'ROAD SHOW' CON GRANDES FONDOS AMERICANOS

Pallete viaja a Wall Street para vender a inversores la nueva Telefónica multiservicios

El presidente de la operadora se reúne en Nueva York con varios de los principales fondos de inversión del mundo para saber qué opinan de la estrategia de la compañía

Foto: El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)

Telefónica anunció este martes que entra en el negocio de las alarmas con la adquisición del 50% de Prosegur España por unos 300 millones de euros. Pero la alarma que ocupa a la cúpula directiva de la operadora es la cotización, que cayó en agosto a su nivel más bajo en 22 años. Por ello, José María Álvarez-Pallete ha viajado a Estados Unidos para reunirse con los principales accionistas institucionales de la compañía, así como con grandes inversores extranjeros, para explicar la estrategia de la multinacional y, sobre todo, escuchar qué opinan estos fondos sobre la compañía española.

El viaje de Pallete a Nueva York llega una semana después de que la compañía celebrase un consejo extraordinario para tratar de reflotar la acción. En el se decidió traspasar activos a Telxius, lanzar un plan de prejubilaciones y contratar a 2.000 empleados subcontratados.

Fuentes oficiales de Telefónica han confirmado la presencia del presidente ejecutivo en Wall Street y el motivo de su visita a Estados Unidos, que no es otro que sentarse cara a cara con los gestores de carteras más importantes del mundo. Pero quitan relevancia a su reunión con inversores porque aseguran que lo suele hacer con frecuencia como parte de su trabajo ordinario. Incluso añaden que suele desplazarse a Nueva York al menos una vez al mes y, en algunas ocasiones, hasta dos veces.

Otras fuentes próximas a Telefónica aseguran que, como hacen la mayoría de presidentes ejecutivos o consejeros delegados, los ‘road shows’, como se conoce a estas reuniones intensivas con fondos, suelen coincidir con la presentación de los resultados trimestrales, semestrales y anuales. Un momento en el que los directivos del área financiera se desplazan por las principales capitales de Europa y Estados Unidos para dar detalles de los números. La operadora, cuyos dos mayores accionistas son BBVA y La Caixa, anunció las cuentas de los seis primeros meses del año el pasado 25 de julio y hará públicas las que van de enero a septiembre el próximo 5 de noviembre.

Por tanto, hacen hincapié en la importancia del momento y la relevancia con la que Pallete se ha tomado el contacto directo con los inversores para saber de viva voz qué piensan de Telefónica. En septiembre del pasado año, cuando la cotización cayó por debajo de los siete euros en agosto, el presidente de la operadora reaccionó de la misma manera y viajó a Wall Street para preguntar a los grandes inversores institucionales por qué no compraban sus acciones.

José María Álvarez-Pallete, en el pasado Mobile World Congress de Barcelona. (EFE)
José María Álvarez-Pallete, en el pasado Mobile World Congress de Barcelona. (EFE)

La respuesta general fue que Telefónica era, como las operadoras tradicionales de Europa, uno de los perdedores del tsunami que estaba sufriendo el sector por la revolución tecnológica. Una frase que, según fuentes próximas a la compañía, Pallete grabó a fuego en su cabeza y que le ha llevado a acelerar la transformación de Telefónica de una empresa que vendía voz a una multinacional que pretende ser líder en el nuevo universo de los datos.

Este verano, también por una nueva crisis en Argentina, los títulos de la operadora se cambiaban por debajo de los seis euros, el nivel más bajo desde 1997, lo que hizo saltar las alarmas en el consejo de administración. También a los más de 27.000 empleados de Telefónica que son participes de Fonditel, el fondo de pensiones de la compañía, que ha perdido más del 27% de la inversión destinada a compras de acciones de la operadora. Una pérdida que lastró el pasado año la evolución de este vehículo que gestiona parte de los ahorros de los trabajadores —2.700 millones de euros en total— y que cerró con una pérdida del 3,80%.

Inversores de primer nivel

En el capital de Telefónica están dos de las cinco mayores gestoras de inversión del mundo, como Blackrock, que tiene el 5%, tras adquirir recientemente 60,41 millones de acciones, Vanguard, que es dueña del 2,8%, y Norges Bank, que controla el 2,88% tras vender 17,9 millones de títulos. Sin embargo, según los datos de Bloomberg, que actualiza las posiciones de los accionistas de las empresas cotizadas, no aparecen como inversores destacados firmas como Capital Group, Fidelity, Allianz, Axa, JP Morgan o Goldman Sachs.

La irrupción la semana pasada del fondo activista Elliot en AT&T, la gran compañía de telecomunicaciones de Estados Unidos, ha encendido también la alarma de la defensa antiopa, debido a que este 'hedge fund' ya merodeó el pasado año por el capital de Telefónica para proponer cambios en la gestión.

Directivos de Telefónica han intervenido recientemente en Londres en dos conferencias temáticas sobre telecomunicaciones y medios con inversores, organizadas por Barclays, el 3 y el 4 de septiembre, y por Deutsche Bank, el 5 y el 6 del presente mes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios