Se trata de Sergi Miquel i Gutiérrez

Puigdemont pone a un experto en publicidad digital a llevar sus asociaciones belgas

Desde mediados de julio Sergi Miquel lleva la gestión diaria tanto de CATGlobal ASBL como de Catalunya Cultura i Pogrés AISBL, más conocida por las siglas CATCiP, ambas en Bélgica

Foto: El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont. (EFE)
El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont. (EFE)

Movimientos en la estructura legal que sirve de soporte a las actividades de Carles Puigdemont en sus actividades en Bélgica, a favor del independentismo. El nuevo hombre clave es el empresario experto en publicidad digital Sergi Miquel i Gutiérrez, socio de la agencia Opisso Studio, especializada en desarrollo estratégico y de marca de las empresas. Desde mediados de julio Sergi Miquel lleva la gestión diaria tanto de CATGlobal ASBL como de Catalunya Cultura i Pogrés AISBL, más conocida por las siglas CATCiP. Es la primera vez que una misma persona lleva la gestión diaria de ambas entidades, tal y como consta en el Registro Mercantil belga.

Sergi Miquel también aparece referenciado por Òmnium Cultural como representante de algo denominado como "Barcelona per el Consell per la República", en un momento en que el Consell está desplegando delegaciones locales en Cataluña. La primera que ha recibido el visto bueno es la de Palamós. Pero en los próximos meses está previsto que se creen más por todo el territorio catalán.

El Confidencial se ha puesto en contacto con Sergi Miquel, pero el publicista ha optado por no responder a las preguntas planteadas sobre su nuevo rol con las entidades belgas. Tampoco han contestado al requerimiento de información los portavoces de Puigdemont ni en la oficina del 'expresident' ni el propio Consell per la República.

Tras las asambleas, los cambios en CatGlobal han sido mínimos. Sigue al frente Erika Casajoana como presidenta. La novedad es que el ingeniero Jaume Cabaní abandona su cargo de gestor, que queda asumido por Sergi Miquel a partir de la fecha de la asamblea anual, que se celebró en Waterloo el pasado 9 de abril, según consta en los documentos registrales. En cambio, el amigo de Puigdemont, el empresario Josep María Matamala, ahora escogido senador por JxCAT, continua como administrador.

Los cambios son de mayor calado en CATCiP. Mientras que CATGlobal es la que paga los gastos del Consell per la República, incluyendo los legales, que son la partida más importante. CATCiP aporta el grueso de los ingresos: es la que factura los 10 euros a los más de 68.600 inscritos en el registro ciudadano del Consell per la República. Pese a lo prometido, estos socios ni han recibido carnet alguno ni han podido, por ahora, bajarse la aplicación móvil que se les había prometido. Y han pasado nueve meses desde que se creó este organismo que ha de defender la independencia de Cataluña desde fuera de España.

Erika Casajoana. (EFE)
Erika Casajoana. (EFE)

Delegación en Cataluña

La principal sorpresa es que CATCiP ha abierto una delegación en Cataluña, según consta en la documentación registral, algo que le permite su denominación legal AISBL (Asociación Internacional sin Afán de Lucro). La delegación se encuentra en Girona y se otorgan poderes a Joan Matamala, hermano de Josep María Matamala, para que como "representante" de dicha delegación obtenga el certificado digital de la Agencia Tributaria Española.

Joan Matamala es el presidente de la Fundació Les Voltes en Girona. El vicepresidente de esta entidad cultural, Lluís Antoni Jaile Benítez ha asumido ahora el puesto de presidente de CATCiP, en sustitución de Alfons Vázquez, un empleado de la UE que había desempeñado el puesto hasta que se celebró la asamblea, el pasado 15 de mayo. Lluís Antoni Jaile es a su vez vicepresidente de la Fundació Les Voltes, en Girona.

Sin precedentes

A partir de ahora, la gestión diaria de ambas asociaciones la asumirá el mismo gestor, el empresario Sergi Miquel, que en ambas asociaciones podrá disponer libremente de gastos que no superen los 30.000 euros, según consta en los documentos registrales. Nada hacía presagiar este giro de Sergi Miquel en su actividad. Hasta ahora este empresario era un publicitario y emprendedor. Socio fundador de Opisso Studio, especializado en desarrollo de estrategia y transformación digital de las marcas. Antes había fundado una de las primeras agencias de publicidad interactiva de España, http, pero tras 14 años la vendió al grupo Arista. Tras esta operación se convirtió en consultor y "business angel" en diversas iniciativas de emprendimiento que combinaban diversos aspectos de la tecnología como: Tviso, Bubonum, Flamasurf, H2C o la Liga de Videojuegos Profesional (LVP).

Queda en el aire la incógnita de por qué un reputado empresario con una larga trayectoria se vincula a una operación de este calado con el soberanismo

De Tviso, una plataforma de televisión de pago, Sergi Miquel llegó a ser consejero. Pero la aventura salió mal. La empresa se ha liquidado este 2019 tras fracasar un intento de venta al gigante japonés Rakuten.

Este perfil de empresarial coincide con el desembarco de Puigdemont en YouTube tal y como adelantó El Confidencial para intentar una nueva fuente de ingresos. Por ahora, su efectividad está por ver.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios