10-N: NEGOCIACIÓN DE LISTAS CONJUNTAS

Compromís, Podemos y Errejón: el imposible trío por Valencia que quiere Mónica Oltra

La coalición valencianista quiere liderar una confluencia de izquierdas en la Comunidad Valenciana. Pero tendrá que elegir. Los de Iglesias solo negociarán si mantienen sus cinco escaños

Foto: Pablo Iglesias, Mónica Oltra e Íñigo Errejón, cuando todos se llevaban bien. (EFE)
Pablo Iglesias, Mónica Oltra e Íñigo Errejón, cuando todos se llevaban bien. (EFE)

Joan Baldoví y Mónica Oltra sueñan con volver a la noche del 21 de diciembre de 2015. Aquella fue una jornada histórica para Compromís. 'És el moment', la coalición encajada con un Podemos en estado de gracia para presentar listas conjuntas en las tres circunscripciones valencianas (Valencia, Alicante y Castellón), cosechó 673.549 votos, superó al PSOE en la autonomía y se apuntó nueve diputados en el Congreso. Cuatro escaños llevaban sello morado, otros cuatro eran valencianistas [Baldoví lideraba la candidatura] y la actriz Rosana Pastor completaba la lista de diputados como independiente. Por primera vez, la formación de ámbito autonómico tenía la percepción de poder jugar un papel en la política nacional.

La confluencia con Podemos comenzó a enfriarse pronto. Aunque el experimento se repitió con la incorporación de Esquerra Unida (IU) bajo la marca paraguas de 'A la Valenciana' en la repetición electoral de abril en 2016, la distribución en el Congreso propició la ruptura. Compromís decidió defender un perfil distinto al de Pablo Iglesias y sus cuatro diputados se marcharon al grupo mixto, como ya hicieron en enero de 2015. La coalición no volvió a repetirse en la nueva cita con las urnas el pasado 28 de abril. Las relaciones entre Oltra e Iglesias, ya muy distanciado de Íñigo Errejón, no eran las mismas. Además, el sector nacionalista de Compromís encuadrado en el Bloc, sobre todo los cuadros más jóvenes, apostaron y presionaron para concurrir en solitario convencidos sería capaces de volar solos y conservar los apoyos de 2015 y 2016 sin aliados. El resultado fue un fracaso estrepitoso. Solamente Joan Baldoví logró salvar el escaño.

El sueño imposible de Compromís es repetir el gran bloque de izquierdas del 2016 y que además lo lidere Joan Baldoví

El golpe del 28 de abril fue un verdadero baño de realidad para Compromís. En las autonómicas que se celebraron el mismo día, la candidatura a la presidencia de la Generalitat de Mónica Oltra aguantó el tipo y recogió 443.640 votos, pero las listas al Congreso recibieron menos de la mitad, 173.821. La conclusión es evidente: cuando está en juego el Gobierno de España, miles de electores de Compromís en las autonómicas se decantan por partidos de ámbito estatal, principalmente Podemos y PSOE, por este orden.

Esta es la razón por la que Baldoví, la vicepresidenta autonómica y otros muchos dirigentes de la coalición valenciana se han lanzado a impulsar la búsqueda de nuevas alianzas para el próximo 10-N. El sueño imposible es repetir el gran bloque de izquierdas del 2016 y que, además, lo lidere el diputado de Sueca. Imposible porque, aunque los líderes locales de Unidas Podemos y Esquerra Unida son partidarios de la confluencia, falta una X por despejar en la ecuación. Se llama Íñigo Errejón y es el elemento que tiene revuelta la vida interna de los socios del socialista Ximo Puig en el Consell del Botànic.

La opción de la UTE de Más Madrid con Compromís permitiría a Errejón camuflar sus carencias territoriales y un posible grupo en el Congreso

"Analizaremos todo, pero la opción más plausible, la más lógica, porque además somos socios en el Gobierno valenciano, es con Unidas Podemos", señalaba Oltra esta semana en una entrevista con El País. "Se está explorando todo el panorama", matizaba horas después a la Cadena Ser preguntada sobre la opción de confluir con la candidatura de Errejón si Más Madrid opta finalmente por dar el paso.

El diputado de Compromís Joan Baldoví (d), conversa con Pablo Iglesias (c),  Íñigo Errejón (i), en 2017. (EFE)
El diputado de Compromís Joan Baldoví (d), conversa con Pablo Iglesias (c), Íñigo Errejón (i), en 2017. (EFE)

Esta segunda opción es la preferida por sectores veteranos del Bloc, incluido Baldoví, que lleva meses explorando fórmulas de colaboración "confederal" con Errejón. Para Compromís es la más cómoda porque en la Comunidad Valenciana el errejonismo (los cuadros más afines a esa corriente) no ha dado el paso de romper con Podemos y está integrado en la formación morada. La alianza con Más Madrid sería más simbólica que real: los valencianistas elaborarían toda la lista, cerrarían el paso a una posible implantación futura en territorio valenciano y aprovecharían la figura de Errejón en los mítines para darle un barniz y tirón nacional a la candidatura que encabezaría Baldoví por Valencia con el objetivo de apuntalar su escaño. Una suerte de unión temporal de Empresas (UTE). Si sonase la flauta y los electores diesen a un hipotético Compromís-Més País una segunda o una tercera acta, cabría la opción de sumar fuerzas en el Congreso con los errejonistas madrileños para conformar grupo parlamentario, repartirse recursos y representación y mejorar la visibilidad propia en la Cámara Baja sin depender de Podemos. Para Más Madrid, cuyos dirigentes no se han pronunciado todavía sobre una posible alianza con los valencianos, coaligarse temporalmente con Compromís podría camuflar sus carencias territoriales en España y permitiría tirar de Oltra o Baldoví para algunos de sus actos en la capital de España.

Podemos está dipuestos a hablar, pero su línea roja son cinco escaños de salida, los que obtuvo en los comicios generales del pasado 28 de abril

Sin embargo, hay dudas sobre esa estrategia en Iniciativa del Poble Valencià, el partido de Oltra. La experimentada dirigente de izquierdas defiende "una alianza amplia" y, aunque simpatiza más con Errejón, no tiene claro que la coalición confederal garantice un segundo escaño, que le correspondería a su partido [Baldoví es del Bloc]. ¿Podría dar mejor reslultado concurrir con Unidas Podemos bajo una marca paraguas de todos los partidos a la izquierda del PSOE en las circunscripciones valencianas? Es la duda. La ejecutiva de Compromís se reúne este lunes para debatir salidas, pero todas las familias coinciden en mantener las distintas opciones abiertas y no descartar ningún posible acuerdo de forma precipitada. La línea roja más extendida es que en ningún caso se renunciará a liderar la alianza elegida: el número uno por la provincia de Valencia.

"Si Errejón tirara en algún sitio con más fuerza y tiempo (más allá de Madrid o Valencia) creo que desde Compromís no se lo pensaban, pero en estos momentos son pragmáticos", señala un integrante de la cúpula valenciana de Podemos que lidera Antonio Estañ. Los de Pablo Iglesias tiene esta vez una posición negociadora con Compromís mucho más fuerte que en ocasiones anteriores. Los comicios del 28 de abril les dieron cinco diputados [una de ellos, Roser Maestro, de Esquerra Unida] y fuentes de la formación morada sostienen que ningún acuerdo puede significar poner en riesgo esas actas. Pero, sobre esa premisa, las mismas fuentes de la dirección de Podemos se muestran dispuestas, incluso, a hablar sobre la cabeza virtual de esa confluencia territorial. Baldoví es uno de los políticos más valorados de España y Podemos no tiene en la Comunidad Valenciana una cara tan conocida que ayude a la candidatura a la presidencia del Gobierno de Iglesias. Héctor Illueca, que lideró la lista por Valencia en abril, aún no ha decidido si repetirá.

La predisposición negociadora de Podemos es lógica. Cualquier alternativa que signifique dar visibilidad a Errejón fuera de Madrid puede traducirse en menos votos para ellos. Pablo Iglesias responsabiliza a Pedro Sánchez del fracaso en las negociaciones por negar a su partido la posibilidad de formar Gobierno. Pero gran parte de la opinión pública y los electores de izquierdas creen que la responsabilidad es compartida. El fantasma de la desmovilización planea sobre las siglas del PSOE y Podemos. Todo ese malestar, mucho de él instalado en la abstención, podría encontrar en una candidatura de corte errejonista el canal para recuperar la voluntad de participación.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios