Reclama el liderazgo en la desescalada vasca

Urkullu redobla las críticas y exige a Sánchez no prorrogar más el estado de alarma

El lehendakari reclama al presidente del Gobierno que a partir de ahora la crisis sanitaria provocada por el coronavirus se gestione desde la "plena capacidad de la legislación ordinaria"

Foto: Urkullu en una anterior reunión del comité del Plan de Protección Civil de Euskadi. (Irekia)
Urkullu en una anterior reunión del comité del Plan de Protección Civil de Euskadi. (Irekia)

El plan de desescalada planteado por el Gobierno de cara a la vuelta a la normalidad ante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus ha dado pie a la enésima crítica del lehendakari Iñigo Urkullu al gabinete de Pedro Sánchez por la gestión de la crisis, tanto por la forma unilateral y sin consenso de actuar como por el contenido de las medidas acordadas para hacer frente a la pandemia. No obstante, en esta ocasión ha ido un paso más allá en la permanente denuncia de la actitud del Ejecutivo español al mostrar su rechazo a una nueva prórroga del estado de alarma y exigir al presidente del Gobierno que a partir de ahora la crisis se gestione desde la “plena capacidad de la legislación ordinaria”.

Urkullu defiende que en la actual “evolución positiva” de la pandemia, una vez superado el peor escenario, no hay “necesidad de prorrogar más la situación de excepcionalidad que representa el estado de alarma” decretado el 14 de marzo y que el Gobierno pretende ampliar por otros 14 días, hasta el 24 de mayo, una vez finalice su vigencia el próximo 10 de mayo.

"El desarrollo del cualquier plan en Euskadi solo será posible con el liderazgo, implicación y gestión de las instituciones vascas", advierte a Sánchez

El lehendakari ha apelado a “analizar la plena capacidad de la legislación ordinaria” para combatir el Covid en el actual escenario de la pandemia y en concreto ha aludido a la Ley Orgánica de Salud Pública de 1986 y la Ley 33/2011 General de Salud Pública, que “constituyen un marco para gestionar esta crisis a partir de ahora”. En este sentido, ha reclamado el liderazgo de las instituciones vascas en el plan de transición a la nueva normalidad, la cual, de seguir con el cronograma por fases establecido por el Gobierno español, llegará a finales de junio si no hay un rebrote de la pandemia. "El desarrollo del cualquier plan en Euskadi solo será posible con el liderazgo, implicación y gestión de las instituciones vascas", ha advertido.

El rechazo de Urkullu a una nueva prórroga del estado de alarma –sería la cuarta en caso de aprobarse en el Congreso– llega justo el día en el que en la Cámara Baja los partidos que hasta ahora han respaldado a Sánchez, entre ellos el PNV, han amenazado con retirarle el apoyo de cara a un nuevo periodo de dos semanas de excepcionalidad a raíz del plan de desescalada presentado este martes por el presidente del Gobierno, y que ha suscitado numerosas críticas a nivel político e institucional.

Su rechazo público a una nueva prórroga del estado de alama y las contundentes críticas a Sánchez han sido expuestas por el lehendakari esta tarde durante el transcurso de la reunión del comité asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) que preside y ante la presencia del delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, que asiste a estos encuentros desde que se declaró la emergencia sanitaria a raíz de la expansión del conoravirus en representación del Estado, junto a responsables de las diferentes instituciones vascas.

En su censura, ha arremetido contra el "mando único" y el "estado de tutela permanente" que el Gobierno español está ejerciendo desde el inicio de la crisis sanitaria "sin tener en cuenta la capacidad demostrada de autogobierno" de cada comunidad. "No se puede mantener el mando único y el estado de alarma de esta manera. Lo importante es compartir, aunar criterios y colaborar, no mantener un estado de tutela permanente", ha denunciado Urkullu para poner de manifiesto que el País Vasco es "una referencia en el Estado" después de "décadas gestionando correctamente la sanidad, la educación o la protección social".

Urkullu lamenta que el Gobierno plantee "un modelo de Estado provincial, que representa un retroceso centralizador y una anomalía incomprensible"

Ante esta capacidad demostrada por el País Vasco, ha replicado que "el mando único no está ofreciendo un modelo mejor y más eficaz" para hacer frente al coronavirus, sino todo lo "contrario". De este modo, ha apelado a "analizar la plena capacidad de la legislación ordinaria", con las dos leyes antes citadas como marco de referencia, para "gestionar esta crisis a partir de ahora" sin tener que recurrir a la "excepcionalidad que representa el estado de alarma".

El plan de desescalada en cuatro fases planteado por el Gobierno español ha suscitado el rotundo rechazo del PNV al despojar a las instituciones vascas del liderazgo en este proceso de transición a la normalidad, que estará tutelado por el Estado, y por optar por la provincia y no por la comunidad autónoma como ámbito territorial de cara a avanzar en esta vuelta a la situación anterior a la crisis sanitaria. En esta línea, Urkullu, que preside un gobierno en coalición con el PSE-EE, ha lamentado que el Ejecutivo español plantee un "modelo de Estado provincial, que representa un retroceso centralizador y una anomalía incomprensible", en lugar de "avanzar en la construcción común desde el respeto a la pluralidad".

Las constantes críticas del lehendakari a la gestión de la crisis del Gobierno de Sánchez están provocado un fuerte malestar en el seno de los socialistas vascos, y que ha sido evidenciado de forma pública por su líder, Idoia Mendia, que ha reclamado a Urkullu una actitud más colaboradora en vez de elevar tanto el tono de voz contra el Ejecutivo español. También los consejeros socialistas han mostrado su contrariedad ante los constantes reproches de su socio en el Gobierno de Vitoria. Existe cierta tensión en el seno del gabinete de Urkullu y, aunque en las comparecencias públicas donde coinciden consejeros de las dos fuerzas se intenta proyectar una imagen de unidad, las diferencias salen a relucir.

Como ha ocurrido este miércoles en la comparecencia tras el Consejo de Gobierno de tres consejeros del PNV y uno del PSE-EE. El portavoz del Ejecutivo vasco y titular del Departamento de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, ha ironizado con que el Ejecutivo de Sánchez haya pasado de defender la "plurinacionalidad" como base de la estructura del Estado a apostar por el "pluriprovincialismo" como pilar de su plan de desescalada frente al coronavirus. Ante sus palabras, el titular de Vivienda y Medio Ambiente, el veterano socialista Iñaki Arriola, ha constatado que el Servicio vasco de Salud, Osakidetza, ofrece los datos de la evolución de la pandemia desglosados por provincias y, ante las críticas del PNV, ha replicado que "de la misma forma que tenemos que conocer en profundidad las medidas del Gobierno de España, habrá que también conocer y compartir en profundidad las medidas del propio Gobierno vasco en el proceso de desescalada".

Es la respuesta de hoy de los socialistas vascos a la permanente denuncia del PNV y de Urkullu de que el Estado está erosionando al autogobierno vasco durante esta crisis sanitaria, y que el lehendakari ha vuelto a poner sobre la mesa en la tarde de hoy con su intervención ante el comité asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi. El modelo de Sánchez, según ha censurado el presidente vasco, "no respeta ni reconoce la plurinacionalidad ni el estado autonómico, y menos, la capacidad de nuestro autogobierno singular".

"La gestión de esta crisis se puede desarrollar de forma armónica con el modelo autonómico, el autogobierno y el espíritu de coordinación y cooperación. Se ha tomado la decisión contraria de forma improcedente, sin comunicación y sin atender a razones de eficacia y gestión", ha ahondado en sus críticas para exigir a Sánchez el establecimiento de "un mecanismo de interlocución bilateral para coordinar la toma de decisiones que afecten a Euskadi". Frente al modelo del Gobierno español, ha confrontado la propuesta del Ejecutivo vasco, basada en la "coordinación, la colaboración y la corresponsabilidad" por ser la "más eficaz para vencer al virus y reconstruir nuestro país".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios