Idénticas empresas y servidores

Tsunami usa los mismos proveedores de internet que las entidades de Puigdemont

El dominio tsusnamidemocratic.cat, suspendido por la Justicia española, fue registrado a través de la empresa canadiense Tucows, como muchas webs del Consell per la República

Foto: Carles Puigdemont, en una concentración soberanista en Bruselas. (Reuters)
Carles Puigdemont, en una concentración soberanista en Bruselas. (Reuters)
Adelantado en

El expresidente catalán Carles Puigdemont siempre ha negado cualquier vinculación con Tsunami Democràtic, el movimiento anónimo que opera por internet para impulsar las protestas por la sentencia del Tribunal Supremo y que ahora está amenazando las elecciones del 10-N tras haber asaltado el aeropuerto de El Prat el día en que se hizo público el fallo. Pero, para no conocerse, usan los mismos proveedores informáticos. Servidores, empresas de registro de dominios, propaganda por redes sociales… El rastro informático de Tsunami Democràtic y su entorno digital lleva hacia Waterloo y su entorno digital, con múltiples paralelismos. Todas las webs de ambos espacios, el exilio y la movilización callejera, se han gestado del mismo modo y utilizado las mismas herramientas.

Sobre Tsunami Democràtic, Puigdemont aseguró tras declarar en la Fiscalía belga por la reactivación de la euroorden: "Desconozco completamente quién está detrás. No los conozco, ni directa ni indirectamente. Conozco la iniciativa porque yo mismo la apoyé en un tuit, pero desconozco completamente quiénes la están organizando y están detrás".

El dominio tsusnamidemocratic.cat, ahora suspendido por la Justicia española, fue registrado a través de la empresa canadiense Tucows. Por medio de esta misma firma, el entorno de Puigdemont había registrado previamente los siguientes dominios de internet: defensaexili.org —la primera web a través de la que se pidió dinero a sus seguidores—, CATGlobal.be —con el mismo nombre que CATGlobal ASBL, la asociación belga que sirve para dar cobertura legal al Consell per la República y que si bien al principio funcionó como un repositorio de vídeos de YouTube sobre la actuación de la policía el 1-O, ahora no se encuentra operativa— y el dominio republicat.cat, que lleva directamente a la web del Consell, según consta en la base de datos digital Whois.

Se da la circunstancia de que no son las únicas casualidades al respecto. Tsunami aloja sus datos en dos servidores de la empresa estadounidense Cloudflare. Esta compañía parece muy popular entre el movimiento independentista. Cloudflare aloja, por ejemplo, el dominio consellrepublica.cat, que lleva directo a la web del Consell per la República, y también el de PicnicXRepublica.org, que organiza sentadas y que ha protagonizado varios intentos de ocupar la estación de Sants en protesta contra la sentencia del Tribunal Supremo.

Islas Feroe

La principal iniciativa de Tsunami Democràtic es la protesta para el día de reflexión previo al 10-N y que se vehicula vía internet a través del dominio desobeimlajec.org. Pues bien, dicho dominio radica sus datos en tres servidores de la empresa sueca Njalla. Según consta en su página web: “Cuando compra un dominio en nuestro sistema, en realidad lo estamos comprando para nosotros. Seremos los propietarios reales del dominio, no es una propiedad por poder como se encuentra con todos los demás proveedores. Sin embargo, aún tendrá el control total sobre el nombre del dominio”.

Es decir, Njalla opera como un testaferro digital que busca ocultar el verdadero propietario de la dirección web. Usando sus propias palabras: “Asegurarse de minimizar su visibilidad para el público”, si bien se pone como límite una petición legal justificada de un Gobierno y “si utiliza nuestro servicio de manera que afecte la salud o la seguridad de cualquier persona, nos reservamos el derecho de suspender su servicio”. Njalla es una filial de la firma 1337 LLC, con sede en el paraíso fiscal de Nevis y que controla el 'hacker' Peter Sunde, como en su día desveló El Confidencial.

Los mismos servidores suecos dan cobertura a iniciativas de Puigdemont como DefensaExili.org y republicat.cat. Uno de los tres servidores se encuentra en las Islas Feroe, que no son parte de la Unión Europea y operan al margen de su legislación sobre bases de datos, y con las que la Generalitat ha cerrado un acuerdo de colaboración cuyo alcance se desconoce y que en parte ha obligado al Gobierno de Pedro Sánchez a su decreto contra los planes digitales de la Administración catalana. Por cierto, ¿a través de qué compañía registró su dirección web desobeimlajec.org? En efecto, de nuevo, los canadienses de Tucows.

Aparece el contable de Puigdemont

En estos datos sobre las webs independentistas, aparece el nuevo contable de Puigdemont, el publicista Sergi Miquel, que según estos datos registró la web assembleacarrecselectes.cat. Lo hizo a nombre del propio Consell per la República, según consta en la documentación analizada. La empresa para registrar la dirección fue la compañía francesa Gandi SAS. De nuevo, vuelven a surgir vínculos con las 'movilizaciones espontáneas de la calle', en este caso con PicnicXRepública, que usó idéntica firma para registrar su dominio, tal y como consta en la base de datos Whois. Sergi Miquel es administrador tanto de CATGlobal como de CATCiP, entidades con sede en Bélgica para que el Consell pueda operar legalmente.

Preguntado el Consell per la República por estos vínculos, ha respondido que se han de dirigir estas cuestiones al propio Tsunami. La experta en redes Mariluz Congosto analizó el anuncio de Tsunami Democràtic en Twitter y lo ha calificado de “una campaña programada en la que participaron perfiles muy destacados de los tres partidos independentistas”. Entre dichos perfiles, Marta Rovira, Oriol Junqueras y el propio Puigdemont.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios