Tras la protesta de varias CCAA

Illa se abre a revisar la provincia como unidad en la desescalada pero exige unidad

El ministro de Sanidad apunta a que el plan de transición se asienta en tres pilares fundamentales: el control de la pandemia y su evolución, la prudencia y precaución, y la unidad

Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la sesión de control al Gobierno de este 29 de abril. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la sesión de control al Gobierno de este 29 de abril. (EFE)

Día puente. El Gobierno aprobó ayer martes en Consejo de Ministros su plan de desescalada —con cuatro fases, pero sin fechas fijas para todos los territorios— y a partir de mañana irá traduciendo esa hoja de ruta a través de órdenes ministeriales que después tendrán reflejo en el BOE. Así que este miércoles el Ejecutivo intentó reforzar el mensaje de cautela y de "responsabilidad individual", clave en este camino hacia la "nueva normalidad". El ministro de Sanidad, Salvador Illa, compareció desde la Moncloa, primero, para valorar los datos de contagiados que apuntan que el incremento diario ha aumentado en las últimas 24 horas al sumar 2.144 nuevos casos. "Cuando el Gobierno decretó el estado de alarma, el índice de crecimiento era superior al 35%, hoy es de 1%", sentenció, para remachar que el objetivo que se marca el Gabinete para esta semana es que el porcentaje "siga en torno al 1%". "Estamos en la senda correcta", se congratuló. Pero también se abrió a debatir con las comunidades autónomas si puede haber unidades de referencia durante el desconfinamiento distintas a la provincia o isla, teniendo en cuenta las distintas características de cada territorio, tal y como han demandado varios gobiernos regionales. Y recordó que en este proceso la unidad "es más importante que nunca".

Tras el anuncio del proceso de desescalada por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Illa insistió en que el coronavirus no es un problema de España, es una epidemia global que ha afectado a las cinco grandes economías occidentales con más tráfico de personas que son Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Francia y España. Ahora arranca un nuevo momento en la lucha contra la pandemia. La transición, que concluirá "a finales de junio", cuando se culminen las cuatro fases "con reglas comunes a todo el mundo y unos marcadores que nos indicarán si podemos o no ir avanzando", explica. El ministro aludía así a los criterios objetivos de control que ya dijo el presidente: la capacidad asistencial, tanto de atención primaria y atención hospitalaria como en número de camas UCI en cada uno de los territorios; la situación epidemiológica en la zona, con diagnósticos e identificación de la pandemia; implantación de medidas de protección conjunta en espacios públicos, y datos de movilidad y socioeconómicos.

"La desescalada será gradual, asimétrica y coordinada. No habrá una carrera en España para ver quién termina antes. En esto entramos juntos y de esto saldremos juntos", apuntó Illa, quien concretó que será un plan dinámico, no estático. Y por eso se irá readaptando. De hecho, lo que aprobó el Consejo de Ministros de este martes fue el marco general, pero se irá hilando fino a través de órdenes ministeriales sucesivas. De hecho, la primera de ellas marcará el procedimiento. Cómo irán promocionando de nivel las provincias o islas.

No habrá una carrera dentro de España para ver quién termina antes. En esto entramos juntos y de esto saldremos juntos


Cada fase, como ya anunció Sánchez, se prolongará durante dos semanas, porque ese es el periodo de incubación de la enfermedad. Cada 15 días, pues, habrá un 'examen' a cada unidad de referencia para saber si ha de pasar a la siguiente fase o bien quedarse en la que está. La unidad territorial de referencia será la provincia o isla, pero el ministro, como ayer hiciera el presidente, se mostró abierto a otras propuestas que hagan llegar las comunidades autónomas, "siempre y cuando se garantice información adicional de la zona específica y cumplan con los criterios necesarios". El plan, enfatizó, es "flexible" y "no habrá inconveniente" en tomar en consideración las aportaciones de los territorios.

Por la tarde, tras la comparecencia ante los medios, Illa pudo escuchar la misma demanda de los consejeros autonómicos a través del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS). Y les expresó esa misma idea: está dispuesto a contemplar otras unidades territoriales de división, pero siempre que se asegure la estanqueidad de esa unidad base en términos de movilidad, y se tengan en cuenta criterios epidemiológicos, técnicos, sanitarios y económicos, informa EFE. En una entrevista en 'Hora 25', en la Cadena SER, la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, responsable de los trabajos de la desescalada, insistía en la preferencia del Gobierno por la provincia, que tiene "sentido desde el punto de vista socioeconómico" y es una unidad con un tamaño "razonable", "pequeña". Pero a la vez recordaba que el Ejecutivo se abre a otra medida que las CCAA propongan. "Sanidad, de manera razonada, explicará por qué en un lugar sí y en otros no", indicó.

Los pilares de la transición

La conversación con las CCAA seguirá. Y vendrá la concreción, porque aún hay muchos puntos oscuros de la hoja de ruta. De hecho, ni siquiera está claro cómo podrán pasear y hacer deporte los adultos a partir de este fin de semana. Illa anunció que finalmente será mañana cuando Sanidad informe de la orden que fijará las condiciones para hacer ambas actividades, una vez vistas las cifras de evolución de la pandemia. También se regulará cómo habrá de hacerse la apertura limitada de locales en la fase 0, que arranca este lunes en toda España, salvo en las islas de Formentera (Baleares) y La Graciosa, El Hierro y La Gomera (Canarias), que pasarán directamente a la fase 1. No hubo forma de arrancar a Illa más concreción.

Este jueves se dará a conocer la regulación de los paseos y la actividad física. El Gobierno irá bajando al detalle a través de órdenes ministeriales

Los detalles, dijo, se irán conociendo a través de las órdenes ministeriales que irá emitiendo Sanidad. Por tanto, se defirá más adelante en qué condiciones se podrán hacer las visitas a familiares, especialmente si forman parte de grupos más vulnerables. También en su momento se valorará cuándo se puede ir a la playa y en qué condiciones. El argumento del Gobierno es que aún queda tiempo para ir perfilando los detalles, puesto que la transición durará entre seis y ocho semanas, con una visión "optimista". Pero puede durar más tiempo ese proceso si las cosas "no van como tienen que ir".

Illa se abre a revisar la provincia como unidad en la desescalada pero exige unidad

Illa arrancó su comparecencia, que compartió con el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, con el repaso de los datos. Y, en concreto, hizo referencia al número de pacientes dados de alta que hoy suman 6.399. "Es el dato más alto de recuperados desde el 8 de abril, casi triplica la cifra de contagios", afirmó satisfecho. No obstante, es una valoración poco fiel a la realidad, ya que el "increíble aumento" de recuperados se debe a que Galicia, que supone 3.552 de esas nuevas altas, "ha consolidado los datos de altas domiciliarias", tal y como cita el documento facilitado por Sanidad. Fue el propio Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), quien había señalado que "son recuperados en días anteriores" que se han acumulado al incremento de hoy sin saber cuándo se han producido.

En todo caso, siguió Illa, una vez "superada ya la primera etapa de la pandemia", se abre la transición hacia la nueva normalidad, que se asienta en tres pilares. Primero, los mecanismos de control. Dos, la "prudencia y la precaución", pues la enfermedad no se ha vencido —"el virus sigue con nosotros"— "y la unidad", afirmó.

"Empeñados en la unidad"

Por último, para el tercer pilar, el ministro considera la unidad como algo fundamental y determinante para salir de la crisis del covid-19. "Nuestro adversario es el coronavirus y la única manera de derrotarlo es a través de la unidad, que a veces es costosa, pero que el Gobierno la ha estado buscando y la seguirá buscando", sostuvo. Después de que los periodistas le citaran las fuertes críticas que le lanza la oposición, que se queja de que no es tenida en cuenta, y ni siquiera contactada, el titular de Sanidad reiteró que "no es momento de hacer reproches de ningún tipo". "Estamos empeñados en la unidad y el adversario es común", añadió. Sin embargo, el Gobierno se enfrenta a una cuarta prórroga del estado de alarma, que se debatirá la próxima semana en el Congreso, sin el apoyo activo de fuerzas de la oposición que hasta ahora sí habían respaldado las extensiones.

El Gobierno tiene especial sensibilidad con el grupo de riesgo de las residencias y en cuanto la información esté disponible se publicarán

Por el momento, Sanidad no ha recogido los datos totales de test realizados a sanitarios, pero se está "trabajando en ello". Además, sobre las cifras de contagio dentro de las residencias que la oposición y la opinión pública les lleva reclamando desde hace semanas, Illa explicó que en cuanto dispongan de ellas las notificarán. "El Gobierno tiene especial sensibilidad con el grupo de riesgo de las residencias y en cuanto la información esté disponible, les aseguro que se publicará", repitió. Sin embargo, la orden ministerial que reclamó a las CCAA los datos de fallecidos en estos centros se publicó el 4 de abril.

Illa se abre a revisar la provincia como unidad en la desescalada pero exige unidad

Ante la falta de test y material sanitario, el ministro afirmó que el Gobierno está trabajando para la producción nacional de todo el material sanitario necesario y señaló que podrán realizar pruebas diagnósticas los laboratorios que se han ofrecido en cuanto se pueda conseguir la homologación en España. "Así habrá más número de pruebas posibles para los ciudadanos que es lo que todos queremos", concluyó.

Sanidad hace "gestiones" con China

Respecto al cargamento de material adquirido por Sanidad y retenido en China, Illa informó de que el Gobierno está "haciendo gestiones", junto con otros países, para que esa producción pise España lo "más rápidamente posible". El ministerio ya confirmó, tras la noticia publicada por este periódico, que la nueva normativa aplicada por China para la exportación de sus productos, está afectando "a España y al resto de países que han acudido al mercado" del gigante asiático. Medidas que han supuesto "un refuerzo de controles en aduanas con el objetivo de reducir los problemas que han tenido algunos de sus productos tras ser exportados a otros países".

Marlaska no precisa cuándo se reabrirán las fronteras interiores y avisa de que cuando empiece la desescalada "habrá que ser muy estricto"

Marlaska no puso, por su parte, fecha a la reapertura de la frontera con Francia y Portugal, pese a que la Comisión Europea exige levantar las restricciones "lo antes posible". España reabrirá sus fronteras interiores "cuanto antes, siempre que los criterios de salud pública permitan evidentemente quitar los controles en frontera". El titular de Interior adelantó también que su departamento "adaptará" los dispositivos policiales a la nueva etapa de transición para realizar "controles específicos". Pero, eso sí, "España no es un Estado policial".

Illa se abre a revisar la provincia como unidad en la desescalada pero exige unidad

"Habrá que ser muy estricto cuando hay una política de asimetría", sostuvo sobre la hoja de ruta de salida, diferenciada por provincias. "La movilidad y el control interterritorial va a tener un elemento trascendental en términos de garantizar la salud pública", siguió el ministro, reticente a hablar de "multas y cantidades" puesto que la imposición de sanciones no tiene un "fin recaudatorio". Marlaska apuntó que "evidentemente" Interior cuenta con planes para adaptar las funciones de las Fuerzas de Seguridad del Estado al nuevo escenario, aunque no concretó cuántos efectivos más se desplegarán o si hará falta tirar del Ejército. El ministro insistió en que el comportamiento de la ciudadanía hasta ahora ha sido "admirable", y los casos de indisciplina, en cambio, son más anecdóticos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios