Entrevista a Pablo Casado

"Gracias a Sánchez, Puigdemont pudo reunirse con los CDR y trazar su plan"

Casado avisa de que en Cataluña se dan ya todos los ingredientes de rebelión como para aplicar la ley de partidos contra las organizaciones que instan o apoyan la violencia

Foto: El líder del PP, Pablo Casado, durante la entrevista. (David Mudarra)
El líder del PP, Pablo Casado, durante la entrevista. (David Mudarra)

Pablo Casado apura el tramo final de la campaña electoral del 10-N a su ritmo habitual de tres mítines diarios y desbordado en su discurso por los nuevos datos sobre el desafío de los independentistas en Cataluña, la inacción de Pedro Sánchez y los avisos de otra crisis económica. Presenta en Madrid a Ana Pastor en un foro de debate por la mañana, da un mitin con Cayetana Álvarez de Toledo a medio día en Barcelona y remata jornada por la tarde en Zaragoza en otro acto con el alcalde, Jorge Azcón. Y entre el avión y el AVE se le juntan las noticias de los últimos líos en que se ha metido Sánchez, al presumir de que da órdenes a la Fiscalía o negar los síntomas del frenazo económico.

El presidente del PP pasa de ver desbordado a Sánchez frente a las maniobras de Quim Torra a anotar las ventajas con que ha contado Carles Puigdemont para seguir conspirando contra el marco constitucional gracias a la decisión del Gobierno de dejar hacer a la Generalitat en el exterior. También apunta en conversación con El Confidencial que en Cataluña se dan ya todos los ingredientes de rebelión e incluso terrorismo como para aplicar la ley de partidos contra las organizaciones independentistas que instan o apoyan la violencia, como ocurre con los CDR.

PREGUNTA. ¿Influye en la campaña que los CDR detenidos por la Guardia Civil citen a Torra y Puigdemont en sus planes para ocupar el Parlamento catalán con el fin de reactivar la proclamación de su república?

RESPUESTA. Me parece que esos nuevos datos incapacitan a Pedro Sánchez para presidir el Gobierno de España, porque hay que unirlos a su negativa a responder si volvería a pactar con ellos para seguir en la Moncloa teniendo en cuenta que a ellos les debe el puesto, como Junqueras le recordó por carta desde la cárcel. Y lo que más me preocupa es que se podía haber evitado, porque empezó cuando el Ejecutivo de Sánchez levantó la supervisión de las cuentas públicas de la Generalitat que nosotros habíamos aplicado con la ley de estabilidad presupuestaria y que luego permitió la reapertura de las embajadas. Han tenido capacidad exterior y presupuesto para pagar las reuniones de los CDR con Puigdemont y para trazar ese plan.

Pablo Casado (c), durante un acto electoral este miércoles en Zaragoza. (EFE)
Pablo Casado (c), durante un acto electoral este miércoles en Zaragoza. (EFE)

P. ¿Qué respuesta va a pedir al Gobierno?

R. Reforzamiento institucional. Lo primero, ahora, es que el PSOE rompa cualquier acuerdo institucional con ellos, y lo segundo es sacar a Sánchez de la Moncloa una vez ha dicho que está dispuesto a pactar con los independentistas. Como decía el propio CDR detenido, esto ya puede ser un delito de terrorismo. No estaba desinformado. Si les pillaron con explosivos y si ya hay una violencia articulada, lo que pido es que se aplique la ley de partidos, que puede afectar a cualquier organización política que aliente o justifique la violencia. Así acabamos con el entorno batasuno de la 'kale borroka'. En la investigación de la Audiencia Nacional, aparecen cada vez más vínculos de Puigdemont y Torra con la violencia organizada. Y estos son los socios de Sánchez, de los que no reniega en un debate ante 10 millones de espectadores.

P. Pero el jefe del Ejecutivo ya anuncia que va a ordenar la detención de Puigdemont a través de la Fiscalía.

R. A buenas horas, mangas verdes. De entrada, es una falta de respeto a la Fiscalía y si tengo que creer a Sánchez, todo un ejercicio de esfuerzo por mi parte, me pregunto por qué si podía no ordenó antes la detención de Puigdemont. ¿Les debía la investidura y los Presupuestos a los independentistas? Insisto, no puede presidir el Gobierno de España alguien que pacta con quienes quieren romperla, alguien que niega la nación española y la define como plurinacional.

"Gracias a Sánchez, Puigdemont pudo reunirse con los CDR y trazar su plan"

P. La salida que plantea ahora el PSOE es gobernar en solitario después del 10-N solo gracias a la abstención de los demás, la primera la suya.

R. Yo le pregunté cinco veces el lunes si renunciaba a gobernar con sus socios, miró para abajo y garabateó su testamento político. Quien calla otorga, y hay silencios atronadores como el suyo. Es rehén de sus aliados independentistas, además de incapaz de gestionar la crisis económica.

P. ¿Usted ordenaría la captura de Puigdemont si llega al poder?

R. Yo respaldaría a la Fiscalía General del Estado para que actuara de oficio, como hicimos con José Manuel Maza, que fue quien presentó la querella que permitió después las condenas por sedición impuestas por el Tribunal Supremo. Por cierto que Maza, que en paz descanse, fue reprobado en el Congreso por el PSOE y por Ciudadanos.

P. Cuando estuvo el mes pasado en la Moncloa, ¿no habló con Sánchez de los escenarios de rebelión o violencia que podían propiciar los independentistas y las posibles respuestas del Estado?

R. Sánchez nos usó en la reunión para ganar tiempo. Creí que la cita era para preparar medidas y lo que hizo fue pretender neutralizarnos en un abrazo de boxeador sonado. Le dije que tenía nuestro apoyo para hacer algo y no ha hecho nada. Le pedí que aplicara la Ley de Seguridad Nacional para defender a los catalanes de los violentos y a los 'mossos' de sus mandos políticos irresponsables que ahora quieren purgarlos; le pedí que rompiera los 40 acuerdos que tiene con los independentistas en los ayuntamientos catalanes y me respondió que... Mejor me ahorro lo que me dijo por respetar una conversación privada, pero era algo inaceptable. Vi que era consciente de que la sentencia del Supremo llegaría antes de la campaña electoral. Prefirió que coincidiera.

Pablo Casado (3i), este miércoles en el Palacio de Congresos de Zaragoza. (EFE)
Pablo Casado (3i), este miércoles en el Palacio de Congresos de Zaragoza. (EFE)

P. Le acusa a usted de deslealtad. ¿No ha vuelto a hablar con él?

R. No, y él ya ha elegido otro Gobierno Frankenstein. Ha decidido que no está con los constitucionalistas y que no va a poner orden ni con Torra ni con la crisis económica. Cuando creía que iba a tener 150 escaños se hacía el duro en Cataluña, hablaba de aplicar el artículo 155 y de medidas excepcionales. En cuanto ha caído a 120, intenta asegurar el electorado del PSC, del PSE, del PSdeG... y no cerrar la puerta a sus socios independentistas catalales e incluso a Bildu, con quien acordó la investidura de Chivite en Navarra y cuya abstención fue fundamental en la moción de censura.

P. ¿En qué basa el PP ese optimismo de cierre de campaña al elevar sus expectativas más allá de los 100 escaños?

R. En que hay un empate técnico. Si el PP está en una intención de voto del 23% y el PSOE en el 26%, según diferentes encuestas, todo depende de cómo capitalices los escaños en unas provincias u otras. Si yo saco un escaño más que Sánchez, me presentaré a la investidura y pactaré con todos, con los que ya lo hago en las autonomías, y hasta puedo tener una interlocución con un PSOE después de Sanchez sobre la base de los pactos de Estado que planteé estos meses atrás.

Pablo Casado (c), este miércoles, en el Palacio de Congresos de Zaragoza. (EFE)
Pablo Casado (c), este miércoles, en el Palacio de Congresos de Zaragoza. (EFE)

P. ¿Pero cómo puede llegar o superar el Partido Popular los 100 escaños si Vox se dispara a 50 como dicen algunos sondeos?

R. Ya veremos lo que saca Vox. Yo tengo que reiterar la apelación a un voto unido. Si se vota como en abril, saldrá lo de abril: Sánchez. Y Vox y Ciudadanos aplaudieron mucho esa noche, yo no, porque yo quería sacar a Sánchez del Gobierno. Como no quisieron España Suma, y Rivera tuvo una oferta personal mía, tengo que apelar a sus votantes, a los de Vox y a los de Cs, para que se sumen en torno a la papeleta del Partido Popular, porque si volvemos a fraccionar los apoyos con los mismos votos que la izquierda, tendremos menos escaños, como pasó en abril. Pero si hacemos una España Suma 'de facto', ganaremos a Sánchez.

P. Y si la única suma posible para un Gobierno estable es la del PSOE con el PP, ¿estaría dispuesto a negociar su abstención al menos?

R. Sánchez es absolutamente incompatible con el programa del Partido Popular y soy el único candidato que lleva seis meses diciendo que no facilitaremos la investidura de Pedro Sánchez. Según el CIS de Tezanos que tanto le gusta al señor Sánchez, solo el 2% de los españoles considera necesaria esa abstención. No solo somos la oposición, somos la alternativa, y ahora queremos dirigir el Gobierno en un proyecto para todos los españoles que desbloquee y dé estabilidad a la legislatura.

Pablo Casado, este miércoles, en el Palacio de Congresos de Zaragoza. (EFE)
Pablo Casado, este miércoles, en el Palacio de Congresos de Zaragoza. (EFE)

P. ¿Los malos datos de crecimiento económico y el aumento del paro cree que le ayudan en este final de campaña?

R. A Sánchez se le ha caído su castillo de naipes. La EPA, los datos de paro y la bajada en cuatro décimas del crecimiento con el dato de la Comisión Europea. España ya no va bien y estamos ante una crisis como la copa de un pino. Por mucho que mienta, no puede tapar lo que está pasando, que en España hay 100.000 parados más, 4.000 autónomos menos y que con esa rebaja en el crecimiento económico habrá 4.000 millones menos en la economía productiva. Se cumple nuestro sino en España: cuando hay un Gobierno socialista hay más despilfarro, más deuda, más paro y más impuestos. También pido unir el voto para evitar la crisis, y la crisis ya está aquí. No podemos volver a 2008, cuando las mentiras de Solbes y Zapatero nos llevaron después a tres millones de parados, las pensiones congeladas y el recorte del sueldo de los funcionarios en un 5%.

P. Rivera se postula ahora para apoyar unos futuros Presupuestos del Estado de un Gobierno socialista.

R. Pues para ese viaje no hacían falta alforjas, para eso podía haber apoyado a Sánchez antes y nos habríamos ahorrado las elecciones, que sumaban 180 escaños. Con todo el respeto para Ciudadanos y Vox, si tanto nos jugamos en España y si ellos mismos reconocen que no ganarán las elecciones, ¿por qué no son responsables y permiten que el PP saque un escaño más que el PSOE en vez de alentar la fragmentación?

P. ¿Por qué acusan a los socialistas de servirse de Vox?

R. Porque el PSOE está empeñado en inflar a Vox a nivel mediático y alienta su presencia para dar miedo a la izquierda por un lado y para dividir el voto de la derecha por otro.

P. ¿Y le parece que le funciona?

R. A quienes no les funciona es a los españoles. Yo insisto en que el voto patriótico es el del Partido Popular. Si Sánchez sigue, asumirá la plurinacionalidad, que se la van a imponer en forma de reforma constitucional, y la crisis económica causará estragos entre los españoles.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios