"Me comprometo a traerlo", dijo

Puigdemont aportará al juez belga el vídeo del debate en que Sánchez promete traerle

La defensa del 'expresident' traduce las afirmaciones del presidente en funciones en el debate para rebatir la orden europea de detención

Foto: El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont. (EFE)
El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont. (EFE)

Carles Puigdemont sigue tomando nota de las declaraciones políticas sobre su extradición, y en esta ocasión ha encontrado motivos para tratar de tumbarla en una de las afirmaciones del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante el debate electoral del 10-N. El equipo de defensa del 'expresident' reclamado por delitos de sedición y de malversación está traduciendo parte de su intervención con la intención de aportar al juez belga que tiene en sus manos la OEDE emitida por España un vídeo subtitulado en el que promete traerlo frente a la Justicia.

En el bloque sobre Cataluña, Sánchez lanzó frente a sus cuatro oponentes varias promesas. Según la visión de la defensa de Puigdemont, prometió de más y entró de nuevo —como ya ocurriera hace unos días con la vicepresidenta, Carmen Calvo— en un terreno pantanoso en el que sobrepasó los límites de la independencia judicial y demostró que el procedimiento por el que se le reclama, el 'procés', es eminentemente político.

Puigdemont aportará al juez belga el vídeo del debate en que Sánchez promete traerle

Sánchez recordó en concreto al resto de candidatos que su Ejecutivo ha recurrido ante los tribunales el Plan Exterior de la Generalitat y que les han dado la razón, y le reprochó a Pablo Casado que fue durante un Gobierno del PP, bajo la presidencia de Mariano Rajoy, cuando "se les fugó Puigdemont". Adoptó después un tono de 'resolución' de errores pasados y ajenos. "Yo me comprometo, hoy y aquí, a traerlo de vuelta a España y que rinda cuentas delante de la Justicia", dijo el candidato socialista. Tuvo que ser Pablo Iglesias quien le recordara la separación de poderes. "Si Puigdemont viene, será porque los tribunales españoles lo solicitan, no porque lo pida un presidente", le espetó.

Además de emplearlo en un procedimiento que se juega en Bélgica y que tiene en el próximo 16 de diciembre otra de sus fechas clave, Puigdemont lanzó un mensaje a través de Twitter reprochando el tono, el fondo y las formas al presidente en funciones. Sánchez —dijo— solo tiene dos maneras de cumplir su promesa electoral, "y las dos son ilegales". "O bien tomar las decisiones del Poder Judicial en el Consejo de Ministros o volver al secuestro de personas, como hacían dirigentes de su partido en el pasado", lanzó.

Hace solo unos días, el pasado 29, en la primera de las vistas sobre la OEDE —que fue emitida el mismo día en que se notificó la sentencia que condenaba a hasta 13 años a nueve políticos independentistas, entre ellos Oriol Junqueras—, Puigdemont cogió al vuelo el capote que le lanzó otro miembro del Ejecutivo socialista. La vista tuvo como invitada inesperada a Carmen Calvo. El 'expresident' esgrimió ante el magistrado belga, que debe decidir si lo extradita a España por sedición y malversación, unas declaraciones de la vicepresidenta en funciones efectuadas solo unos minutos antes de que comenzara esta primera comparecencia para la OEDE. En ellas, Calvo amenazaba a Bélgica con las "consecuencias" que acarrearía para el país una negativa a la entrega. El equipo legal de Puigdemont consideró que esas afirmaciones constituyen una clara muestra del peso político que "lastra", según su visión, el procedimiento judicial y no dudaron en hacer uso de ese as.

Próximas fechas

En ese primer encuentro con el juez, las partes, entre ellas, la Fiscalía belga, intercambiaron agendas y fijaron los pasos posteriores. Con el foco puesto en el día 16 de diciembre, poco antes de la Navidad, el procedimiento en suelo belga tendrá otros hitos. Así, la defensa ya ha presentado unas alegaciones basadas en la inmunidad de Puigdemont como eurodiputado electo. Diez días más tarde, el 15, el Ministerio Público responderá a su argumentación y los letrados del expresidente tendrán hasta el 25 para formular alegaciones adicionales.

No obstante, fuentes del entorno el 'expresident' aseguran que el calendario previsto puede saltar por los aires. Por dos motivos. En primer lugar, este mismo martes, el juez instructor Pablo Llarena emitió nuevas OEDE contra otros dos residentes en Bélgica, los 'exconselleres' Toni Comín y Lluís Puig. Es posible, por ello, que estas segundas órdenes acaben acumuladas con las primeras ralentizando su tramitación. Además, la alusión a la inmunidad puede provocar que el magistrado de Bruselas detenga el procedimiento a la espera de la decisión que debe tomar al respecto el tribunal de Luxemburgo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios