Entidades como Tsunami Democràtic carecen de cobertura legal en la Constitución
  1. España
  2. Cataluña
Están prohibidas las asociaciones secretas

Entidades como Tsunami Democràtic carecen de cobertura legal en la Constitución

La ocupación del aeropuerto fue muy espectacular, pero desde entonces Tsunami Democràtic puede ser acusado por ello de desórdenes públicos. Desde entonces dosifica sus acciones

placeholder Foto: Activistas independentistas intentan paralizar el aeropuerto de El Prat. (EFE)
Activistas independentistas intentan paralizar el aeropuerto de El Prat. (EFE)

La Constitución española prohíbe de manera explícita las asociaciones de carácter secreto, con lo que Tsunami Democràtic, la nueva entidad anónima que quiere capitalizar las movilizaciones independentistas en la calle que protestan contra la sentencia del Tribunal Supremo por el 'procés' en Cataluña y que ahora está investigando la Guardia Civil por orden de la Audiencia Nacional en un intento de frenar sus actividades, carece de cobertura legal.

El artículo 22 de la Constitución, el que garantiza el derecho a asociación en España, en su punto cinco reza de manera textual: "Se prohíben las asociaciones secretas y las de carácter paramilitar". Tsunami Democràtic no tiene carácter paramilitar, desde luego, pero sí es una organización secreta, ya que carece de líderes, no se encuentra registrada y opera desde la clandestinidad.

Foto: Colegio electoral de la Universidad de Barcelona las pasadas elecciones del 28 de abril. (EFE)

Tsunami Democràtic ha anunciado que convocará una acción para el día de reflexión previo a las elecciones generales, el 9 de noviembre. Y otra para el 18 de diciembre, coincidiendo con el Barça-Madrid. El 9 de noviembre se teme que pueda intentar bloquear los colegios electorales o algún otro tipo de medida que provoque irritación en el resto de España y dispare el voto de Vox, un escenario en el que Carles Puigdemont y el independentismo que se mueve en el entorno de Waterloo se sienten muy cómodos.

La primera acción de Tsunami Democràtic ya estuvo en línea con su carácter inconstitucional: cuando dirigió a las masas con la colaboración de los diputados y exdiputados de la CUP hacia el aeropuerto de El Prat. Hay jurisprudencia sobre la interrupción del tráfico aéreo que ya fue castigada por el Tribunal Supremo cuando los trabajadores del aeropuerto invadieron las pistas. La base en ese caso fue el artículo 557 bis del Código Penal y que considera como "desórdenes públicos cuando se lleven a cabo con ocultación del rostro y así se dificulte la identificación de sus autores". Más de cien vuelos fueron suspendidos el día de la invasión del aeropuerto.

La ocupación del aeropuerto fue muy espectacular pero desde entonces Tsunami Democràtic ha dosificado sus acciones, siempre más alineado con el Govern y con las líneas que se marcan desde Waterloo, demarcándose de las algaradas callejeras que han mantenido a Barcelona en vilo durante las últimas semanas.

Aplicación

Miles de catalanes se han descargado en su móvil una aplicación en la que a través de los sistemas de geolocalización se ponen a disposición del movimiento para ser convocados en función de una disponibilidad horaria que cada activista indica desde una dirección en la sombra. Pero por ahora hay más anuncios que actividad concreta.

Pep Guardiola es la única persona que ha dado la cara por Tsunami Democràtic y aprovechó su declaración para criticar al Gobierno español


La única persona que ha tomado la palabra en nombre de Tsunami Democràtic ha sido el exentrenador del Barça, Pep Guardiola, que leyó un comunicado en nombre de la misteriosa organización. "España vive una deriva autoritaria bajo la cual se utiliza la ley antiterrorista para criminalizar la disidencia e incluso para perseguir artistas que ejercen su libertad de expresión", aseguró entonces Pep Guardiola.

Cuestión de transparencia

Sin embargo, el problema es la transparencia. La ANC puede ser una organización independentista y eso no ha sido nunca objeto de problemas. Si el presidente de la ANC, Jordi Sànchez ha acabado condenado por el Tribunal Supremo no ha sido por el ideario defendido por la ANC, sino por la "concertación" que según la sentencia había entre las movilizaciones que convocaba la entidad y las actuaciones de la Generalitat para declarar la independencia. Para evitar los problemas, Tsunami Democràtic se ha creado para operar desde la clandestinidad, pero al mismo tiempo eso le ha colocado fuera de la ley.

Entre el independentismo ha causado indignación que la Guardia Civil haya acusado a Tsunami Democràtic de actividades terroristas para que una plataforma de Microsoft la bloquease. Pero lo cierto es que, ya desde su origen, este nuevo colectivo se ha situado al borde de la legalidad. Como los CDR, que también funcionan desde el anonimato, pero con más recursos y del todo alineados con la Generalitat. Quim Torra en su última entrevista en TV3 defendió a Tsunami Democràtic como "ejemplo de desobediencia civil".

Generalitat de Cataluña Nacionalismo Tribunal Supremo Cataluña Guardia Civil Independencia de Cataluña Pep Guardiola Constitución Carles Puigdemont CUP
El redactor recomienda