PRESENTACIÓN DE LA ÚLTIMA OFERTA

Sánchez plasma el no al referéndum catalán en su programa y se aleja más de Podemos

Los socialistas remarcan que una consulta soberanista no tiene ninguna cabida. El documento programático contiene la esencia de los programas socialistas con guiños a los morados

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el pasado 7 de mayo en la Moncloa. (Reuters)
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el pasado 7 de mayo en la Moncloa. (Reuters)

El rechazo a un referéndum de autodeterminación en Cataluña siempre estuvo en todos y cada uno de los discursos de Pedro Sánchez, pero no aparecía negro sobre blanco esa promesa en los últimos documentos del PSOE de carácter más electoral. Tanto el partido como el Gobierno venían insistiendo en que la Constitución no permite una consulta soberanista, y que jamás, con los socialistas en la Moncloa, se toleraría. No hacía falta, pues, remarcarlo. Pero ahora Ferraz sí ha querido hacerlo. Y lo hace en el documento con el que pretende acercarse a Unidas Podemos, para que le preste su apoyo en la investidura. Un gesto que más que para aproximar posiciones parece querer subrayar la distancia. Y es que Cataluña es uno de los asuntos de Estado que el PSOE ha buscado siempre señalar para demostrar que un Gobierno de coalición es inviable.

La dirección socialista hizo público este martes la 'Propuesta abierta para un programa común progresista' en su integridad algo más de una hora antes de la puesta de largo protagonizada por el presidente en funciones [aquí en PDF]. Un texto de 76 páginas y un total de 370 medidas que, en lo sustancial, recoge el espíritu y la letra del último programa electoral del PSOE, el de las generales del 28 de abril, y las propuestas contenidas en las primeras ofertas a los morados —'España avanza', en sus dos versiones, la del 8 y la del 18 de julio—, aunque en este caso sí contiene algunos guiños, especialmente en cuestiones sociales, hacia los de Pablo Iglesias. Pero la impronta es, básicamente, socialista.

El documento se divide en seis ejes —empleo y pensiones, feminismo, emergencia climática y transición ecológica, avance científico y transición digital, España abierta a Europa y al mundo y estructura territorial—. Amplios son los capítulos económicos, pero sin duda en la parte más política destaca el último epígrafe, Cataluña. Una cuestión que, por ejemplo, ni mencionaba el PSOE en el aperitivo de su programa del 28-A (no en el texto definitivo) y que quedaba más diluida en las dos versiones de 'España avanza' de julio. Tampoco en el discurso inicial de investidura del pasado 22 de julio no entró en el conflicto en Cataluña. Que el PSOE haya querido hacer ahora ese subrayado no es casual.

Encuentro, "no ruptura"

En el escrito presentado este martes, el partido insiste en que apuesta por un Estado de las autonomías "fuerte y cohesionado". "Mejoraremos la colaboración institucional con todas las comunidades autónomas y abordaremos el conflicto de convivencia en Cataluña impulsando el diálogo entre catalanes y también entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña, siempre dentro de la Constitución", subraya.

El PSOE promete avanzar "hacia un modelo de Estado integrador, en el que la diversidad, la igualdad y la solidaridad sean valores compatibles". "Un modelo en el que el Gobierno del Estado garantice la cohesión desde la lealtad al ejercicio de las funciones que la Constitución habilita a las comunidades autónomas, en el que las distintas administraciones cuenten con una adecuada financiación, actúen con transparencia, colaboren entre ellas y actúen con lealtad institucional". Y aquí está la precisión importante y novedosa: "En ese modelo no tiene cabida un referéndum de autodeterminación que el Tribunal Constitucional ha considerado contrario a la Constitución y que, desde una perspectiva política, provoca la quiebra de la sociedad".

Sánchez ha venido recalcando en los últimos meses que Cataluña es un muro fundamental para explicar su negativa a un Gobierno de coalición. No quiere que su Ejecutivo dependa de las formaciones soberanistas, insiste en que puede tener que tomar decisiones duras en el otoño a raíz de la respuesta de los independentistas a la sentencia del 'procés' y que no puede tener como aliado a quien cuestione esas medidas o empatice con ERC y PDeCAT. Durante su discurso de este martes, volvió a remarcar esa diferencia mollar: su Gobierno apuesta por el "encuentro y no la ruptura, el Estatuto de autonomía y no un referéndum de autodeterminación que quiebra la convivencia y sitúa a la sociedad en un callejón sin salida". Detenerse en ese punto también complica la aproximación de los republicanos a una semana de la Diada.

Descentralización de instituciones

A lo que sí está dispuesto el PSOE es a reforzar los mecanismos de cooperación y coordinación entre el Estado y las comunidades y de estas entre sí, fortaleciendo la Conferencia de Presidentes, las conferencias sectoriales o la "transformación del Senado". También es proclive a la clarificación del reparto competencial o a la promoción de la participación de las CCAA en las actuaciones y decisiones del Estado. Los socialistas se comprometen a reformar el sistema de financiación autonómica y a garantizar los "elementos nucleares de la autonomía local". También se abren a descentralizar instituciones del Estado, llevándolas a otras ciudades.

El documento presentado este martes es extenso, y comprende un total de 370 medidas. Algunas de las más destacadas son las siguientes:

  • Modificación de los "aspectos más lesivos" de la reforma laboral del PP de 2012: recuperar la ultraactividad de los convenios, revisar las "causas y el procedimiento" para el cambio "sustancial" de las condiciones de trabajo, reducir la dualidad entre trabajadores indefinidos y temporales, reforzar la obligación del control horario, combatir la economía sumergida, elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, modificar la regulación para "revisar las causas" del despido objetivo...
  • Aumento del salario mínimo "de forma progresiva y acordada", hasta situarlo al final de la legislatura en el 60% del salario medio, de acuerdo con lo estipulado en la Carta Social Europea.
  • Blindaje en la Constitución del sistema público de pensiones, eliminación del factor de sostenibilidad y del índice de revalorización de las pensiones introducidos por el PP en 2013.
  • Culminación de la equiparación salarial de policías y guardias civiles con las de los agentes autonómicos.
  • Establecimiento en cuatro años y de modo progresivo de la obligación de que los consejos de administración de las empresas cumplan con el principio de igualdad.

El PSOE propone derogar los aspectos "más lesivos" de la reforma laboral, aumentar el salario mínimo o blindar en la Constitución el sistema de pensiones

  • Continuar impulsando la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles.
  • Cumplimiento "inmediato" del pacto de Estado contra la Violencia de Género.
  • Reforma del Código Penal para garantizar que el consentimiento de la víctima sea clave en los delitos sexuales, de modo que solo si una mujer dice sí, todo lo demás es no. "Es decir, solo sí es sí".
  • Impulso de la abolición de la prostitución y combate de la trata con fines de explotación sexual. Se plantea, como en el programa electoral, sancionar penalmente a quienes se beneficien de la prostitución.
  • Mantenimiento de la prohibición de los vientres de alquiler o gestación subrogada. Se actuaría contra las agencias que ofrecen esta práctica.
  • Pacto educativo que suponga la derogación de la LOMCE. Se incrementarán los recursos destinados a la educación y becas hasta llegar a un 5% del PIB en 2025.
  • Prohibición de la enseñanza segregada por razón de sexo en los centros sostenidos por fondos públicos —el TC sí afirmó en 2018 que la educación diferenciada respeta la Carta Magna— e impulso de la coeducación. Se introducirá el aprendizaje de "valores constitucionales, democráticos, cívicos y universales".

Sánchez plasma el no al referéndum catalán en su programa y se aleja más de Podemos

  • Plan de mejora de la convivencia en las escuelas para la prevención del 'bullying' y la violencia.
  • Impulso de la universalización y gratuidad de la educación infantil para niños menores de 3 años (o sea, guarderías gratis).
  • Incremento de las becas y ayudas al estudio en la universidad.
  • Desaparece la propuesta de matrícula universitaria gratuita, sin importar el nivel de renta. Ahora el PSOE plantea la "matrícula gratuita el primer año, para las jóvenes que se matriculen en carreras donde haya de media menos de un 30% de estudiantes mujeres". Medida que incluye en el punto 58, de impulso de las vocaciones STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) para cerrar la brecha de género en ciertos estudios.
  • Creación de un "gran parque público de alquiler de vivienda de precio asequible".
  • Regulación y control de los pisos turísticos.
  • Profundización en las medidas ya adoptadas para "frenar las subidas abusivas del alquiler, estudiando nuevas opciones de carácter normativo, fiscal y estadístico", como el índice estatal de rentas de referencia. Este es uno de los puntos claves para Podemos, que plantea directamente limitar las subidas de precios de los arrendamientos.

Ferraz apuesta por una 'tasa Tobin', limitar las exenciones, impulsar la fiscalidad verde o imponer una tributación mínima a las empresas del 15%

  • Aprobación de una 'tasa Tobin' (impuesto a las transacciones financieras), para gravar con un 0,2% las operaciones de compra de acciones españolas ejecutadas por operadores del sector financiero; garantía de una tributación mínima del 15% en el impuesto de sociedades; mayor control de las sicav; mejor a de la fiscalidad para las pymes. No se habla de un gravamen específico para la banca, pero sí se especifica que el impuesto de sociedades mínimo para las entidades financieras y las empresas de hidrocarburos ha de ser del 18%.
  • Limitación de las exenciones de dividendos y plusvalías.
  • Creación de un impuesto sobre determinados servicios digitales para gravar las operaciones de la economía digital que actualmente no tributan.
  • Fiscalidad verde. Establecimiento de un impuesto sobre el dióxido de carbono (CO2) a nivel europeo y revisión de los tributos ambientales.
  • Refuerzo de la lucha contra el fraude fiscal. Prohibición por ley de las amnistías tributarias.
  • Reducción del IVA sobre los servicios veterinarios al 10%.
  • Aumento progresivo del presupuesto para Cultura.
  • Defensa de una RTVE "plural, independiente, pública y de calidad".
  • Eliminación progresiva de los copagos farmacéuticos.
  • Introducción paulatina de la atención a la salud bucodental en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS), arrancando en 2020 y hasta 2023.
Pedro Sánchez, durante la presentación del 'Programa común progresista', este 3 de septiembre en el espacio MEEU de la estación de Chamartín, en Madrid. (EFE)
Pedro Sánchez, durante la presentación del 'Programa común progresista', este 3 de septiembre en el espacio MEEU de la estación de Chamartín, en Madrid. (EFE)

  • Aumento de los recursos destinados al SNS. En concreto, supondría pasar del 6% del PIB actual en sanidad al 7% en 2023.
  • Blindaje del sistema público de salud. Revisión de la ley de 1997 que permitió la privatización de la gestión hospitalaria.
  • Refuerzo de las políticas contra el tabaquismo.
  • Blindaje en la Constitución del sistema público de servicios sociales como el cuarto pilar del Estado del bienestar.
  • Aprobación de una Ley de Familias que proteja a las familias numerosas, monoparentales, las de partos múltiples y las familias de acogida. Se introducirían medidas de apoyo a la adopción para las familias LGTBI.
  • Mejora de la financiación del sistema de dependencia. El objetivo es reducir en al menos un 75% las listas de espera en los casos más graves en toda España.
  • Alianza de país contra la pobreza infantil. Continuación del programa VECA, para que todos los menores vulnerables tengan acceso a comedor todo el año.
  • Prohibición de los cortes de suministros de agua, luz y gas en las primeras residencias cuando el impago se deba a motivos como la pobreza sobrevenida o se trate de personas que padezcan "una situación de vulnerabilidad".
  • Promoción de acuerdos parlamentarios de consenso que permitan la elección y renovación de los órganos constitucionales y organismos independientes (CGPJ, Defensor del Pueblo, Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, RTVE...), bajo los principios de igualdad, paridad de género, mérito, capacidad y prestigio profesional.

Supresión de los aforamientos, sustitución de la 'ley mordaza', regulación de la eutanasia, guarderías gratis, plan anticorrupción... son más medidas

  • Supresión de los aforamientos políticos en la Constitución y cambio del artículo 49 de la Carta Magna para que se borre la referencia a las personas "minusválidas" y se reconozcan los derechos de las personas con discapacidad.
  • Nueva Ley de Seguridad Ciudadana, que sustituya a la 'ley mordaza'.
  • Eliminación del voto rogado.
  • Búsqueda de un amplio consenso para mejorar la proporcionalidad del sistema electoral.
  • Apertura del debate para rebajar el derecho de sufragio activo y pasivo a los jóvenes de 16 y 17 años.
  • Regulación de la eutanasia.
  • Ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación y ley contra la discriminación de las personas LGTBI. Prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión
  • Aprobación de una Ley de Libertad de Conciencia.

Sánchez plasma el no al referéndum catalán en su programa y se aleja más de Podemos

  • Desarrollo de las actuaciones de reconocimiento y reparación de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura. Culminación del proceso de exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos (si el Tribunal Supremo lo autoriza).
  • Plan nacional contra la corrupción, protección de los denunciantes, regulación de los 'lobbies' o regulación "más efectiva" de los conflictos de intereses y de las puertas giratorias, una cuestión también muy sensible para Podemos.
  • Aprobación de una Ley de Cambio Climático y Transición Energética. El objetivo es alcanzar en 2050 una generación de electricidad 100% renovable, y entre el 85% y el 95% en 2040.

El PSOE plantea prohibir a partir de 2040 la venta en España de turismos y vehículos con emisiones directas de CO2 y la 'extensión' de Madrid Central

  • Extensión de las zonas de bajas emisiones (como Madrid Central) a los municipios de más de 50.000 habitantes.
  • Prohibición a partir de 2040 de la venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de CO2, excluidos los automóviles históricos. Esta era la medida literal que aparecía en una primera versión del texto [aquí en PDF], pero pasadas las 19 horas Ferraz mandó un nuevo documento con esa propuesta, la número 256, enmendada [aquí la definitiva]: "En desarrollo de la estrategia de descarbonización a 2050, adoptaremos las medidas necesarias, de acuerdo con la normativa europea, para que los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos, excluidos los matriculados como vehículos históricos, no destinados a usos comerciales, reduzcan paulatinamente sus emisiones, de modo que no más tarde del año 2040 sean vehículos con emisiones de 0gCO2/km. A tal efecto, se trabajará con el sector y se pondrán en marcha medidas que faciliten la penetración de estos vehículos, que incluirán medidas de apoyo a la I+D+i".

  • Adopción de una estrategia de turismo sostenible y de un plan de desarrollo industrial.
  • Aumento de la inversión pública en I+D+i y estímulo de la inversión privada, para que en conjunto llegue al 2% al final de legislatura.
  • Impulso de un salario mínimo europeo y de un seguro europeo de desempleo, así como la consolidación "efectiva" del pilar social de la UE.
  • Promoción de una política europea de inmigración "justa y solidaria".
España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios