CONSEJO DE MINISTROS EXTRAORDINARIO

Moncloa niega "alarma añadida": "Hiberna" la economía para no llegar al colapso de las UCI

El Gobierno rechaza que dé un paso más por el empeoramiento de la curva y avisa a las CCAA de que han de respetar el "estado basal" de la actividad no esencial decretada este domingo

Foto: Pedro Sánchez preside el Consejo de Ministros de este 29 de marzo en la Moncloa. (EFE)
Pedro Sánchez preside el Consejo de Ministros de este 29 de marzo en la Moncloa. (EFE)

El Gobierno intenta sacudirse del reproche de "improvisación" y de actuación tardía que le llega por parte del PP y de algunas comunidades autónomas. Se parapeta en las recomendaciones de los expertos. Ellos han ido aconsejando los siguientes pasos a dar y también el último: la "hibernación" de las empresas no esenciales para reducir al máximo la movilidad y evitar que las UCI colapsen. El cierre de país se hace, por tanto, recomendado por los científicos y para impedir que el sistema sanitario se tensione más de lo que ya está y los pacientes graves por coronavirus reciban la atención de "calidad" que necesitan.

Esa es, al menos, la explicación que ofreció este domingo María Jesús Montero, la portavoz del Gobierno, tras el Consejo de Ministros extraordinario que aprobó, vía real decreto ley, el permiso retribuido recuperable para todos los trabajadores de actividades no esenciales. Permiso que será abonado por el empleador, aunque el empleado deberá devolver esas horas cuando vuelva al trabajo. No se aplicará a los trabajadores afectados por un ERTE (que ya no acuden a su puesto, lógicamente), ni a quienes ya teletrabajen ni quienes se encuentren de baja por incapacidad temporal o permiso de paternidad o maternidad. "No son unas vacaciones", refrendó a su lado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

"No ha habido ninguna situación de alarma añadida", señaló Montero cuando se le preguntó si el "endurecimiento de las medidas de confinamiento" adoptadas para reducir la transmisión del virus se debía a que los números de infectados (78.797) y fallecidos (6.528) son peores de lo esperado. "Los modelos que desarrollan los expertos, para ver cómo se contagia la enfermedad y qué recursos sanitarios se necesitan, aconsejaban que después de la visibilidad de las medidas de confinamiento era conveniente aprovechar este periodo próximo de Semana Santa para llevar esa movilidad a la situación del fin de semana", justificó. Es lo que también aseguró Pedro Sánchez a los presidentes este domingo en la videoconferencia con ellos y lo que alegó ayer en su comparecencia vespertina. Es cierto que el incremento de nuevos casos se ha reducido a un 9%, frente al 20% de comienzos de la semana.

El Ejecutivo quiere que la movilidad caiga al 85%, el nivel de sábados y domingos, porque en días laborables el descenso ha sido del entorno del 70%


Se trata, pues, de hacer que los desplazamientos en vehículo privado y en el transporte público bajen al mínimo. Así, la movilidad en jornadas laborables se situaba en algo más de un 70%, frente al 85% de los fines de semana. La ocupación del Cercanías en Madrid era del 10% el pasado viernes, y en Barcelona del 7%. Los servicios comerciales de Renfe transportaron el pasado 27 de marzo a 2.000 usuarios, y los autobuses de línea interurbanos registraron una ocupación ese mismo día del 3,5%. Ayer sábado, se cuantificaron 355 operaciones de transporte aéreo, por los 1.296 del sábado anterior.

Urkullu se queja de "imposición"

Para Montero, una medida como la paralización de la actividad no esencial no se podía tomar antes porque ha sido ahora cuando se han podido "observar las diferencias" entre la movilidad de una jornada laborable y el fin de semana. Como está ya cerca la Semana Santa y está próximo el pico de saturación de los recursos hospitalarios, sobre todo de UCI, los expertos recomendaron al Gobierno "si se podía aplicar alguna medida".

Montero señala que la medida es "innovadora", "creativa", con la que se pretende "arañar" una parte de movilidad y aprovechar el parón vacacional

Y el Ejecutivo optó por esta, que es "innovadora", "creativa", para que el comportamiento de la población se asimilara al de los sábados y domingos. El Ejecutivo "siempre ha atendido aquello que se le ha recomendado" y tras 15 días de encierro y con un fin de semana de por medio era "bueno", por tanto, impulsar alguna medida que permitiera "arañar" una parte de movilidad. La portavoz, no obstante, insistió en que las decisiones tomadas han sido "efectivas" y los desplazamientos se han contraído muchísimo, porque los ciudadanos se han comportado de manera "ejemplar".

Ayer Sánchez y hoy también Montero remarcaron que no hay un cierre como tal de las empresas. Se trata de una congelación temporal por dos semanas para así limitar el daño al sistema. Es decir, se pretende que la economía entre en un "estado basal, en una hibernación, que permita que cuando pase esta pandemia sanitaria podamos recuperar nuestros activos y continuar con la senda de crecimiento que este país y el conjunto de Europa venía desarrollando en los últimos años".

Moncloa niega "alarma añadida": "Hiberna" la economía para no llegar al colapso de las UCI

La portavoz también replicó a los presidentes autonómicos que quieren una diferenciación por territorios. Esa opción no cabe ni se permitirá, porque el virus "no entiende de fronteras". El 'lehendakari', Iñigo Urkullu, hasta ahora muy cooperador con el Gobierno, sí le reprochó la "imposición" del cese de las actividades y advirtió de que "adaptará con responsabilidad" el decreto ley.

Utilización de los medios

Montero defendió que "no tiene sentido" modular el confinamiento o el nivel de parálisis por CCAA porque el virus ataca "sin ningún tipo de diferenciación" a los ciudadanos, sin atender razones geográficas o de estatus social. Así, el Gobierno aplicará "de forma homogénea" el decreto ley y la declaración de alarma, ya extendida hasta el 11 de abril. Por eso, subrayó que la "unidad de acción" con las CCAA es "imprescindible", "fundamental", para que todas sumen esfuerzos y hagan que las decisiones sean "efectivas". De nada "sirve" aprobar iniciativas si luego no se ejecutan, observó.

El Gobierno aplicará el decreto ley de manera "homogénea" en todo España porque "no tiene ningún sentido" diferenciar por territorios

Para el Gobierno, incluso, la UE debiera actuar "de manera única", porque ello ayudaría a derrotar al SARS-CoV-2, pero eso no es posible porque cada Estado es soberano. Pero dentro de las fronteras españolas, la cosa cambia. Todos han de operar "de la misma manera o el esfuerzo de algunos no daría resultados".

Moncloa niega "alarma añadida": "Hiberna" la economía para no llegar al colapso de las UCI

La titular de Hacienda lanzó un reproche a los gobiernos autonómicos. Sostuvo que en las conversaciones que mantiene el presidente con los mandatarios regionales, y también en las de los ministros con los consejeros de ramo para coordinar acciones, el tono es "habitualmente más constructivo de lo que se escucha o se lee", de modo que algunos, dijo, buscan poner en los medios el "altavoz" sobre sus discrepancias cuando en el interior de las reuniones se trabaja sobre las "coincidencias". "Pero no es este el momento de la división ni de resaltar diferencias" y sí de "mandar un mensaje único a los ciudadanos, concluyó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
50 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios