ADELANTE ANDALUCÍA BUSCA UNA PAPELETA ÚNICA

Errejón busca garantizarse grupo propio con listas en Zaragoza, Valencia o Baleares

Está previsto extender las negociaciones formales a partir de este miércoles a formaciones como Chunta Aragonesista, Més per Mallorca, En Marea y previsiblemente Nueva Canarias

Foto: Íñigo Errejón, junto a los líderes de Compromis Mónica Oltra y Joan Baldoví. (EFE)
Íñigo Errejón, junto a los líderes de Compromis Mónica Oltra y Joan Baldoví. (EFE)

Íñigo Errejón ha intensificado los contactos durante las últimas horas para extender su desafío electoral más allá de la circunscripción madrileña. Desde su entorno, aseguran que todos los escenarios están abiertos y, tras cerrar un principio de acuerdo con Compromís en la Comunidad Valenciana, fijan su mirada en circunscripciones de tamaño medio. En su radar están Zaragoza, Baleares, A Coruña, Las Palmas o Tenerife, para ganar enteros de cara a asegurarse la conformación de un grupo parlamentario propio en el Congreso.

Errejón busca garantizarse grupo propio con listas en Zaragoza, Valencia o Baleares

En esta línea, está previsto que el miércoles se establezcan negociaciones formales con formaciones como Chunta Aragonesista, Més per Mallorca, En Marea y previsiblemente Nueva Canarias. El objetivo es superar la barrera del 5% de los votos a nivel estatal. Para constituirse en grupo propio, se deben obtener al menos cinco escaños y un 5% de los votos a nivel estatal o un 15% en las circunscripciones donde se presente. Esta segunda opción dificultaría las pretensiones de la plataforma y sus potenciales aliados.

La formación valencianista ya dio prioridad al acuerdo con Más Madrid con el objetivo de alcanzar el 5% nacional para montar un grupo conjunto confederal en el Congreso. Su decisión supone un efecto dominó en otros territorios para sumarse a esta operación de confluencia, ya que se trataría de reeditar la candidatura que Compromís ya conformó para las elecciones europeas con Més y CHA y en cuyas negociaciones también estuvo presente En Marea. Asimismo, en 2014 se conformó la papeleta de Primavera Europea en alianza con la CHA, los ecologistas de Equo y otras siglas más minoritarias como el Partido Castellano. De cerrarse este acuerdo "de cooperación" federal, las distintas candidaturas llevarían un nombre común en la papeleta al que se añadiría el nombre de cada territorio.

Desde la nueva plataforma, esperan también contar con el apoyo de los ecosocialistas Equo, reforzando el perfil verde del nuevo proyecto de Errejón, aunque esta formación no tenía convocada hasta octubre su asamblea extraordinaria para decidir sobre un cambio de alianzas. Actualmente, forman parte de Unidas Podemos. El sector de Equo contrario a este cambio de socios, que lidera el diputado Juantxo López de Uralde, defiende que la asamblea extraordinaria no puede adelantarse, por lo que entienden que no cabría la posibilidad de sumarse al proyecto de Errejón siguiendo los cauces orgánicos. Sin embargo, reconocen que la presión de los afines al líder de Más Madrid es grande para buscar una salida que posibilite la confluencia.

Íñigo Errejón, atendiendo a los medios de comunicación. (EFE)
Íñigo Errejón, atendiendo a los medios de comunicación. (EFE)

La edil de Equo en el Ayuntamiento de Madrid Inés Sabanés, una de las principales caras visibles de los ecosocialistas, ya participó este domingo en la asamblea de militantes y cargos de Más Madrid ejerciendo como portavoz. En vistas a este movimiento y la intención de Errejón de centrar parte de su discurso en el ecologismo, desde Unidas Podemos han puesto en valor entre sus principales medidas programáticas para las elecciones un plan de transición energética y una suerte de 'new deal' verde.

El paso adelante de Errejón ha generado así tensiones en distintas formaciones. Principalmente, en potenciales aliados, como Equo o Compromís, presentando cierta división interna sobre si concurrir con Podemos o con el proyecto errejonista. Lo que sí se descarta desde el entorno del que fue número dos de Podemos es contar en este proceso con la plataforma Actúa, de Gaspar Llamazares. El que fuera líder de IU, que en las pasadas elecciones se presentó como cabeza de lista cosechando apenas 30.000 votos, se ha ofrecido a Más Madrid para construir conjuntamente "un tercer espacio de izquierdas abierto y dialogante".

Para los impulsores de la candidatura de Más Madrid, Llamazares representaría un proyecto con muchas diferencias al suyo. Mientras tanto, destacan el buen recibimiento que estaría teniendo su decisión de presentar batalla electoral el 10-N entre sectores de la sociedad civil. Este mismo lunes, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, saludaba la iniciativa para reducir la abstención de la izquierda y calificaba a Errejón como "un hombre capaz".

La ejecutiva de Podemos activó este lunes su maquinaria electoral y cerró decisiones como repetir las listas electorales, en la medida de lo posible, con las que se presentó el pasado 28 de abril. "Unidas Podemos ha funcionado bien", razonaba la portavoz, Noelia Vera, a lo que añadía que se revalidarán las confluencias territoriales como en el 28-A, a la espera de la decisión final de Compromís. El plazo límite para registrar las coaliciones remata este domingo y tanto Podemos como IU comparten que no haya cambios en las candidaturas. Tampoco en Andalucía, donde la líder del partido morado en este territorio, Teresa Rodríguez, apuesta por presentarse bajo las siglas de Adelante Andalucía con una papeleta única de la izquierda andaluza que también incluya al proyecto de Errejón, que este miércoles quiere tener cerradas las líneas maestras de su candidatura para validarlas en una segunda asamblea de cargos y militantes.

Podemos y su confluencia catalana, En Comú Podem, preparan ya conjuntamente la campaña de las elecciones generales del 10-N. Ambas organizaciones han revalidado su acuerdo de coalición, según fuentes cercanas a la dirección del grupo confederal, lo que cierra las puertas a la irrupción de una candidatura de Íñigo Errejón en Cataluña. Se trata de uno de los primeros territorios, junto con la Comunidad Valenciana, en los que Más Madrid exploró la posibilidad de tejer alianzas para presentar listas electorales, con especial interés en Barcelona, donde se reparten 32 escaños.

La presión sube para Pablo Iglesias desde Andalucía. Este martes, Adelante Andalucía, marca electoral en el Parlamento andaluz que reúne a Podemos, Izquierda Unida, Primavera Andaluza o Izquierda Andalucista, se cita para decidir qué hacer ante el próximo 10-N. Teresa Rodríguez ya mostró sus cartas y ha reclamado a Iglesias, con quien ha hablado telefónicamente, que permita que Adelante Andalucía sea la marca para toda la izquierda en Andalucía más allá del PSOE.

Teresa Rodríguez, en el Parlamento de Andalucía. (EFE)
Teresa Rodríguez, en el Parlamento de Andalucía. (EFE)

Rodríguez asegura que no va a levantar el partido en armas contra la dirección estatal ni va a promover una escisión de Podemos en Andalucía a semanas de la nueva cita electoral, pero la presión sube. En Adelante Andalucía mantienen la esperanza de que Iglesias, esta vez —lleva casi tres años negándose reiteradamente a las solicitudes de mayor autonomía desde sus filas andaluzas—, autorizará la papeleta única. No es el único al que tienen que convencer. Hasta el momento, desde Izquierda Unida aseguran que falta tiempo y madurez en la iniciativa. Su coordinador andaluz, Toni Valero, ha sostenido públicamente que no están en la ruptura con Iglesias, y en las mismas tesis está Alberto Garzón, que además en las pasadas generales fue cabeza de cartel por Málaga. IU también reúne a su dirección andaluza este martes, en la víspera de la reunión en que Adelante Andalucía debe decidir su futuro.

La líder de Podemos Andalucía cuenta con una última baza a su favor. Desde la dirección andaluza, consideran que Iglesias tiene muy difícil oponerse a Adelante Andalucía para el 10-N porque su rechazo puede dinamitar la izquierda también en esta comunidad clave, donde están en juego nada menos que 61 de los 350 escaños del Congreso. Rodríguez cuenta con el apoyo de los afines a Íñigo Errejón en la comunidad. La dirección andaluza de Podemos podría evitar que Más País se presente en Andalucía y reste votos a Unidas Podemos integrando esta opción dentro de Adelante Andalucía.

En eso están nombres fuertes del errejonismo que siguen en la política, como Sergio Pascual, Auxiliadora Honorato, Esperanza Gómez o Alberto Montero, que se inclinan por esa papeleta única para toda la izquierda andaluza. Hay que recordar que Teresa Rodríguez, de Anticapitalistas, ya logró reunir a la mayoría de las familias de Podemos en 2018, cuando la dirección estatal de Iglesias le plantó una candidata, Isabel Franco, en unas primarias para decidir la candidatura de las elecciones andaluzas. Rodríguez barrió a la dirección estatal y contó en ese pulso con el apoyo de Carmen Lizárraga, ahora ya retirada de la política, o Esperanza Gómez, afines a Errejón, que siempre se han mostrado a favor de un Podemos Andalucía con más independencia de Madrid, CIF propio y control sobre sus listas, sus debates políticos y de alianzas poselectorales y sus cuentas. Gómez es senadora por designación autonómica y formó grupo en el Senado con Errejón. Todos apuestan por soltar amarras de Madrid.

Iglesias tiene en su mano aceptar el envite de Rodríguez o detonar una bomba que no se sabe cómo de malherido va a dejar el espacio electoral a la izquierda del PSOE andaluz. El tiempo, eso sí, corre a su favor. El 29 de septiembre, el domingo, expira el plazo para registrar Adelante Andalucía como plataforma electoral para las municipales. Si accede a esa papeleta, debe descontar también que la mayoría de los nombres que impuso en las listas electorales andaluzas, elaboradas desde Madrid sin el concurso de la dirección de Rodríguez, caerán. Algunos de su fieles, Noelia Vera o Isabel Franco, encabezan candidaturas andaluzas. La líder de Podemos Andalucía aceptaría, informan fuentes próximas a Rodríguez, pactar los nombres de esas listas de Adelante Andalucía para que Iglesias no tenga excusas.

Rodríguez ha puesto sobre la mesa de Iglesias números con los que intenta convencerlo de que Adelante Andalucía daría más rédito al partido que Unidas Podemos. En las andaluzas del pasado diciembre, bajo ese paraguas conjunto de la izquierda, Adelante Andalucía obtuvo el 16,2% de los votos. Los resultados fueron peor de lo esperado, pero de forma imprevista mejoraron cuando se compararon con lo ocurrido en las generales, cuando Podemos, IU y Equo se quedaron en el 14,2%, y en las autonómicas de mayo, donde esa marca andaluza superó a lo ocurrido en el resto de territorios. También utilizan la comparación con las municipales y el 43,5% de votos obtenido por José María González en Cádiz como Adelante.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios