EL DEBATE DEL 4-N

Los anuncios de Sánchez: Calviño, ilegalizar las consultas y disolver la Fundación Franco

El presidente busca el centro y movilizar a los indecisos ofreciendo mano dura contra el separatismo, sin perder los votos de la izquierda, prometiendo medidas de gran calado simbólico

Foto: Pedro Sánchez, al abandonar el debate electoral en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, este 4-N. (EFE)
Pedro Sánchez, al abandonar el debate electoral en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, este 4-N. (EFE)

"Anuncio que...". Pedro Sánchez no soltó la expresión de la boca a lo largo de todo el debate a cinco de este 4 de noviembre, el primero y último de esta corta campaña del 10-N. Era su arma con la que pretendía marcar el combate dialéctico con sus rivales. También para comparecer ante los ciudadanos como el candidato propositivo. Pero esos adelantos de medidas que planteó en la tele, en horario de máxima audiencia también tenían un sentido político: buscar el centro, que disputa con Albert Rivera, en lo relativo a Cataluña, y afianzar a sus votantes de izquierdas, en cuestiones muy simbólicas y sensibles como memoria histórica. También perseguía dirigirse a los "dos millones de indecisos".

Para lo primero, anticipó que su Gobierno, si logra la investidura, pondrá en marcha medidas contra los independentistas como la recuperación del delito de convocatoria de referendos ilegales o la exigencia de mayorías cualificadas para impedir el "sectarismo" en TV3. Para lo primero, la persecución de la apología del fascismo y la disolución de la Fundación Francisco Franco. También lanzó la primera señal de cómo será su nuevo Ejecutivo: Nadia Calviño continuará en él, con poderes reforzados, como vicepresidenta económica, por lo que también aprovecha para proyectar a una figura de su Gabinete respetuosa con Bruselas, cumplidora con la ortodoxia fiscal y con prestigio internacional. Está claro ya que el presidente lo apuesta todo a rebañar votos por el centro, persigue esa mayoría cautelosa que las encuestas no inclinan a su favor, confía en que con el despedazamiento de Cs el PSOE pueda crecer hasta los 130 o incluso los 140 escanos, umbral que según los sondeos es inalcanzable. Pero solo así se explica que en el combate en la tele mostrara kilómetros de distancia con Unidas Podemos.

Aquí sigue el listado de anuncios del presidente en funciones en el curso de las casi tres horas en que se prolongó el debate electoral organizado por la Academia de Televisión y moderado por los periodistas Ana Blanco y Vicente Vallés.

1) Recuperación del delito de referéndum ilegal

"Vamos a incorporar en el Código Penal un nuevo delito para prohibir de una vez por todas la celebración de referéndums ilegales en Cataluña, como ha ocurrido cuando gobernaba el PP". El presidente en funciones hacía su anuncio en el arranque del primer bloque, el dedicado a la cohesión de España, el que le tocaba abrir a él mismo. Buscaba claramente el titular y lanzar una señal de dureza hacia el independentismo. Mensaje que se completaba con el paquete del último Consejo de Ministros.

El tipo penal lo aprobó Aznar en 2003 y lo derogó Zapatero en 2005. El pasado febrero volvió a pasar por el Congreso, pero España ya iba a las urnas

Enseguida, Pablo Casado le reprochó que ese delito existía y el PSOE, con José Luis Rodríguez Zapatero en el poder, lo sacó del Código Penal. Era cierto. El Ejecutivo de José María Aznar introdujo esa modificación en 2003, después de que el entonces lendakari, Juan José Ibarretxe, anunciase la convocatoria de una consulta soberanista en Euskadi si su plan era tumbado por el Congreso (como así fue). La reforma del Gobierno del PP señalaba que la autoridad que convocara o autorizara referéndums ilegales sería castigada "con pena de prisión de tres a cinco años e inhabilitación absoluta por un tiempo superior entre tres y cinco años al de la duración de la pena de privación de libertad impuesta".

En junio de 2005, el BOE publicaba la derogación de ese artículo 506 bis del Código Penal. El Gobierno socialista alegaba que esas conductas, la convocatoria de un referéndum no conforme con la Constitución, "no tienen la suficiente entidad como para merecer el reproche penal, y menos aún si la pena que se contempla es la prisión". "El Derecho penal —seguía— se rige por los principios de intervención mínima y proporcionalidad, según tiene señalado el Tribunal Constitucional, que ha reiterado que no se puede privar a una persona del derecho a la libertad sin que sea estrictamente imprescindible. En nuestro ordenamiento hay otras formas de control de la legalidad diferentes de la vía penal. Así, el ejercicio de las potestades de convocar o promover consultas por quien no las tiene legalmente atribuidas es perfectamente controlable por vías diferentes a la penal". El PP, entonces en la oposición, se opuso.

Pedro Sánchez, con su director de Gabinete, Iván Redondo, en el debate del 4-N. (EFE)
Pedro Sánchez, con su director de Gabinete, Iván Redondo, en el debate del 4-N. (EFE)

El pasado 19 de febrero, cuando ya Sánchez había anunciado el adelanto de las elecciones generales para el 28 de abril, el pleno del Congreso debatió una proposición de ley del PP para recuperar ese delito eliminado por Zapatero en 2005. Recibió el apoyo de Ciudadanos y de Foro Asturias, pero el PSOE y Unidas Podemos se negaron a la tramitación. El diputado socialista Juan Carlos Campo reprochaba a los populares que persistiesen en la postura que fue impulsada por Aznar que "ni refuerza el Estado de derecho ni fortalece el sistema democrático". "¿De verdad piensan que el Código Penal es necesario para esto?", inquiría. El PSOE defendía que ya existían herramientas para combatir lo ocurrido en Cataluña y el juicio del 'procés' era una prueba de ello.

Esta noche, fuentes de la Moncloa señalaban que la situación en 2005 era "muy distinta" a la de hoy, y que la proposición de ley del PP fue defendida en la tribuna cuando ya se sabía que España iba a las urnas, por lo tanto, no había tiempo de tramitarla, "y por eso se rechazó".

2) Nueva asignatura en valores constitucionales

"Vamos a construir concordia desde la educación, y por eso vamos a aprobar una nueva asignatura, para toda la educación obligatoria, para todo el territorio español, sobre educación en valores civiles, constitucionales y éticos". Es otra de las medidas incluida en su paquete de combate al independentismo.

Sánchez plantea "construir concordia desde la educación" y por eso la materia se estudiaría en la educación obligatoria y en todo el país

Realmente, este planteamiento ya estaba incorporado en la reforma de la LOMCE promovida por la ministra de Educación, Isabel Celaá. Ella misma presentó la norma en febrero aun a sabiendas de que no se podría tramitar. El texto ya preveía que todos los estudiantes de Primaria y de ESO cursaran una materia de educación en valores cívicos y éticos. Y en el programa socialista para el 10-N se dice exactamente esto: "Impulsaremos el carácter obligatorio para todo el alumnado de la educación en los valores constitucionales, democráticos, cívicos y universales, acorde con el compromiso de la Agenda 2030 de Naciones Unidas de desarrollar una educación para una ciudadanía global".

3) Reforma de la Ley General Audiovisual para cambiar TV3

Una de las cuestiones que más se ha criticado al PSOE en la aplicación del artículo 155 en Cataluña fue que pidiera a Mariano Rajoy que no se interviniese TV3. El presidente del Gobierno de entonces aceptó para no romper su pacto con los socialistas en la puesta en marcha de esta medida. "Vamos a modificar la Ley General Audiovisual, para que los consejos de administración de todos los entes públicos de medios de comunicación, no solo el español [RTVE], sino también todos los autonómicos, sean aprobados por un respaldo de dos terceras partes de sus parlamentos autonómicos. Con eso acabaremos con el uso sectario que se está haciendo por parte del independentismo catalán en TV3", aseguró en el primer bloque.

El presidente quiere que todos los consejos de administración de los medios públicos sean elegidos por mayoría de dos tercios

Como confirmó EFE, es falso que sea necesario cambiar la Ley General Audiovisual para garantizar que el consejo de TV3 sea elegido por una mayoría de dos tercios. El pleno de la Cámara autonómica modificó el pasado 23 de octubre la norma que regula la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) para que su presidente y sus consejeros sean nombrados con una mayoría reforzada de dos tercios. Hasta entonces, bastaba con la mayoría absoluta del Parlament, en segunda votación, para poder elegir al presidente y al resto de miembros del consejo de gobierno del ente que agrupa a TV3 y a Catalunya Ràdio.

4) Calviño, nueva vicepresidenta

Sánchez prometió que, si gobierna tras el 10-N, creará una vicepresidencia económica. Al frente de ella, estará una mujer, la actual ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño. Ella es cierto que es la presidenta de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos (CDGAE), pero no tenía rango de vicepresidenta. Ahora el líder socialista quiere elevar su rango. En sus mítines de campaña, está muy presente su reivindicación de que su partido es el "único" que tiene proyecto, equipos y presencia territorial. Y ha resaltado el prestigio internacional y la solidez de Calviño, a quien postuló como directora gerente del Fondo Monetario Internacional, aunque finalmente tuvo que retirar su candidatura para preservar el consenso europeo en torno a la búlgara Kristalina Georgieva, que ya ocupa su plaza en sustitución de la francesa Christine Lagarde.

Sánchez elevará de rango a la titular de Economía, y así lanza un guiño a Bruselas de rigor fiscal en una época marcada por la desaceleración

El candidato quiere lanzar el mensaje de que su Gobierno cumplirá con el mandato de Bruselas y tendrá al frente del área económica a una mujer muy respetada en la UE. Justo en un momento de desaceleración. Ella es la única ministra que no va en las listas, además de, obviamente, Josep Borrell, próximo alto representante de Política Exterior de la Unión.

5) Un nuevo ministerio

Para Sánchez, el reto demográfico ha sido una de las prioridades de su Gobierno. Creó un comisionado, que integró en la estructura del Ministerio de Política Territorial. Su titular fue la madrileña Isaura Leal, que tuvo que dejar el cargo para incorporarse a las listas del 10-N. Pero luego el movimiento de la España vaciada se hizo más potente y ahora es una de las preocupaciones asumidas por todos los partidos.

Se compromete a crear un Ministerio para la Lucha contra la Despoblación y el Reto Demográfico, en línea con el movimiento de la España vaciada

Durante el debate a cinco, el presidente en funciones adelantó que si repite creará un Ministerio para la Lucha contra la Despoblación y el Reto Demográfico. Va a tener que crear un "banco azul supletorio" si sigue añadiendo departamentos, se mofó Pablo Casado.

6) No a la apología del fascismo

Sánchez tenía que compensar los mensajes a los electores más templados con guiño al votante progresista. La percha fue la memoria histórica. Así, si gana este domingo, su Ejecutivo promoverá los cambios legales que sean necesarios para disolver la Fundación Francisco Franco y "todas las organizaciones que se empeñen en sembrar el odio y defender la dictadura". Este era un compromiso que también había planteado en anteriores ocasiones y que este lunes recuperó durante el debate.

El Ejecutivo ilegalizará la Fundación Franco y "todas las organizaciones que se empeñen en sembrar el odio y defender la dictadura"

También adelantó que impulsará una reforma del Código Penal para castigar cualquier tipo de apología del fascismo y de los totalitarismos, como ya ocurre en países como Francia o Italia. Como ha venido insistiendo en las últimas semanas, la España democrática es "fruto del perdón", pero no puede ser "producto del olvido".

Esta medida figura así en su programa electoral: "Tras culminar el proceso de exhumación de Francisco Franco, retiraremos la simbología franquista que aún queda en los lugares públicos y reformaremos el Código Penal para incluir como delito la apología del franquismo y su exaltación y enaltecimiento en lugares de acceso público, y propondremos retirar las condecoraciones vinculadas a actuaciones durante la dictadura". También el Estado asumirá la exhumación de fosas franquistas, compromiso que reafirmó en el cruce televisivo.

7) Traer a Puigdemont

El secretario general se comprometió, "hoy y aquí", a traer a España al 'expresident' de la Generalitat Carles Puigdemont, fugado de la Justicia desde que huyó a Bélgica tras el referéndum ilegal del 1 de octubre. Tras la sentencia del 'procés', el Supremo reactivó la orden de extradición contra él, pero no se ha concluido el proceso, y aún tardará meses. Sánchez no explicó cómo lo hará, porque es una decisión que ahora mismo está en manos de la Justicia belga.

Por eso Pablo Iglesias le afeó que hiciera ese anuncio. "Quiere pensar" que si Puigdemont llega a España es porque así lo determinan los tribunales europeos, no porque lo exija "un presidente del Gobierno u otro". "No vaya a ser que envíen a los geos a detener a Puigdemont y lo traigan. Creo en la separación de poderes y esto les corresponde a los jueces", apostilló el líder de Unidas Podemos. Sánchez no contestó a esto, pero sí dijo en el último bloque del combate televisivo que su Gobierno recurrió ante el Tribunal Constitucional el plan de acción exterior del Govern por "estar al servicio del independentismo". Plan que está suspendido por el TC. El Ejecutivo, incidió, garantiza que la Justicia se cumple "dentro y fuera de nuestras fronteras". Nuevo gesto de dureza contra el soberanismo catalán.

8) Propuesta para que gobierne el más votado

En la primera parte del debate, Sánchez hizo más una propuesta para el desbloqueo que un anuncio en sí mismo. Medida que no era nueva, porque ya la planteó el mes pasado. Ahora lo hacía en horario de máximo audiencia. Planteó al resto de formaciones políticas que, si no se llega a un acuerdo para formar Gobierno, se respete la lista más votada.

La dirección socialista celebraba el resultado del debate de su líder. Era "el mejor" de todos aquellos en los que ha participado, "con anuncios concretos realizables y creíbles: un acierto". "Pedro ha ido muy por delante del resto. Ágil, fresco y marcando titulares. Todo ello desde un tono educado, propositivo y hablando de la temática que correspondía. El resto se han quedado en contenido caducos y lentos. Siguen en marco anterior y el presidente les lleva la delantera", indicaban desde la cúpula. "El PP y Cs han vuelto a escenificar la batalla no resuelta de la derecha" y resultaron "aburridos".

La conclusión, para el PSOE, es que su candidato resultó "claro ganador en fondo y forma". "El resto vuelven a mostrar lo que ya conocíamos de ellos" y, por lo tanto, "no han aprovechado el debate que buscaba mover al indeciso que esperaba un plus". "Solo el presidente ha dado ritmo al debate y lanzado propuestas", finalizaron estas fuentes.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios