La afiliación crece al menor ritmo desde 2014

La contratación en fraude de profesores maquilla la ralentización del empleo

Con el inicio del curso escolar volvieron las contrataciones masivas en la educación, que incorporó 157.000 afiliados. El paro subió en 98.000 personas, el peor octubre desde 2012

Foto: Cola en una oficina de empleo. (EFE)
Cola en una oficina de empleo. (EFE)

En los últimos años los meses de octubre están siendo casi tan buenos para el empleo como lo son los del inicio de la campaña de verano. Y eso a pesar de que la hostelería destruye miles de puestos de trabajo tras el fin de la temporada estival. La explicación está en el sector de la educación, que con el inicio del nuevo curso contrata a los miles de trabajadores que despidió cuando llegaron las vacaciones. Este año no ha sido diferente: la educación ha incorporado a 157.000 nuevos afiliados a la Seguridad Social de los 106.000 nuevos afiliados. Esto significa que toda la creación de empleo de octubre se correspondió con las contrataciones en la educación y, sin este sector, se habrían destruido más de 50.000 empleos.

Se trata del mayor aumento de la contratación en la educación de toda la serie histórica, lo que muestra cómo el fraude de ley se está extendiendo. Y eso a pesar de que el Tribunal Supremo ha fallado de forma recurrente en contra de esta práctica, ya que no es legal despedir a un trabajador durante los meses de verano para no pagarle las vacaciones en sectores en los que no hay actividad durante esos meses.

En los centros públicos se está corrigiendo esta anomalía, pero ahora el problema está en el sector privado, que ha copiado esta práctica, y no solo en los colegios. Los centros que ofrecen clases de apoyo, los de actividades formativas extraescolares, las autoescuelas,... Son muchos los centros de la enseñanza que han optado por este fraude de ley que marca, cada vez con mayor incidencia, los datos del empleo de octubre.

En total, en octubre aumentó la afiliación a la Seguridad Social en 106.542 personas (media mensual), lo que significa el segundo mejor mes de octubre de toda la serie histórica solo por detrás del de 2018, en el que se incorporaron más de 130.000 cotizantes. Sin embargo, para evitar la distorsión de la contratación en octubre, es más útil comparar la evolución respecto al mismo mes del año anterior. En este periodo se han incorporado 436.920 nuevos afiliados, lo que supone un aumento interanual del 2,30%, lejos del 3,05% de hace un año. Estos datos sí reflejan la desaceleración del mercado laboral, aunque todavía están en tasas superiores a las que muestran los datos de la Encuesta de Población Activa y la Contabilidad Nacional.

En cualquier caso, el ritmo de creación de empleo es el más bajo desde octubre de 2014, hace cinco años. Datos que muestran de forma inequívoca cómo la creación de empleo se está desacelerando. El menor dinamismo del mercado laboral está afectando también a los datos del paro. El número de desempleados registrados en las Oficinas de Empleo se redujo en 77.044 personas en el último año. Se trata del primer mes desde noviembre de 2013 que el ritmo de caída del paro no alcanza las 100.000 personas en un año. Esta cifra esconde también un aumento de la población activa gracias a la inmigración que se está reflejando en los últimos trimestres en los datos de la EPA. Esta incorporación de activos ralentiza el ritmo de ajuste del paro pero permite elevar la fuerza de trabajo de España y su PIB potencial.

En total, octubre cerró con 3,18 millones de desempleados, lo que supone un incremento de casi 98.000 nuevos parados. Se trata del mayor aumento del paro registrado en un mes de octubre desde 2012, cuando España todavía estaba inmersa en la crisis económica. Este era justo el dato que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, quería evitar y por lo que adelantó el debate al lunes. El desempleo aumentó en todos los sectores, pero fue especialmente preocupante el avance en la industria, que incorporó a 5.851 nuevos parados, un jarro de agua fría después de los buenos datos del verano. Por su parte, el sector servicios aumentó el paro en 71.918 personas y la agricultura, en 16.072 personas.

El número total de afiliados a la Seguridad Social superó los 19,4 millones, lo que supone el mes de octubre con más cotizantes en España de toda la serie histórica, superando al anterior récord de 2017. Como viene siendo tónica en los últimos meses, el sector que más empleo ha creado en el último año ha sido el de las activdades sanitarias y de servicios sociales como consecuencia del aumento de la demanda de cuidados por el envejecimiento. En total, esta actividad ha incorporado a 97.473 afiliados en el último ejercicio. La segunda posición lo ocupa la hostelería, con 45.871 nuevos afiliados. Este dato también contrasta con la EPA, que marcó una clara desaceleración del empleo en hostelería durante los meses de verano.

Por el contrario, el sector financiero siguió destruyendo empleo con casi 2.000 cotizantes menos en el último año. Y también se ha perdido empleo en los trabajadores del hogar, una actividad muy afectada por la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y que ha perdido a casi 1.000 cotizantes.

La contratación en fraude de profesores maquilla la ralentización del empleo

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios