SÁNCHEZ: SE FILTRÓ UN TEXTO NO DEFINITIVO

La presión del PSC obliga al PSOE a rectificar su programa y recuperar el federalismo

Los socialistas catalanes protestaron por la redacción del último borrador y plantearon volver a la versión del 28-A, por lo que se rescatan las referencias a las declaraciones del partido anteriores

Foto: Pedro Sánchez y Miquel Iceta, el pasado 29 de septiembre en Gavà, Barcelona. (EFE)
Pedro Sánchez y Miquel Iceta, el pasado 29 de septiembre en Gavà, Barcelona. (EFE)

Vuelta a la redacción del 28-A. El PSOE finalmente rectifica y retorna a la formulación original de su primer programa electoral de este año en lo relativo a Cataluña. Recupera por tanto las alusiones indirectas al federalismo y la España plurinacional. Y lo hace en buena medida por la protesta del PSC, que ayer martes, cuando vio publicado el último borrador del documento electoral del 10-N del partido hermano, llamó a Ferraz e intentó "convencer" de que se debía regresar al primer planteamiento, por "coherencia" con los postulados que siempre ha defendido el PSOE. La dirección federal aceptó.

La presión del PSC obliga al PSOE a rectificar su programa y recuperar el federalismo

Este miércoles fue el propio Pedro Sánchez el que confirmó, en una entrevista en 'Espejo público', en Antena 3, que el programa del 10-N sí añadirá finalmente las referencias indirectas al federalismo. "El PSOE algunas veces es demasiado transparente. Entiendo el interés del programa electoral del Partido Socialista porque es un programa de gobierno, a diferencia del resto de formaciones políticas. ¿Cuál es el problema? Pues que se ha filtrado un programa electoral que no estaba terminado, que se va a aprobar hoy. Claro que vamos a incorporar la Declaración de Granada y la Declaración de Barcelona en el texto programático, y ha habido algunas otras cuestiones que tenían que ver también con derechos civiles que no estaban incorporadas pero porque lo que se ha filtrado es un documento que no estaba terminado". No se trata de que el PSC haya "perdido peso", como le preguntaba Susanna Griso, sino simplemente, insistió, de una cuestión de excesiva "transparencia" del partido. Todos los cambios de última hora serían aprobados hoy, recordó, en el comité electoral del PSOE. Y así fue.

[Consulte aquí en PDF el programa definitivo del PSOE para el 10-N y la transcripción de la entrevista del presidente en funciones en 'Espejo público']

Ayer por la tarde, este periódico, la igual que otros medios, publicaba en su integridad el último borrador del documento con el que los socialistas acuden a las generales del 10-N. Se destacaban los cambios en el capítulo relativo al modelo territorial. El PSOE había simplificado a conciencia el pasaje para evitar "ambigüedades" y ser más directo, justo en un momento en el que pretende captar votos por el centro. Habían desaparecido las referencias a las declaraciones de Granada (2013) y de Barcelona (2017), los textos en los que se asienta la doctrina federal del partido. También se había suprimido la promesa de "impulso" del autogobierno, o las alusiones al reconocimiento de las "singularidades" territoriales.

Sánchez alega que el PSOE es un partido "demasiado transparente" y que entiende el interés mediático por un programa que es "de gobierno"


El conocimiento de este último borrador hizo que el PSC de Miquel Iceta hablara con Ferraz para mostrar su disconformidad y "empujara" a favor de un cambio de redacción. "Entendíamos que se quisiera resumir el texto, ya que la versión actual no deja de ser una síntesis de la de abril, pero no que se prescindiese de algo tan relevante, y por eso hablamos con ellos para que lo recuperaran. Y no hubo ningún problema. No descartamos la casualidad, porque estaban empeñados en reducir el número de páginas", indican fuentes de la cúpula catalana.

Fuentes que esgrimen que no se trata de que hubiera "presión", sino que sí proporcionaron al federal "argumentos de peso". "El tema no es tanto de opinión pública, sino de coherencia política nuestra", explicaron. O sea, que la rectificación tenía más que ver con preservar la posición histórica de los socialistas más que con el hecho de que el electorado en Cataluña pudiera no comprender ese paso atrás de Sánchez. La comunidad reparte 48 escaños y el partido espera crecer allí. El CIS pintaba ayer al PSC como segunda fuerza, tras ERC, aunque al alza (de 12 a 13-14 escaños), si bien el estudio es previo a la sentencia del 'procés'.

La producción de textos del PSOE

La redacción final del programa, de 54 páginas, es, en efecto, idéntica a la de abril en ese pasaje. Tras subrayar que los socialistas abordarán el conflicto "de convivencia" en Cataluña impulsando el diálogo entre catalanes y también entre el Gobierno central y la Generalitat, "siempre dentro de la constitución y del Estatuto de autonomía", se cuela esta frase que ya estaba el 28-A: "Al menos desde 2003, en Santillana del Mar, el PSOE se ha comprometido a las reformas necesarias para un nuevo impulso del autogobierno, luego concretadas en la Declaración de Granada de 2013 y en la Declaración de Barcelona de 2017". La primera, de julio de 2013, es un texto muy extenso promovido por el ya fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba cuando era secretario general y pactada con todos los territorios. Es considerada como una biblia dentro del partido, por el consenso unánime y porque consagra la apuesta del PSOE por la reforma de la Constitución en clave federal como arma para combatir tanto la recentralización como el secesionismo.

La segunda declaración, la de Barcelona, de julio de 2017, es posterior al crucial 39º Congreso del PSOE, en el que Sánchez venció a Susana Díaz. Él ganó en buena medida gracias al apoyo masivo del PSC y con un discurso sustancialmente distinto al que mantuvo después en lo concerniente a Cataluña. Defendió la España plurinacional, un concepto muy controvertido dentro del PSOE y que se incorporó en la resolución congresual.

En el PSC señalan que entendían que se quisiera reducir el volumen del programa, pero no que se eliminara una cuestión "tan relevante"

Justo a continuación, PSOE y PSC pactaron la declaración en la que se subrayaba la necesidad de una "profunda reforma federal", que permitiera ahondar en el autogobierno y "el mejor reconocimiento de la realidad plurinacional de nuestro país sin afectar a la soberanía del pueblo español ni a la igualdad de derechos entre toda la ciudadanía". Sin embargo, esas alusiones directas a la plurinacionalidad del Estado se aparcaron enseguida, en cuanto se agudizó la crisis soberanista, hace dos años. El líder socialista reforzó su perfil de hombre de Estado y ni él ni el PSC, ni siquiera en la campaña electoral de las autonómicas de 2017, hicieron bandera de esa idea. Pero los discursos del presidente y de Iceta siempre se han acompasado.

La presión del PSC obliga al PSOE a rectificar su programa y recuperar el federalismo

En el programa del 28-A quedaban las alusiones indirectas a las dos declaraciones, junto a la de Santillana del Mar de 2003 (con José Luis Rodríguez Zapatero como secretario general), como rastro de la abundante doctrina del partido sobre este asunto. Pero ya en el documento de las 370 medidas ofrecidas a Unidas Podemos, del pasado septiembre, esas referencias desaparecían, y el último borrador del programa del 10-N calcaba esa formulación.

Lo que no se recupera, respecto a abril, es el "reconocimiento" de las singularidades territoriales. El PSC entiende que no hace falta puesto que ya eso quedó recogido en Granada y Barcelona. El resto del capítulo queda como estaba, pues, en el último borrador: avance hacia un modelo de Estado "integrador", fortalecimiento de los instrumentos de cooperación y coordinación entre las comunides y el Estado, clarificación del reparto competencial, revisión de la financiación autonómica y local e impulso a la descentralización institucional del Estado. Ese es el planteamiento semejante al esgrimido en septiembre de 2019.

El resto de la redacción procede del texto de septiembre, y se incide en que no cabe en ningún caso ningún referéndum de autodeterminación

También se retoma de ese texto de hace casi dos meses el rechazo rotundo a una consulta soberanista. En el modelo de cooperación y "lealtad" institucional de las distintas administraciones, "no tiene cabida un referéndum de autodeterminación, que el Tribunal Constitucional ha considerado contrario a la Constitución y que, desde una perspectiva política, provoca la quiebra de una sociedad".

Críticas a Paluzie

En Ferraz sí indicaban este miércoles que había un profundo malestar con la "filtración" de un último borrador del programa, y que es lógico retornar al planteamiento del 28-A, porque se evocaban textos (los de Granada y Barcelona) muy "consensuados internamente".

Para Sánchez, la violencia es el producto de una movilización "cada vez menor" del separatismo, que está "atrapado en sus propias mentiras"

Por lo demás, Sánchez, en 'Espejo público', atribuyó la violencia vista en las calles de Cataluña en las últimas semanas a un bajón en su movilización. "Es evidente que el independentismo ha ganado en radicalidad conforme ha perdido en movilización". La defensa que la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana, Elisenda Paluzie, ha hecho de la violencia, porque da visibilidad internacional al conflicto, demuestra, para el presidente en funciones, que el separatismo está "atrapado en sus propias mentiras". "Cuando uno habla de que España no es una democracia sino que es una dictadura que reprime, en la que existen presos políticos, es evidente que los elementos más radicales de ese movimiento independentista pueden justificar, como está haciendo esta señora [Paluzie] la violencia. Pero evidentemente la violencia no es más que el producto de una falta de movilización, cada vez menor del independentismo en Cataluña, y en consecuencia un aumento del radicalismo". Sánchez entiende que el secesionismo tiene que hacer una "autocrítica" profunda de sus actitudes en los últimos años, y especialmente del quebrantamiento de la legalidad.

El problema que padece Cataluña, reiteró, no es la independencia, que "no se va a dar nunca". Porque nunca habrá derecho de autodeterminación. El independentismo, dijo, es un "movimiento contracorriente" que no ha tenido ningún apoyo de la comunidad internacional.

Exhumación de las fosas del franquismo asumida por el Estado

En la versión definitiva del programa del PSOE para el 10-N también se refuerza algo más, respecto al último borrador, el capítulo de memoria histórica. Así, se recoge que se impulsarán desde el Estado "planes de choque y cuatrienales para la exhumación de las víctimas del franquismo que yacen en fosas comunes".

figuraba ya que se promoverá que el 31 de octubre sea declarado día para el recuerdo de todas las víctimas de la dictadura y el 8 de mayo, el de aquellos que sufrieron el exilio. También estaba ya la promesa de retirada de toda la simbología franquista y de las condecoraciones vinculadas a actuaciones durante el régimen. Ello significaría que se privaría al torturador Billy el Niño de sus medallas pensionadas

Respecto a abril, se incorporan medidas como esta: "Todas las poblaciones contarán con un servicio público de transporte que las comunique diariamente con la cabecera de comarca, así como con un servicio de atención sanitaria a domicilio, cuando no exista un centro local de salud". Y, como cambio más destacado, se destaca que se denunciarán los Acuerdos con la Santa Sede de 1979, compromiso que no estaba el 28-A, pero sí en los programas de 2015 y 2016. 

También se hace más hincapié en que se derogarán los aspectos más lesivos de la reforma laboral en el plazo de un año. En fiscalidad, en cambio, se sigue sin bajar a la concreción: se enuncian los principios de progresividad tributaria, que paguen más los que más tienen, impuestos verdes, tasas a las tecnológicas... pero no se detallan qué tributos se tocarán y cuánto

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
125 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios