la sociedad española y de salvar vidas. Centrándonos en ganarle al virus sin perder el tiempo en reproches a nadie".

Sánchez busca mostrarse como un dirigente dialogante, que ha atendido las reivindicaciones de grupos y de colectivos y evita "polemizar"

Durante su comparecencia, y pese a que se le citaron las críticas de la oposición, eludió responder a esos comentarios. Ni siquiera quiso recrearse en las imágenes del cierre multitudinario, ayer viernes, del hospital de Ifema en Madrid, que se convirtió en una especie de celebración presidida por la jefa del Ejecutivo regional, la popular Isabel Díaz Ayuso, y en la que no se guardó la distancia de seguridad. "Lo he dicho desde el principio de esta crisis, el Gobierno no va a polemizar con ninguna administración. Lógicamente, me reservo el comentario de las imágenes que vimos ayer", sentenció. "Cuestión distinta" es que desde el punto de vista "administrativo" la Delegación de Gobierno en Madrid actúe "en consecuencia", abriendo una investigación por si se pudo violar el decreto de alarma. En lo "político", por tanto, ningún "reproche", ni a la presidenta madrileña ni a Casado y al resto de la oposición.

"Hemos tratado de seguir tres reglas. En primer lugar, no polemizar con nadie. En segundo lugar, buscar la unidad, y en tercer lugar escuchar a todos los colectivos, a todas las instituciones, a los agentes sociales. Los contagios no se evitan con polémicas. El virus no se doblega con división. Ningún enfermo se cura con insultos. Esa es mi manera de entender la política", reiteró, en un intento más de sacudirse las críticas. De ahí que recordara que aceptó el formato de acuerdos de reconstrucción que le planteó Casado (en una comisión parlamentaria) o que admitiera las sugerencias que le hizo el Gobierno vasco —el PNV es un socio imprescindible y en los últimos días se han intensificado los contactos para mitigar su irritación— respecto a la implantación del permiso retribuido recuperable.

Sánchez insiste: "Somos el quinto país del mundo en número de test realizados"

Entonces, Sánchez sacó pecho de su gestión y reivindicó que su Ejecutivo había atendido las peticiones de los autónomos, de aquellos que tienen un huerto —desde este sábado podrán desplazarse para cuidarlo—, o se recogieron las exigencias de los periodistas y se modificó el formato de las ruedas de prensa "con el mayor despliegue de comunicación y transparencia hecho en democracia".

Sánchez se reitera: "Somos el quinto país del mundo en test realizados"

Esta semana, le saltó a Pedro Sánchez la polémica por el número de test realizados en España y su ubicación en el 'ranking' de la OCDE. En un primer momento nuestro país se situó en octavo lugar, por los 1,3 millones de pruebas practicadas. Pero esa cantidad era el sumatorio de PCR y test rápidos de anticuerpos.

Después de que varios medios detectaran que los números reales no colocaban a España en ese escalón, la Moncloa aclaró posteriormente que había facilitado el dato desagregado a la organización internacional, y que fue esta quien hizo la suma. Sin agregar ambas cantidades, España pasaba al puesto 17

A Sánchez se le preguntó por lo ocurrido. Señaló que habían hablado de ello este sábado los integrantes de la comisión técnica de desescalada. "Lo reitero: somos el quinto país del mundo en número de tres realizados. El dato es correcto. Le daré algún dato nuevo. Hasta el 30 de abril, hemos hecho 1.351.130 test solo de PCR. Test de anticuerpos, un total de 581.325. Es decir que llevamos ya más de un 1.900.000 test realizados en nuestro país", relató. 

El presidente remarcó que estos números son los proporcionados por las comunidades autónomas. Y dijo algo más: "Solo en la última semana, se han realizado 290.000 test PCR y 271.000 test de anticuerpos". 

Pedro Sánchez Transporte Congreso de los Diputados Coronavirus Moncloa Inés Arrimadas Ciudadanos José Luis Rodríguez Zapatero Pandemia Consejo de Ministros
El redactor recomienda