VENTANA DE LIQUIDEZ ANTE LA CAÍDA DE INGRESOS

Los afectados por la crisis del Covid podrán retirar su ahorro en planes de pensiones

El Gobierno incorpora nuevos supuestos para que trabajadores en desempleo por esta crisis o empresarios y autónomos sin actividad puedan obtener liquidez del ahorro privado

Foto: Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos. (Efe)
Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos. (Efe)

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha puesto encima de la mesa nuevos supuestos para ventanas de liquidez en los planes de pensiones, aunque con penalización fiscal. El Gobierno permitirá así a muchos partícipes de estos vehículos de ahorro a largo plazo, enfocados a la jubilación, la retirada de dinero para cubrir la caída de ingresos ante la crisis del coronavirus. Aunque en la mayoría de los casos la opción se plantea tras importantes descensso en el valor de este ahorro como consecuencia de los desplomes en los diferentes tipos de activo.

El Consejo de Ministros de este martes ha includo en el Real Decreto-ley con medidas urgentes para el ámbito social y económico una disposición con supuestos de liquidez para planes de pensiones. Hay que tener en cuenta que en estos vehículos tienen restringidas las retiradas de dinero. Hasta ahora, sólo podía hacerse en la jubilación, diez años después de la aportación -la primera ventana será en 2025, tras medidas de Economía con Luis de Guindos en 2017-, o ante situaciones de desempleo de larga duración sin ingresos o enfermedad grave.

Para afrontar esta crisis derivada del coronavirus y la parálisis de la actividad económica, el Gobierno ha aprobado tres supuestos nuevos que se podrán usar durante seis meses a partir de la entrada en vigor del estado de alerta, el 14 de marzo. Así, podrán retirar parte de su ahorro en planes de pensiones personas en situación legal de desempleo como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) derivado de la crisis del Covid-19; ser empresario titular de establecimientos cuya apertura al público se haya visto suspendida; autónomos que hayan cesado su actividad debido a esta coyuntura.

Estos supuestos tienen limitaciones. Es decir, los ahorradores no podrán recoger toda su inversión en planes de pensiones, sino que en el caso de trabajadores hay un límite que es la cuantía de salarios dejados de percibir mientras se mantenga el ERTE, para empresarios los ingresos netos estimados que no tendrá durante este periodo de emergencia y para los autónomos, igualmente, el volumen de ingresos netos que no generará durante esta coyuntura. El Gobierno exigirá a los partícipes que acrediten estos importes al solicitar la disposición de sus derechos consolidados. Es decir, al pedir el reembolso del dinero.

Esta disposición será aplicable también para otros ahorradores a través de planes de previsión asegurados (PPA), planes de previsión social empresarial (planes de empleo) y mutualidades de previsión social. El plazo inicial es de seis meses, aunque se contempla la posibilidad de prorrogarlo a propuesta de la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. El reembolso se hará efectivo sujetándose al régimen fiscal establecido.

Este punto es relevante, ya que se permite una ventana de liquidez pero se mantiene el castigo fiscal. Los planes de pensiones tienen su principal atractivo en que se puede deducir de la base imponible las aportaciones con un máximo de 8.000 euros o del 30% de los ingresos declarados, pero también cuentan con la desventaja de tener un peor trato con Hacienda cuando se recupera el dinero. En otras formas de ahorro o inversión, se tributa sólo por las ganancias y como ganancias de capital, con tipos impositivos del 19% hasta 6.000 euros de beneficio, del 21% hasta 44.000 euros y del 23% en adelante. El ahorro en planes se tributa por IRPF, sumado al resto de rentas del trabajo, tanto las aportaciones como las ganancias.

Diversos cálculos -de la patronal Inverco o de gestoras- muestran que a largo plazo es un vehículo rentable fiscalmente si se reinvierten los beneficios fiscales por las desgravaciones. Pero siempre, pensando en el largo plazo. Para los ahorradores que retiren ahora su dinero puede haber un doble castigo. Por una parte, hacerlo tras caídas de mercados. Y, por otra, recibir un mordisco de Hacienda sobre el dinero reembolsado.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios