TIENDE LA MANO A LA OPOSICIÓN

El Gobierno pide por primera vez "disculpas" por los "errores" en la gestión del Covid-19

Montero y, de modo más elocuente Iglesias, protagoniza un ejercicio de contrición tras la ola de críticas por la acción unilateral e "improvisada" del Ejecutivo, sobre todo con el parón de la actividad

Foto: Los vicepresidentes Pablo Iglesias y Nadia Calviño, junto a la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, este 31 de marzo en la Moncloa. (Pool Moncloa)
Los vicepresidentes Pablo Iglesias y Nadia Calviño, junto a la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, este 31 de marzo en la Moncloa. (Pool Moncloa)

Hasta ahora, Pedro Sánchez había admitido que España, como otros países, se había visto "desbordada" por el tsunami del coronavirus, que su Gabinete había actuado siguiendo criterios médicos, que tiempo habrá de hacer reproches. Pero esa argumentación se hizo vieja e insuficiente en los últimos días, a partir de que el Consejo de Ministros aprobara la "hibernación" de la economía y publicase ese decreto ley apenas minutos antes de la medianoche del pasado lunes. Por ello el Gobierno ha recibido una lluvia sostenida de críticas por parte de la oposición en estos últimos días, aunque no solo. También de la patronal, también de los socios parlamentarios, también de las comunidades autónomas. La acción unilateral del Ejecutivo, la sensación de "improvisación", ha sido una denuncia recurrente. Así que este lunes los ministros tuvieron que intentar salir al paso y hacer un mínimo ejercicio de contrición. Pidieron "disculpas" de manera clara por los "errores" cometidos en la gestión de la crisis del Covid-19.

Y era la primera vez que se explicitaba ese perdón público tras una reunión del Gabinete. Primero corrió a cargo del vicepresidente segundo y titular de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, y después de la responsable de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero. Aunque el líder de la formación morada fue más explícito en la asunción de "errores", en ambos casos la argumentación fue semejante: el Gobierno tiene que legislar con celeridad para hacer frente a una pandemia de enorme gravedad y que va evolucionando, y ello hace que no siempre se respeten los protocolos de comunicación y "coordinación".

El Consejo de Ministros ordinario de este martes aprobó una nueva batería de medidas [aquí el resumen en PDF] diseñadas para sostener la economía pero también para proteger a familias y colectivos más vulnerables. Desde la suspensión de los desahucios sin alternativa habitacional, la prohibición de cortes de suministros, una moratoria en el pago de la cotización de los autónomos, el refuerzo a las víctimas de la violencia machista o dos nuevos subsidios para trabajadores temporales y del hogar. Tras la reunión, comparecieron en rueda de prensa Iglesias y Montero acompañados de la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. Fue el primero el que entonó ese mea culpa por parte del Gobierno.

"Con prudencia y humildad, avanzamos en la dirección correcta. También habremos cometido errores. Y cometeremos errores", dice Iglesias


"Con toda la prudencia y toda la humildad, creo que con medidas como las de hoy avanzamos en la dirección correcta. Sin duda, también habremos hecho cosas mal y habremos cometido errores. Y cometeremos errores —admitió Iglesias—. Y los ciudadanos, cuando pase todo esto, tendrán que juzgar el papel de cada uno. Pero en estas horas decisivas para nuestro país, es un deber para este Gobierno tender una vez más la mano a la oposición, con toda la humildad, para que se sumen y aporten sus ideas de forma constructiva al momento histórico que vive nuestra patria".

"Hacer efectiva la Constitución"

El vicepresidente segundo, por tanto, no solo asumía los posibles traspiés del Ejecutivo, sino que a la vez tendía la mano a la oposición. No era baladí ese llamamiento, porque el Gabinete se puede encontrar con que sus decretos leyes de los últimos días no sean convalidados por el Congreso, y eso se traduciría en un varapalo difícil de digerir para Sánchez. El PP ya advirtió ayer lunes de que no apoyará las últimas medidas —"hibernación" de la economía y 'prohibición' de los despidos— si no se modifican. Y el PNV, el socio más estable, se desmarcó rápidamente del Ejecutivo porque no compartía la necesidad de llevar la economía a mínimo.

Montero alega que la "velocidad" con la que el Gobierno tiene que tomar decisiones hace que a veces no se consulte con grupos y sectores

"El patriotismo no es otra cosa que defender lo común, es ser capaz de poner el interés general del país por delante de los intereses particulares. Defendamos juntos lo común haciendo efectiva la Constitución, que es el escudo social que nos une a todos", esgrimió Iglesias, quien agradeció la "firmeza" del presidente del Gobierno a la hora de defender ante los líderes europeos la "solidaridad" como base del proyecto de la Unión.

El Gobierno pide por primera vez "disculpas" por los "errores" en la gestión del Covid-19

Preguntada por las críticas de la oposición, de las CCAA y de la patronal, Montero subrayó que el Gobierno actúa de forma "inmediata" cuando las autoridades sanitarias marcan la "ruta", "el rumbo" que hay que tomar para proteger mejor a la ciudadanía frente al coronavirus y evitar la saturación de los servicios sanitarios. "Es verdad que los tiempos de la evolución de la pandemia, que el Gobierno ha ido acompañando son vertiginosos, muy rápidos, en los que necesitamos legislar a una gran velocidad. Ojalá pudiéramos disponer de mayor tiempo para poder desarrollar la tarea normal que hace este Gobierno cuando se dispone a iniciar un proyecto legislativo o consulta con los sectores en las materias que les afectan", explicó la portavoz.

Montero recordó que el pasado sábado, el día anterior a la aprobación del decreto ley que introdujo el permiso retribuido recuperable —que suponía la congelación de la actividad—, el Ejecutivo, a través de ella, se puso en contacto por la tarde con las comunidades autónomas para anticiparles la medida. Y luego Sánchez la expuso a los presidentes el domingo por la mañana, tras la reunión del Consejo de Ministros. Por tanto, defendió la ministra, sí hubo "coordinación" y se transmitió la información a los más concernidos, patronal y sindicatos.

Posible introducción de cambios

"Estamos intentando, en el poco tiempo disponible para poder desarrollar esta tarea legislativa, extender toda nuestra capacidad de coordinación, de hacer a todas las personas cómplices de estas medidas. En esa línea seguiremos trabajando, pidiendo disculpas de antemano si la rapidez, si estos ritmos vertiginosos que nos obligan a tomar medidas en 24 horas, no permiten hacerlo con el tiempo que nos hubiera gustado y del que todos querríamos disfrutar para tener información detallada de cada uno de los puntos que se plantean". El Gobierno, pues, se compromete a "trabajar en esa dirección" y a "estrechar la coordinación" con las formaciones políticas y con las comunidades autónomas, remachó Montero.

La portavoz apunta que la recuperación de la normalidad se hará de manera "progresiva", no de golpe, aunque no pone límite temporal

Sánchez había reconocido "errores", sin precisar cuáles, y asumió que su Gabinete, como había sucedido en otros países, se había visto "desbordado". Y este lunes, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, por la tardanza en publicar el último real decreto ley en el BOE. Y José Luis Ábalos, ministro de Transportes, también ayer, reconoció que algo se podía haber mejorado en "comunicación" con los grupos, porque "nunca sobra". Pero esta petición de perdón estaba revestida de mayor solemnidad, al ser desde la Moncloa y después de la reunión del Consejo de Ministros, cuando el frente contra el Ejecutivo se engrosa.

El Gobierno pide por primera vez "disculpas" por los "errores" en la gestión del Covid-19

También Montero señaló, como Iglesias, que el Gobierno espera contar con el apoyo de los grupos, aunque no adelantó si Sánchez los llamará en los próximos días para reconstruir puentes. La portavoz advirtió de que el decreto del domingo es "razonable", puesto que más que abocar al cierre de la actividad, lo que hace es "hibernar" la economía, llevar la producción al mínimo, semejante a la de un fin de semana, para reducir la movilidad. Conducirla a un "estado basal" para que cuando pase lo peor de la pandemia la recuperación económica se active cuanto antes. A su juicio, "no se entendería" que formaciones como el PP, que habían pedido el cese de las actividades no esenciales y el endurecimiento del estado de alarma, "no apoyara" el texto. Sería "contradictorio" pedir la parálisis y "no apoyar" el decreto. "Cada uno tendrá que obrar en consecuencia", advirtió la portavoz, quien sin embargo sí se abrió a que los partidos puedan "incorporar" cambios, por lo que deslizó que estos textos urgentes podrían tramitarse como proyectos de ley y admitir enmiendas. `

Iglesias y Montero eludieron entrar en el combate directo con la oposición, como viene haciendo el Gabinete en esta crisis. Respecto a la petición de Santiago Abascal de que Sánchez dimita y disuelva su coalición con Unidas Podemos y se ponga al frente del país un Ejecutivo con PSOE, PP y Vox, el vicepresidente segundo se limitó a asegurar que el Congreso dio la confianza al líder socialista en enero. "No nos queda más que asumir la responsabilidad. Sería una imprudencia por nuestra parte entrar en una dinámica de polémicas con las fuerzas de la oposición. Nuestra mano sigue tendida, y cuando llegue su momento, los ciudadanos habrán de juzgar el papel que tuvo cada uno para enfrentar esta crisis sanitaria, social y económica".

"No nos queda más que asumir la responsabilidad. Sería una imprudencia entrar en una dinámica de polémicas con la oposición", alega Iglesias

El Gobierno insiste en que en estos días que quedan de estado de alarma —como poco, hasta el 11 de abril—, han de seguir cumpliéndose las normas. "El confinamiento salva vidas", sostuvo Iglesias. Solo una vez que se avance en la lucha contra la pandemia, España podrá regresar a su vida rutinaria. "Esa normalidad la iremos recuperando de forma progresiva", dijo Montero. Los datos, añadió, en línea con lo afirmado la víspera por el titular de Sanidad, Salvador Illa, son positivos e indican una "estabilización" de la curva. Así que hay que "perseverar": el "éxito" dependerá del comportamiento de los ciudadanos y su respeto a las medidas de prevención y aislamiento social adoptadas por el Gobierno, siguiendo el criterio de los expertos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
65 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios