CONVERSACIONES INTERCEPTADAS

Los CDR planeaban ocupar el Parlament una semana y colocar explosivos el "día D"

Los agentes encontraron termita ya mezclada, otras sustancias químicas, manuales para fabricar artefactos y fotos y croquis de una casa cuartel de la Guardia Civil en la provincia de Barcelona

Foto: Nueve independentistas detenidos en operación de la Guardia Civil en Cataluña, el pasado lunes. (EFE)
Nueve independentistas detenidos en operación de la Guardia Civil en Cataluña, el pasado lunes. (EFE)

La Guardia Civil desarticuló este lunes un grupo independentista compuesto por nueve miembros de los autodenominados comités de defensa de la república (CDR) que llevaban meses preparándose en secreto para responder a la sentencia del 'procés' con acciones violentas, un salto en la estrategia de choque frontal con el Estado por la que apuesta ya un amplio sector del secesionismo. Los detenidos fabricaron presuntamente sus propios explosivos y llegaron a ensayar su eficacia. Entre sus objetivos prioritarios, el Parlament, que pretendían asaltar por la fuerza y ocupar durante una semana, y una casa cuartel del Instituto Armado en una localidad de la provincia de Barcelona en que los agentes viven con sus familias. La acción debía desarrollarse el "día D", informan fuentes cercanas al caso.

Los CDR planeaban ocupar el Parlament una semana y colocar explosivos el "día D"

Los arrestos y registros se precipitaron tras detectarse indicios de que el grupo pretendía cometer un atentado entre el segundo aniversario del 1-O y la publicación del dictamen del Tribunal Supremo, que se espera a finales de la primera quincena de octubre. Según han confirmado fuentes próximas al caso, los agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil interceptaron conversaciones en las que los investigados se referían a esa fecha con el nombre indeterminado de “día D”. Planeaban para esa jornada, la de la publicación de la sentencia o una posterior ya prefijada, una batería de acciones para sembrar el caos y espolear una respuesta masiva a la sentencia que pusiera en jaque a las Fuerzas de Seguridad. Por ese motivo, se les imputan los delitos de rebelión y sedición, además de terrorismo y tenencia de explosivos.

La ocupación del Parlament, además de su peso simbólico, tendría como último objetivo escenificar una proclamación unilateral de la república, un viejo plan con el que han especulado otros grupos. El intento de salto de la verja del Parque de la Ciutadella, que rodea el palacio que alberga la Cámara Baja autonómica, se ha convertido en algo recurrente en los últimos tiempos. Ya en el primer aniversario del 1-O grupos de radicales intentaron la toma tras una marcha convocada por la Asamblea Nacional Catalana. La pasada Diada, el episodio se reprodujo cuando decenas de personas arrojaron vallas para acceder al recinto y fueron detenidas por los Mossos d'Esquadra.

Los registros efectuados en una decena de viviendas y almacenes serán clave para el esclarecimiento de los hechos. Los investigadores localizaron un laboratorio en el que los acusados ya habían mezclado termita, una sustancia explosiva que se utiliza como precursor de artefactos y que es el resultado de la combinación de aluminio y óxido metálico, dos sustancias fáciles de encontrar en España. También habían adquirido ácido sulfúrico y parafina. Junto a estos materiales, aparecieron documentos con las recetas para elaborar la termita, así como cloratita y Goma 2, dos mezclas con mayor poder destructivo.

Según fuentes jurídicas, el grupo llegó a realizar pruebas con artefactos reales en una de las viviendas registradas, una masía a las afueras del pequeño pueblo de Sant Pere de Torelló, al norte de la provincia de Barcelona. El inmueble, una antigua hípica con tres edificaciones y cuadras donde se habían instalado varios de los detenidos, estaba suficientemente alejado como para no levantar sospechas. La Guardia Civil inspeccionó a fondo la finca y otras propiedades en Mollet del Vallès, Sabadell, Sant Fost de Campsentelles, Santa Perpètua de Mogoda y Cerdanyola del Vallès.

Mapa de la masía registrada por la Guardia Civil a las afueras de Sant Pere de Torelló. (EC)
Mapa de la masía registrada por la Guardia Civil a las afueras de Sant Pere de Torelló. (EC)

No solo se encontró material explosivo y manuales con porcentajes para elaborar bombas. También se halló una lista de los supuestos objetivos que los radicales querían atacar de forma inminente, así como fotografías y croquis del edificio que ocupaba una posición destacada en sus planes: una casa cuartel del Instituto Armado ubicada a unos 40 minutos en coche de la masía en la que habrían probado sus artefactos y donde los guardias civiles comparten espacio de trabajo con sus familiares.

Los agentes se llevaron abundante material informático y dispositivos de comunicaciones que tendrán que ser ahora analizados por especialistas. Al menos dos de los nueve detenidos, Eduard Garzón y David Budria, son viejos conocidos de las Fuerzas de Seguridad. Además de militar en los CDR, forman parte del colectivo independentista Los 9 de Lledoners, un grupo de radicales acusado de robo, graves riesgos para la circulación, lesiones, atentado contra la autoridad y desórdenes públicos por tratar de impedir por la fuerza y con barricadas el traslado de los líderes del 'procés' desde la prisión catalana a Madrid el pasado 1 de febrero.

El Govern de Quim Torra, que este lunes salió en defensa de los detenidos y acusó al Estado de usar “la represión como única respuesta”, está personado curiosamente como acusación en ese otro procedimiento. Garzón y Budria aseguraron hace unos días en una entrevista que esa causa es una “farsa” y que no se podrán demostrar los hechos de los que están acusados. Sus problemas con la Justicia han crecido en las últimas horas. Otro de los detenidos en el dispositivo antiterrorista es un varón de Sabadell identificado como Jordi Ros, también integrante de los CDR.

A última hora del lunes, dos de los nueve detenidos fueron puestos en libertad con cargos. Los otros siete serán conducidos a Madrid en las próximas horas para tomarles declaración en la Audiencia Nacional. Está previsto que el instructor de la causa, el juez Manuel García-Castellón, los interrogue este jueves y se pronuncie sobre su ingreso o no en prisión provisional.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios