EL CASO COMPLETO, PUNTO POR PUNTO

Zed, Pérez Dolset, un magnate ruso, Trump, el FBI... ¿Qué está pasando? Te lo explicamos

El grupo español Zed está en el centro de una gran investigación. Repasamos el caso cronológicamente y con las últimas novedades, como la detención de Pérez Dolset.

Foto: (Imagen: EC)
(Imagen: EC)

En los últimos días, El Confidencial ha venido publicando una serie de informaciones exclusivas firmadas por Agustín Marco en las que se detalla una gran operación internacional dirigida por el FBI y la SEC estadounidense en colaboración con las autoridades españolas. El caso parte del grupo Zed y escala en sus conexiones hasta los más altos niveles de poder, con implicaciones en las polémicas relaciones entre Rusia y Estados Unidos. Si no conoces la historia o has perdido el hilo, presta mucha atención.

Empecemos por el principio. Hablamos de Zed, una empresa española, pero... ¿qué es Zed?

Zed es una empresa tecnológica de productos y servicios para móviles. Fundada en 1996 por los hermanos Ignacio y Javier Pérez Dolset, ha experimentado una enorme expansión internacional. Su padre, formado en EEUU, era empresario y entre otras cosas tenía un negocio de videojuegos, por lo que entraron en contacto con ese nuevo mundo antes que nadie. ¿Te suena este juego?

Pues sí, en 1998 los Pérez Dolset fueron pioneros con el lanzamiento de 'Commandos', que alcanzó el número uno en 25 países. Fue el segundo videojuego más vendido del año en el mundo, solo por detrás de Tomb Raider. ¿Y esta película la conoces?

'Planet 51' es la película de animación española con más presupuesto de la historia (55 millones). Fue el filme español más taquillero de 2009 y ganó el Goya a la mejor cinta de animación. También lleva el sello del grupo Zed.

En 2014, el grupo comenzó a no poder afrontar pagos de préstamos bancarios hasta entrar en concurso de acreedores por razones que veremos más adelante. Puedes leer más sobre ellos en esta entrevista con Javier Pérez Dolset.

¿Quién está en el accionariado del grupo Zed?

Además de la familia Dolset, el grupo tiene otras participaciones españolas, entre las que destacan:

- Banco Santander

- Grupo Planeta: dueño de Atresmedia (Antena 3, laSexta, Onda Cero, La Razón...) y de numerosas editoriales (Planeta, Temas de Hoy, Espasa, Seix Barral...).

- Juan Abelló: financiero, una de las mayores fortunas de España tras la venta de los laboratorios Antibióticos S.A. en los años ochenta. Aquí puedes leer un perfil del empresario.

¿Y qué tiene que ver esta empresa con Trump y Putin?

Por partes. Todo empieza en 2009 cuando los Dolset, durante su expansión por Europa del Este, conocen a Mijaíl Fridman, el segundo hombre más rico de Rusia.

Éste es Mijaíl Fridman. 'Forbes' le adjudica un patrimonio de 16.000 millones de dólares.

¿Por qué es tan rico?

Fridman hizo gran parte de su fortuna en el petróleo, especialmente con la venta en 2013 del 50% de TNK, la tercera compañía energética rusa. Fridman puso a salvo su dinero, cobrado en rublos, en una cuenta en dólares en el Deutsche Bank, lo que le permitió esquivar la debacle posterior de la divisa del Gobierno de Moscú cuando las grandes potencias extranjeras castigaron al régimen de Vladimir Putin por la invasión de Crimea.

¿Y a qué se dedica?

Sus intereses son muy diversos: financieros (seguros, banca comercial, banca corporativa y gestión de activos), industriales (agua y energía), consumo (posee la mayor cadena de supermercados de Rusia) y telecomunicaciones. En este último punto es donde surge su conexión con el grupo Zed. En 2009, Zed adquirió el 50,10% de Temafon a la operadora rusa VimpelCom, cuyo principal accionista es Mijaíl Fridman.

¿Qué tal funcionó esa asociación?

Realmente bien. Durante tres años de amistosa relación los resultados crecieron exponencialmente: el beneficio operativo de Zed llegó a triplicarse hasta los 93 millones. VimpelCom incluso llegó a proponer a los españoles entrar en Uzbekistán a través del pago de mordidas a Gulnara Karimova, la excéntrica hija del presidente del país.

Esta es Gulnara Karimova. Fue embajadora de Uzbekistán en España

¿Cuándo se estropeó el negocio?

En 2013 todo parecía ir sobre ruedas con la creación de un 'holding' en Holanda (Zed+) que serviría para lanzar la llamada Operación Zeus: la salida a bolsa de la multinacional española al Nasdaq estadounidense, con una valoración que se estimó en 1.500 millones de euros. Sin embargo, VimpelCom rompió relaciones con los Dolset.

¿A qué se debió esa abrupta ruptura?

A que los Dolset habían denunciado la salida continuada de dinero de la caja de Temafon (la filial rusa de Zed) hacia Vstrecha, una sociedad “constituida sin conocimiento de Zed”. Son palabras de los investigadores españoles de la UDEF (Unidad de Delitos Económicos y Financieros) que trabajan ahora en el caso en colaboración con las autoridades estadounidenses. Desde Vstrecha se desviaba dinero a Funbox, una empresa de citas que pertenece a Aleksander Kolokotsev, el hijo del ministro del Interior ruso, Vladimir Kolokoltsev. Para esclarecer esos movimientos, Zed encargó un informe pericial a PwC.

Este es el ministro Vladimir Kolokoltsev

¿Qué concluyó el informe?

“Se presume que los recursos de Zed y Temafon han sido usados con la intención de construir valor para el beneficio de terceros”. La sospecha era que se habían desviado cerca de 30 millones de dólares a Funbox. La Policía cree que no es el único desvío de fondos, tal y como documentaron PwC y Alvarez & Marsal. Según sus informes, para el vaciado de la caja se utilizaban al menos cuatro sociedades más.

¿Hay motivos adicionales para sospechar del pago de sobornos al Gobierno ruso?

Hay precedentes. VimpelCom ya ha tenido que pagar este año una multa de 835 millones de dólares al Departamento de Justicia estadounidense y a la SEC (el supervisor financiero en EEUU) por pagar cohechos millonarios a familiares del presidente de Uzbekistán.

¿Y cómo reaccionó VimpelCom a la denuncia de su socio español?

Bastante mal. Tal y como describen los investigadores, VimpelCom decidió terminar los contratos con Zed para ahogarla paulatinamente y promovió la no aprobación de las cuentas de Zed+ hasta forzar el impago de un crédito de 140 millones que le habían concedido varios bancos. Las entidades financieras acabarían forzando el concurso de acreedores de Zed. La disputa provocó la destitución de Pérez Dolset como consejero delegado de Zed+ en Ámsterdam y el nombramiento de Peter Wakkie como administrador independiente. Posteriormente, los socios rusos iniciaron un 'inquiring proceeding' en Holanda por considerar que los Dolset habían incumplido un pacto por el que renunciaban a investigar el presunto desvío de dinero al hijo del ministro ruso a cambio de una compensación económica. Como consecuencia, un juez de la Cámara de Comercio decidió expropiar todas las acciones a todos los inversores.

Este es Peter Wakkie, el administrador independiente

A este Wakkie no le conoce nadie

Error. Wakkie es un abogado de gran prestigio en Holanda. De hecho, es consejero de Ahold, uno de los grandes grupos de distribución del mundo —en España llegó a tener 600 supermercados—, presidente de TomTom (el fabricante de navegadores para coches y móviles) y hasta el pasado año consejero y presidente de la comisión de retribuciones del banco ABN Amro (tuvo que abandonar el cargo tras el escándalo por la subida de los sueldos del equipo directivo del banco, que fue nacionalizado en 2008 con un coste de 21.600 millones para el erario público). Aunque en Holanda se le conoce sobre todo porque es un habitual del consejo de administración del Ajax de Amsterdam, el club más laureado del país, cuatro veces campeón de Europa. En 2012 tuvo que resolver un conflicto entre Johan Cruyff y el resto de consejeros del club de la franja roja.

Disfrutemos de una foto de Cruyff en el Ajax para aligerar este asunto

¿Y cuál es el papel de Wakkie en todo esto?

En teoría es el administrador independiente de Zed+. En realidad, está vinculado a Mijaíl Fridman. En concreto es el principal ejecutivo de una fundación (Highland Marina Stiching) dependiente de una empresa de Fridman (LetterOne), según consta en la documentación de las autoridades policiales.

¿Ha administrado lealmente Zed+?

La Policía no lo cree, y por eso le detuvo en el aeropuerto de Barajas en una macrooperación. La Fiscalía Anticorrupción le acusa de tres delitos: insolvencia punible, integración en organización criminal y blanqueo de capitales. Los investigadores consideran que ha sido un colaborador necesario de Fridman para impedir las investigaciones de los pagos millonarios a parientes de ministros del Kremlin, hundir las cuentas de Zed+ y facilitar la compra a un precio irrisorio por parte de socios cercanos al magnate. Wakkie quedó en libertad en la medianoche del lunes tras ser interrogado por el equipo de José Grinda, el fiscal encargado de la investigación. Aquí puedes leer más sobre sus presuntas actuaciones cuestionables en la administración de Zed+. El abogado holandés ha negado todas las acusaciones a través de su representante legal, mientras que los Dolset han pedido a la corte holandesa la destitución de Wakkie.

Hace ya 16 preguntas que hemos dicho que íbamos a hablar de la conexión Putin-Trump en todo esto

Vamos con ello. Como es sabido, Barack Obama ha realizado graves acusaciones contra Rusia, asegurando que el país trató de sabotear las elecciones a la Casa Blanca y que llevó a cabo múltiples injerencias para favorecer la victoria de Donald Trump, incluyendo el 'hackeo' de los servidores de correo electrónico de Hillary Clinton. Mientras tanto, Trump ha presumido constantemente de su buena relación con Rusia. Y en este contexto salió a la luz un supuesto informe de inteligencia con numerosas acusaciones no verificadas, en el que se asegura que el Gobieno ruso posee mucha información comprometida sobre el nuevo presidente estadounidense y que piensa utilizarla para chantajearle en favor de sus intereses. Una vieja estrategia conocida como 'kompromat'.

¿Y?

Pues que Mijaíll Fridman aparece en ese informe. En las páginas 25 y 26 se asevera que fuentes oficiales rusas del más alto nivel han confirmado la cercanía actual entre Fridman y Putin, al que asesora en asuntos relacionados con política exterior, especialmente con Estados Unidos. "Significativos favores continúan haciéndose en ambas direcciones", se asegura. Ya el pasado noviembre, diversas piezas publicadas en la prensa estadounidense apuntaban a que Fridman ha sido uno de los colaboradores necesarios en el 'hackeo' de Clinton, acusación que el oligarca desmintió en un comunicado oficial.

En esta entrevista Obama habla de las injerencias rusas y de la relación Trump-Putin

¿Esto es tan importante?

Desde luego las autoridades estadounidenses no lo están tratando como un asunto menor. En la investigación del caso participan el FBI, la SEC, el Departamento de Justicia y la Fiscalía Anticorrupción de Estados Unidos, en coordinación con las autoridades españolas. El equipo de investigación americano que aterrizó en España en enero está compuesto por 20 personas. Los enviados interrogaron a Javier Pérez Dolset y a una docena de directivos. Los miembros del Departamento Nacional de Seguridad de Estados Unidos, junto con el fiscal, investigadores de la SEC, la CIA y del FBI, ya habían entrevistado al directivo español en Nueva York a principios del pasado mes de noviembre en una jornada intensa en la que le pidieron toda su colaboración.

La detención de Wakkie en Barajas tampoco fue poca cosa: entre 30 y 40 agentes de los cuerpos especiales de seguridad tomaron la terminal 2 del aeropuerto ante el estupor de los viajeros que estaban esperando a familiares y amigos. Las cámaras y los móviles de los allí presentes fueron requisados para evitar que tomaran cualquier imagen de la operación.

Un pequeño resumen gráfico de la cuestión

¿Y qué ha pasado después? Broncas y detenciones

El pasado enero se celebró una junta de accionistas de Zed, la filial española, a la que Peter Wakkie no acudió y envió a un representante. El ambiente fue de alta tensión. La familia Lara (grupo Planeta) pedía la destitución de Javier Pérez Dolset como presidente, aunque esa posibilidad no llegó a votarse durante la junta. Pero una vez terminado el acto, Planeta y el sustituto de Wakkie acordaron despedirle. El acto se saldó con el presunto despido del fundador de la compañía y el nombramiento de tres consejeros propuestos por los Lara. Pero lo cierto es que el Registro Mercantil no aceptó estos cambios y el presidente se mantiene a día de hoy en el puesto, a la espera de la decisión del administrador concursal. Además, Planeta admitió que se había aliado con los rusos para intentar comprar ZED+ en noviembre, a un precio que los informes posteriores consideran de derribo.

Javier Pérez Dolset. (Grupo Zed)
Javier Pérez Dolset. (Grupo Zed)

En abril, este diario informaba de que, durante la investigación de la Fiscalía Anticorrupción sobre el presunto pago de sobornos a los rusos, los interrogatorios a los directivos de ZED+ han revelado que los empresarios españoles también habían podido cometer graves irregularidades. Pérez Dolset habría desviado dinero de ZED Worldwide, la filial con sede en Madrid, a la empresa Pure Action Sports Europe, una mercantil con sede en Barcelona y vinculada a la familia. A través de esta compañía, los Dolset han patrocinado numerosas pruebas mundiales de 'kitesurf', uno de los deportes del que el presidente de la empresa de tecnología —Javier Pérez Dolset— es un conocido practicante.

Y este jueves 29 de junio, Javier Pérez Dolset y su hermano Ignacio han sido detenidos en una operación de la UDEF contra una trama empresarial que habría obtenido de forma irregular ayudas públicas del Ministerio de Industria durante los Gobiernos de Zapatero y Rajoy. Las subvenciones se concedieron a Zed Worldwide, pero gran parte del dinero fue luego desviado por los gestores de la compañía a otras mercantiles mediante operaciones fraudulentas. El Ministerio Público sostiene que, además de los desvíos a la empresa de kitesurf, Pérez Dolset habría tenido una participación aún mayor en la quiebra de su propia empresa, perjudicando de ese modo al resto de accionistas y también a los acreedores, entre ellos, los 200 empleados que tenía Zed hasta hace solo unos meses. Además de las subvenciones de Industria y Economía, el empresario habría vaciado otros activos de la tecnológica ante su inminente hundimiento, incurriendo así en un delito de insolvencia punible. Se le atribuye una apropiación cercana a los 10 millones de euros.

Todas las novedades las seguiremos contando en El Confidencial.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios