pérez dolset queda en un limbo

Planeta congela su alianza con los 'rusos' de ZED+ tras el escándalo de los sobornos

Los Lara, que no han podido destituir a Pérez Dolset como presidente, reconocen haber presentado una oferta por la empresa de tecnología con los inversores rusos

Foto: José Creuheras, presidente del Grupo Planeta. (EFE)
José Creuheras, presidente del Grupo Planeta. (EFE)

Alta tensión vivida en la junta extraordinaria de accionistas de Zed Worldwide, la empresa española participada por los Pérez Dolset, Juan Abelló, Banco Santander, Grupo Planeta y una serie de inversores rusos cuyas empresas se han visto salpicadas por sobornos a políticos de Europa del Este. La batalla, por la que la familia Lara pedía la destitución de Javier Pérez Dolset como presidente delegado de la compañía, se ha saldado con la permanencia de este último en su puesto y el reconocimiento por parte de Planeta de su alianza con Vage Engibaryan y Mijaíl Fridman para comprar ZED+ —el holding holandés— a un precio que los informes posteriores consideran de derribo.

Esa era, tras las investigaciones de la unidad de la Policía Nacional encargada del crimen organizado, una de las tesis elaborada por la Fiscalía Anticorrupción. Luis Elías, representante de Grupo Planeta en la junta extraordinaria, lo ha confirmado este viernes al admitir que a finales de noviembre presentó una oferta conjunta con Bambalia, propiedad de Vage Engibaryan, íntimo amigo de Fridman, y NPI Holding, cuyo directivos fueron arrestados el pasado otoño por sobornos.

En el transcurso de la junta, Elías calificó a estos inversores rusos de “mafiosos”, si bien posteriormente pidió matizar esta calificación al indicar que así se les había llamado en la prensa. No obstante, después ha vuelto a afirmar que “desconocía que Bambia fuese una compañía mafiosa porque Javier Pérez Dolset se lo ocultó”. Sin embargo, la oferta fue presentada a Peter Wakkie, el administrador de ZED+ arrestado con graves cargos el pasado lunes en España, el 16 de noviembre de 2016, cuando ya era pública la demanda en la Fiscalía Anticorrupción por posible insolvencia punible y desvío de fondos a familiares de un ministro del Gobierno de Rusia.

Según la Policía española, fue una sorpresa que los Lara se aliaran con los empresarios rusos porque desde el año 2011 habían “dejado clara su intención decidida de vender su participación en Zed Worldwide y es conocido que las condiciones de su financiación bancaria (su deuda) les prohíben invertir en la compra de activos como ZED+”. Así consta en un borrador de la UCDEF, que se remite al informe anual de auditoría de Planeta Corporación para subrayar que la participación del 20% en la filial española de Zed+ es calificada como “disponible para la venta”.

El directivo del grupo catalán ha indicado en su intervención: “Si hemos cometido algún error con Bambalia, lo corregiremos”. Una declaración que se produce después de que José Lara, el heredero del imperio mediático y consejero delegado de Planeta, tuviese que ir este jueves a la Fiscalía Anticorrupción como testigo por la investigación de las autoridades españolas de las presuntas irregularidades de ZED+ en Rusia. No era la primera vez que Lara era llamado a prestar su versión de los hechos, ya que en noviembre del pasado año ya tuvo que acudir a la policía.

El limbo de Pérez Dolset

Tras el cruce de acusaciones, lo cierto es que el punto número tres de la junta extraordinaria, en el que debía plantearse la destitución de Javier Pérez Dolset, no ha llegado ni a someterse a votación porque el administrador concursal de Zed Worldwide ha considerado que en el actual conflicto entre socios no procedía tal decisión hasta tener suficientes informes jurídicos que validasen las posiciones de cada una de las partes.

En conclusión, Javier Pérez Dolset sigue al frente de la empresa española, al tiempo que la familia fundadora ha pedido a la corte holandesa la destitución de Peter Wakkie como administrador de ZED+ tras confirmar la Fiscalía Anticorrupción los cargos de insolvencia punible, integración en organización criminal y blanqueo de capitales. Un documento que el directivo del Grupo Planeta y el sustituto de Wakkie —el conocido abogado neerlandés no se ha presentado a la junta y ha enviado a un representante— han tenido a su disposición para corroborar la situación actual del gestor. Una vez acabado el acto, Planeta y el sustituto de Wakkie han acordado despedir a Pérez Dolset, cuyo futuro queda ahora en un limbo jurídico, puesto que al haberse dispuesto fuera de la junta se desconoce la validez de la decisión.

El siguiente 'round' de esta batalla se celebrará previsiblemente en Ámsterdam en los próximos días cuando la Enterprise Chamber estudie la petición de los Pérez Dolset de despedir de forma inmediata a Wakkie, al que acusan de ser un colaborador de Fridman y Engibaryan. El magante ruso, el segundo hombre más rico de su país, niega conocer al abogado holandés ni tener nada que ver con este turbio asunto de fraude y sobornos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios