Perdón sí, no olvido, dice tras la exhumación

Sánchez: "Hoy España cumple consigo misma. Se pone fin a una afrenta moral"

"El homenaje a Franco era un agravio", se felicita el presidente, que adelanta que habrá que curar la "infamia" de todas aquellas víctimas nunca reparadas. Y afirma que cumple cuando fue posible

Foto: Pedro Sánchez, durante su declaración institucional, este 24 de octubre en la Moncloa, tras culminarse la exhumación y reinhumación de Franco. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su declaración institucional, este 24 de octubre en la Moncloa, tras culminarse la exhumación y reinhumación de Franco. (EFE)

"Por encima de todo, hoy España cumple hoy consigo misma. Con esta decisión: se pone fin a una afrenta moral como es el enaltecimiento de la figura de un dictador en un espacio público". El homenaje a quien oprimió al país durante cuatro décadas era un "agravio" a la propia democracia al que era un "deber" poner fin.

Palabras del presidente del Gobierno en funciones. Pedro Sánchez compareció desde la Moncloa pasadas las tres de la tarde. Con precisión, se había ejecutado el plan del Gobierno para exhumar a Francisco Franco del Valle de los Caídos. Sin incidentes ni contratiempos, más allá de otro nuevo episodio de tensión con la familia. El presidente, 16 meses después de que lanzara su compromiso de sacar al dictador de Cuelgamuros, podía ver cumplido su compromiso después de una larguísima pugna judicial con los descendientes del general y con el prior administrador de la basílica. Pero ganó la batalla en los tribunales y acometió la salida del dictador este histórico 24 de octubre de 2019, al filo de las 13 horas. A una semana escasa del arranque de la campaña de las generales del 10 de noviembre.

[Consulte aquí en PDF la declaración institucional, sin preguntas, de Pedro Sánchez]

El jefe del Ejecutivo comenzó su declaración institucional [aquí en PDF] congratulándose del final de este largo proceso, que ha contado con el pronunciamiento favorable de los tres poderes del Estado. Primero, el Legislativo, que instó al Gobierno a "poner fin a una anomalía en una democracia", como lo es la "exaltación de la figura de un dictador en un mausoleo construido durante la dictadura, por la dictadura y a mayor gloria de la dictadura". Después, el Ejecutivo, que "impulsó" los pasos necesarios para materializar la exhumación. Y por último, el Judicial, porque ha sido el Supremo el que ha validado todo el procedimiento por unanimidad. "Se cumple, por tanto, con un mandato del Parlamento, con una sentencia del Tribunal Supremo y con un compromiso del Gobierno. Pero, por encima de todo, hoy España cumple consigo misma", proclamó Sánchez en el pasaje central de su discurso, sin preguntas y a la hora de la primera edición de los informativos de las principales cadenas de televisión. Para entonces, el cuerpo del general ya había sido conducido a El Pardo tras su traslado en helicóptero.

Sánchez subraya que han sido los tres poderes del Estado los que han refrendado la operación, el fin a una "afrenta moral" que aún estaba viva


Con la exhumación de Franco y su segundo entierro, ahora en Mingorrubio, dijo, se pone fin a esa "afrenta moral" que había arrastrado España durante cuatro décadas, se da "un paso más en la reconciliación que solo puede descansar en la democracia y la libertad que compartimos", y la democracia española se "prestigia a los ojos del mundo", dado que también fue Naciones Unidas quien recomendó apartar los restos de un autócrata del homenaje público. Costó "mucho" a España "deshacerse de un régimen represor", casi 40 años. El mismo tiempo que ha llevado sacar a Franco de una tumba de Estado, dijo.

Una "aberración" que toca "afrontar"

Sánchez es consciente de que toda la oposición, de izquierdas y de derechas, carga contra él por electoralismo. El Gobierno ha venido defendiendo que simplemente ha ejecutado su compromiso cuando lo autorizó el Supremo. Este jueves lo reiteró con solemnidad y desde la Moncloa el líder socialista: "Cada cual puede tener su criterio. Mi Gobierno anunció públicamente que lo haría en el mismo momento en que esto fuera posible. Y este es el momento. Y así se ha hecho. Ni un día antes ni un día después".

Intenta sacudirse las críticas por electoralismo: "Mi Gobierno anunció que lo haría cuando fuera posible. Y este es el momento. Y así se ha hecho"

Pero el Ejecutivo también se pone deberes de cara al futuro. Se cierra una página importante de la historia reciente, pero no se ha culminado la reparación necesaria, señaló. Porque el Valle de los Caídos fue levantado con el sacrificio de "millares de presos políticos de la dictadura". Porque allí se albergan los restos mortales de casi 34.000 víctimas, más de un tercio aún sin identificar. Muchas de ellas, además, reposan allí sin el consentimiento de sus familias, o incluso con su "absoluto desconocimiento".

Sánchez: "Hoy España cumple consigo misma. Se pone fin a una afrenta moral"

"Es, por tanto, una infamia que más pronto que tarde deberá ser también reparada, como habrá de serlo igualmente el que aún hoy, existan miles de fosas dispersas por toda nuestra geografía. Es una aberración que debemos afrontar con decisión. Por justicia y dignidad. Pero, sobre todo, por pura humanidad", sostuvo. La España de 2019 tiene una deuda con esas familias y también con aquellos españoles que combatieron el fascismo en Europa y lucharon por la democracia en la II Guerra Mundial. Y también ha de compensar, añadió, a quienes se vieron forzados al exilio hace ahora 80 años, en 1939. La España actual, en fin, es "deudora de los españoles abandonados a su suerte en campos de exterminio, mientras su Gobierno les daba la espalda y les consideraba apátridas; de los españoles perseguidos; de los españoles humillados durante décadas por sus ideas".

Ya nada será igual

A los que entienden que la memoria histórica es divisiva y reabre heridas, Sánchez les dijo que la España actual es "es fruto del perdón, pero no puede ser producto del olvido". "La España de hoy es el país más opuesto a lo que representó el régimen franquista. Donde había represión y dictadura, hay libertad y democracia; donde había uniformidad e imposición, hay diversidad cultural y territorial; donde había aislamiento, hay Europa; donde había machismo y homofobia, hay feminismo y tolerancia. El homenaje público al dictador era más que un anacronismo y una anomalía. Era un agravio a nuestra propia democracia, la democracia española. Ponerle fin era un deber para las generaciones que no crecimos bajo el trauma de la Guerra Civil y del franquismo", subrayó.

"Desde hoy quienes yacen son ya todos víctimas, sólo víctimas. Cuando el Valle vuelva a abrir sus puertas simbolizará algo distinto", proclama

El presidente señaló que si la generación de los abuelos libró una contienda feroz y la de los padres se "reconcilió en un acto de concordia", hoy, a los nietos, les toca rendir "un tributo a todas las generaciones pasadas", pensando también en las futuras, para que la bandera de "la democracia y la convivencia" ondee siempre.

Sánchez: "Hoy España cumple consigo misma. Se pone fin a una afrenta moral"

El Valle de los Caídos, remachó, ya nunca será igual. Quienes accedan al monumento a partir de ahora, probablemente desde el martes 29 de octubre, ya no será un mausoleo de enaltecimiento a un dictador. "Desde hoy quienes yacen son ya todos víctimas, sólo víctimas. Cuando el Valle vuelva a abrir sus puertas simbolizará algo distinto: el recuerdo de un dolor que no debe volver a repetirse jamás y un homenaje a todas las víctimas del odio", concluyó. No hubo más palabras. Sánchez abandonó la sala con su número dos, Carmen Calvo. Franco ya no está en Cuelgamuros pero sí estará presente, inevitablemente, en la campaña del 10-N.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
103 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios