EL INFORMÁTICO APUNTA A SANT JAUME

La confesión del CDR: "Decían que Torra estaba de acuerdo en ocupar el Parlament"

A Ferran Jolis le pidieron una forma de asegurar una conexión wifi desde el exterior. "Querían quedarse dentro del Parlament y tener las comunicaciones aseguradas"

Foto: El CDR Ferran Jolis, declarando frente al juez. (Imagen: EC)
El CDR Ferran Jolis, declarando frente al juez. (Imagen: EC)

Ferran Jolis Guardiola, uno de los CDR en prisión provisional, se ha convertido en el testigo clave sobre la vinculación entre el presidente catalán, Quim Torra, y los CDR. En su declaración ante el juez, Jolis declaró que había un plan para ocupar el Parlament porque Torra iba a declarar la independencia. "Me dijeron que el 'president' Torra estaba de acuerdo en ocupar el Parlament de manera pacífica y que les dejarían entrar y que se encerrarían todos". "Se querían encerrar porque el 'president' Torra quería echar para adelante esto de la independencia, lo llamaban el día D".

Jolis fue uno de los nueve miembros de los CDR detenidos el pasado 23 de septiembre en la bautizada como operación Judas. La Fiscalía los acusa de terrorismo porque encontraron restos de productos químicos que sirven para fabricar explosivos. Jolis se encuentra en prisión provisional por orden de la Audiencia Nacional.

La confesión del CDR: "Decían que Torra estaba de acuerdo en ocupar el Parlament"

Está considerado como experto en materia de ciberseguridad de los CDR, porque trabajaba en una tienda de móviles y de recuperación de archivos informáticos dañados. Ante el juez Manuel García-Castellón, se muestra colaborador desde el primer momento, como hizo ante la Guardia Civil anteriormente. Llega a decir que se siente totalmente arrepentido y llama "compañeros" a los agentes de la Guardia Civil hasta que el juez le advierte de que no lo son.

Jolis explica que entró en los CDR a raíz del 1-O. “Para marzo o abril de 2018, se nos empezó a poner como si fuésemos 'kale borroka', y viendo que los políticos desaparecían fue cuando ya quise aparecer en este aspecto". En su declaración, señala que en los CDR vio una oportunidad de conseguir algo de dinero. “Vi una oportunidad de sustentarme económicamente porque no tenía ingresos y daba charlas de ciberseguridad y me daba cada asistente 10 euros. Me fueron animando a que podría ayudar en temas de seguridad, siempre en sentido privado, no contra los cuerpos de seguridad, de hecho, siempre he trabajado con ellos”.

"Dijeron que iban a entrar por la puerta principal porque les iban a dejar. Se querían encerrar porque Torra quería echar para adelante la independencia"

La parte fundamental de la declaración se centra en el plan para ocupar el Parlament, como adelantó este diario tras la detención. A Jolis le pidieron una forma de asegurar una conexión wifi desde el exterior. "Me dicen de presidencia, del Torra y de no sé qué movimiento, y querían quedarse dentro del Parlament y tener las comunicaciones aseguradas y que montara unas antenas en unos pisos que iban a alquilar para poder darle wifi dentro". Él niega que llegara a colaborar en el plan, aunque admite que no se desmarcó abiertamente. “A veces, no sé decir que no, pero yo no llegué a hacer eso nunca”.

En su declaración en la Audiencia Nacional, afirma que para el encargo de esas antenas wifi le dijeron que no había problemas de dinero: "El encargo de las antenas en teoría, me parece recordar, era del CNI catalán que se juntaba con el 'president' Torra". El fiscal pregunta si le explicaron cómo iba a ser el asalto al Parlament. "Me explicaron que iban a alquilar unos pisos con conexión wifi y que desde dentro les dejarían entrar y ya está, y que se quedarían ahí".

El fiscal le pregunta si pensó en avisar a la policía para alertar del plan: "Lo pensé, pero luego pensé que no. Entendí que si de dentro les iban a dejar y tenía los indicios de que igual estaba detrás también el 'president' Torra (...) Dijeron que iban a entrar por la puerta principal porque ya habían hablado con ellos y que les iban a dejar. Se querían encerrar porque el 'president' Torra quería echar para adelante esto de la independencia, lo llamaban el día D".

Las alusiones a Torra son continuas, aunque sin incluir un conocimiento directo: "Me dijeron que el 'president' Torra estaba de acuerdo en ocupar el Parlament de manera pacífica y que les dejarían entrar y que se encerrarían todos". "La idea que tenían era quedarse dentro, porque el 'president' iba a activar la independencia. Estaba previsto para cuando lo dijeran ellos. Me preguntaron si sería posible y viable garantizar una conexión wifi adentro, por si les cortaban las comunicaciones, que como mínimo querían aguantar cinco días dentro con el 'president' y con todo".

Afirma que en el grupo había gente que sabía mucho más de ordenadores porque tenían a “auténticos gurús” informáticos. Jolis da los detalles de los llamados 'cacahuetes', los móviles no identificados que manejaban. "Los cacahuetes surgen de la reunión previa al 30G [una protesta el 30 de enero coincidiendo con la investidura fallida de Puigdemont a distancia]. En la reunión, salió el tema de cómo se iban a comunicar las personas, que no querían usar su teléfono personal. Dije que la única manera de tener un teléfono que no estuviera a tu nombre era con una tarjeta que no estuviera a tu nombre. Pero al poco rato, Xavi Duch dijo que igual sí las podía conseguir. Y les llamamos cacahuete para que no todo el mundo quisiera tener uno”.

La confesión del CDR: "Decían que Torra estaba de acuerdo en ocupar el Parlament"

Como experto, fue contactado por una hermana de Puigdemont para intentar que le montara una comunicación con el expresidente fugado en Bélgica que no pudiera interceptar la policía. "Vino como invitada la hermana de Puigdemont a una cena para recoger dinero para las cajas de resistencia, y un compañero de Santa Perpetua le dijo: ‘Él sabe cosas de móviles’. Ella me solicitó si me podía llamar, porque buscaban una línea de comunicación privada, entiendo para que la policía no lo rastreara". Cuando le preguntan si estaba de acuerdo en encubrir conversaciones a la policía, responde: “Yo siempre he estado a favor de la privacidad de la persona, siempre”. Jolis pasa luego a desmarcarse del expresidente y sus reivindicaciones: "Puigdemont no me daba de comer, y de hecho me quitó medio sueldo cuando trabajaba en ambulancias, pero vi una oportunidad de ingresar dinero en casa".

Al final, Jolis se desmarca completamente de esas actuaciones y afirma que poco después abandonó los CDR. "Estoy totalmente arrepentido de estas cosas. De hecho, cuando entró el guardia civil, me presté a colaborar en todo y a los compañeros de la guardia civil [en ese momento, el juez le advierte de que no son compañeros suyos] me ofrecí a ayudarles y a lo que haga falta".

Otro de los investigados que aplaudieron a la Guardia Civil ante el juez fue Jordi Ros: "Todo es 100% arrepentimiento y pedir disculpas". Su interrogatorio se centró en la fabricación de explosivos, una labor que él mismo comparó con el Proyecto Manhattan. "Yo soy bastante autodidacta y más o menos cultivado, leído. Ahora mismo, te diré una cosa que a lo mejor se escapa... Pero haré una pequeña comparación: en el Proyecto Manhattan, el de la bomba atómica, trabajaban allí miles de científicos [...] y solo había una persona que sabía en qué se trabajaba realmente, que era Oppenheimer". A partir de ahí, habló sobre su producción de termita y nitrocelulosa como si fuera un objetivo "personal", un "reto", una forma de "experimentar".

La confesión del CDR: "Decían que Torra estaba de acuerdo en ocupar el Parlament"

No llevaba ni cinco minutos declarando cuando el fiscal le pidió concretar más. Le recordó que trabajaban después de cenar "para que no estuvieran los niños delante", pero Ros evitó dar una respuesta clara. Le recordó que se puso en contacto con otros CDR de Manresa que también fabricaban termita, pero se limitó a decir que el trabajo de sus vecinos era "muy poco exitoso". Cuando la pregunta se centraba en cómo pretendía utilizar la termita y la nitrocelulosa, Ros volvía entonces a la idea de "experimentar": "¿Qué producto quería hacer usted?". "Quería hacer ácido nítrico más concentrado". "¿Y para qué quería el ácido nítrico?". "Para ver si se podía lograr". ¿Y con el ácido nítrico, qué se puede hacer?". "Muchas cosas". "¿Explosivos, por ejemplo?". "Sí". "¿Y esa era su intención?". "No, no del todo. Era probar si...". "¿Si podía hacer explosivos?". "Sí".

La confesión del CDR: "Decían que Torra estaba de acuerdo en ocupar el Parlament"

En vista de que no iba a abandonar la línea de Oppenheimer, el fiscal comenzó a repasar sus conversaciones con otros investigados. Sobre el asalto al Parlament, reconoció que hablaron de "ir derribando a los 'mossos', reduciéndolos y poniéndoles una brida a modo de esposas". También abordó su visita a una torre eléctrica, pero redujo el plan de atacarla a un "murmullo". Más allá de los otros detenidos, tampoco quiso incriminar a ninguna persona ni aclarar si seguían órdenes de alguien. En ningún momento mencionó a Torra o Puigdemont y evitó explicar a qué se refería en mayo cuando dijo a Duch que tenían que "empezar a mover las cosas" porque "puede haber un tsunami".

Las preguntas que más le arrinconaron fueron sobre los hallazgos en su móvil: "El 6 de septiembre, dice que va a destilar una cerveza en casa de sus padres y va a hacer 'pum, pum, pum', ¿a qué se refiere usted?". Ros no lo recordaba. "¿Redactó una nota reivindicativa por si cometía un hecho o unos hechos?". Ros reconoció que la había escrito, pero no recordaba su contenido. "¿Usted hacía búsquedas en su móvil del cuartel de la Guardia Civil?". Ros respondió que "conscientemente no". Pasada la media hora, el fiscal incidió entonces en por qué tenían anotaciones sobre el explosivo Goma-2: "Buena pregunta. No tengo respuesta para esa pregunta".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios