Es noticia
Menú
Madrid tirará de fondos europeos para la segunda fase de su plan de alquiler asequible
  1. Empresas
hasta 70 millones

Madrid tirará de fondos europeos para la segunda fase de su plan de alquiler asequible

El Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso aspira a lanzar esta primavera la segunda fase del Plan VIVE, iniciativa a la que valora inyectar hasta 70M de fondos europeos para garantizar su éxito

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Mariscal)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Mariscal)

La Comunidad de Madrid trabaja contrarreloj para poder lanzar, la próxima primavera, la segunda fase de su plan de colaboración público-privada de viviendas asequible, el Plan Vive, una de las iniciativas de pisos en alquiler más ambiciosas de toda la piel de toro.

El objetivo que se marcó el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso cuando diseñó el Vive fue movilizar suelos de las administraciones madrileñas para sacar al mercado 25.000 hogares en alquiler, que serán construidos y gestionados por empresas privadas.

Foto: El alza de la inflación y de los materiales de construcción ha impactado en Vive y HMB. (EFE/Javier Cebollada)

Más de la mitad de esta cifra, unos 15.000 pisos, están planificados para esta legislatura, que se encuentra ya en su ecuador. Las primeras 5.400 viviendas fueron adjudicadas el pasado diciembre a Ares y Culmia, un proceso al que solo terminaron concurriendo estos dos candidatos y en el que quedó desierto uno de los cuatro lotes que se sacaron a concurso.

Con la lección aprendida, y en un escenario marcado por el alza de la inflación y el fuerte incremento de los costes de construcción, el Ejecutivo regional está valorando fórmulas para garantizar el complejo equilibrio que se necesita para combinar la rentabilidad del inversor privado con una renta asequible para los inquilinos.

placeholder De 468 a 800€/mes, los futuros alquileres asequibles de los pisos de Ayuso en Madrid. (iStock).
De 468 a 800€/mes, los futuros alquileres asequibles de los pisos de Ayuso en Madrid. (iStock).

Para conseguirlo, el Gobierno madrileño está trabajando con la idea de destinar el dinero procedente de los fondos europeos a respaldar financieramente su plan de vivienda asequible. Para ello, cuenta con hasta un cheque de 70 millones de euros, según afirman fuentes conocedoras.

Desde la consejería de Medio Ambiente y Vivienda reconocen estar trabajando lanzamiento de la segunda fase para este primer trimestre y estar valorando diversas opciones, entre las que se encuentra la posibilidad de respaldar el Vive con los fondos Next Generation y bajo la fórmula de destinar estos fondos a movilizar más suelos, es decir, no se darán en metálico al socio privado, sino que se aprovecharán para poner en mercado la principal y más cara materia: el terreno.

Este planteamiento está en línea con el que estudia la Comunidad Valenciana. El Ejecutivo de Ximo Puig ha tenido que rehacer su plan para sacar 2.400 alquileres asequibles tras el plantón promotor que sufrió el pasado otoño, cuando tuvo que suspender la licitación en marcha al no salir los números. Entonces, la administración valenciana empezó a trabajar con la idea de recurrir al maná europeo para subvencionar la construcción de los pisos y mantener inamovible el precio de renta previsto.

En esta legislatura, Ayuso quiere lanzar 15.000 pisos de alquiler asequible del Plan Vive

La primera fase del Vive estuvo a punto de no salir adelante al haberse presentado solo los dos citados finalistas. No obstante, había un tercer interesado que se cayó en el último momento, la suma de fuerzas de Neinor y Cevasa, que estaba muy interesado por el proyecto, pero que tuvo que retirarse en el último momento porque la licitación le cogió justo cuando estaba colocando un bono verde y algunos inversores penalizaban su participación en Vive.

Al tratarse de vivienda asequible, la rentabilidad de este proyecto es muy ajustada, en torno al 5%, lo que hace que sean especialmente sensible a un contexto de incremento del precio de las materias primas e incertidumbre como el actual. Es aquí donde los fondos europeos podrían jugar en beneficio del plan, al ofrecer un colchón financiero con el que abordar una construcción de las viviendas más cara que la diseñada hace dos años, cuando se lanzó Vive.

Foto: La presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Otro punto que la comunidad aspira a mejorar en esta segunda fase es lograr un reparto más equilibrado de los lotes fueron, aspecto que según las fuentes consultadas fue determinante a la hora de que se quedara desierto el lote cuatro. En esta segunda fase se espera que salgan a licitación terrenos para levantar unos 1.500 pisos en localidades como Boadilla del Monte, Móstoles o Aranjuez, junto con algunos del fallido lote IV.

Para lograr mayor concurrencia, también se espera que la comunidad saque a concurso paquetes más pequeños, de unas 500 viviendas frente a las 1.700 de la primera fase, número que se convirtió en sí mismo en una barrera de entrada para promotores medianos.

La Comunidad de Madrid trabaja contrarreloj para poder lanzar, la próxima primavera, la segunda fase de su plan de colaboración público-privada de viviendas asequible, el Plan Vive, una de las iniciativas de pisos en alquiler más ambiciosas de toda la piel de toro.

Isabel Díaz Ayuso Inversores Rentabilidad Alquiler precio
El redactor recomienda