BALDOVÍ CONTACTA CON EL LÍDER DE MÁS MADRID

Compromís ofrece a Errejón ser su voz en el Congreso y da otro paso hacia la alianza

No solo grupo compartido en el Senado. El diputado Baldoví contacta con el dirigente de Más Madrid para canalizar sus iniciativas. La alianza confederal gana puntos si Sánchez no logra Gobierno

Foto: Joan Baldoví, Mónica Oltra e Íñigo Errejón, en un acto de la campaña de generales de 2016. (EFE)
Joan Baldoví, Mónica Oltra e Íñigo Errejón, en un acto de la campaña de generales de 2016. (EFE)

El diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha contactado con el líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, para ofrecerle la posibilidad de canalizar a través de su escaño propuestas e iniciativas parlamentarias. La propuesta se enmarca en el mismo contexto de colaboración que las conversaciones que ambas formaciones han mantenido para configurar un grupo conjunto en el Senado en el que, bajo la marca paraguas de Izquierda Confederal, se han integrado también los senadores territoriales de Adelante Andalucía, En Comú-Podem y Més Mallorca y al que podría añadirse el representante de En Marea, José Manual Sande.

El movimiento de Compromís en el Congreso y el Senado coincide con un momento clave en las negociaciones entre el socialista Pedro Sánchez y el Podemos de Pablo Iglesias, que ha decidido apartarse como posible ministrable para desbloquear las conversaciones en busca de un Gobierno de coalición. La primera cita para saber si los socialistas y morados consensúan un pacto llega la próxima semana, con el debate de investidura del 22 al 24 de julio.

Compromís se estrelló el 28-A sin la confluencia con Podemos. En caso de nuevas elecciones, gana enteros la opción de buscar alianzas

Errejón mantiene por ahora un perfil bajo en el debate nacional, aunque el PSOE y Moncloa han usado como baza su posible salto a la arena en el caso de otras elecciones generales como un elemento de presión sobre Pablo Iglesias para que acepte las condiciones de Pedro Sánchez. El exdirigente de Podemos podría encontrar aliados territoriales suficientemente consolidados como para armar una coalición electoral capaz de lanzar una campaña de ámbito nacional.

Errejón y Pablo Iglesias, en 2017. (EFE)
Errejón y Pablo Iglesias, en 2017. (EFE)

Esto es justo lo que le falló a Compromís en las generales del pasado 28 de abril. Tras un buen resultado compartido de la marca 'A la Valenciana' en las citas de 2015 y 2016 en confluencia con Podemos, los valencianistas de izquierdas concurrieron en solitario y se estrellaron por la fuerte concentración de voto en las siglas socialistas y el relativo aguante de los morados, que obtuvieron cinco diputados. Compromís apenas fue capaz de conservar el acta de Baldoví y perdió tres sillones en el Congreso al cosechar apenas 172.751 votos, muy lejos del ansiado grupo parlamentario propio. Paradójicamente, el respaldo electoral fue bastante más superior en la urna autonómica. El mismo día que las generales, la candidatura de Mónica Oltra a la Generalitat logró 439.459 votos, muchos de ellos procedentes de votantes socialistas y de Podemos en las generales.

Al margen del mayor tirón y la campaña presidencialista de Oltra en las autonómicas, la conclusión extendida en la coalición es que, en un escenario de pugna electoral nacional, el electorado no percibe a Compromís como una fuerza determinante o con capacidad de influencia real en el Congreso de los Diputados. Esta es la razón por la que no son pocas las voces internas que plantean abiertamente la necesidad de comenzar a trabajar alianzas para afrontar convocatorias electorales nacionales. El posible pacto con Errejón podría encajar mucho más en la naturaleza de Compromís que el de Podemos. El espíritu confederal que por ahora defiende Errejón en su proyecto encaja con el sector más nacionalista de Compromís, aglutinado en el Bloc, mientras que Iniciativa del Poble Valencià, el partido de Oltra y Joan Ribó, se identifica con el discurso de izquierdas de Más Madrid pero también con el deseo de buscar las transversalidad.

Pero, además, hay otro factor mucho más práctico que empuja a Compromís hacia Errejón y lo aleja de Iglesias en la exploración de alianzas para otras generales. Con el primero, los valencianistas tendrían el control sobre las listas en las tres circunscripciones valencianas. Con Podemos, su posición negociadora sería más débil: el 28 de abril los morados conservaron sus cinco escaños valencianos frente al acta solitaria de Baldoví. Sería complicado que Iglesias y el secretario general de Podemos en la Comunidad Valenciana, Antonio Estañ, ofreciesen algo distinto en los seis primeros puestos de salida para repetir la confluencia.

Baldoví no solamente ha iniciado líneas de colaboración con Errejón. También se ha ofrecido a la Chunta Aragonesista y Més Mallorca para canalizar iniciativas. Son también potenciales socios de confluencia de Errejón, si bien son la Adelante Andalucía de Teresa Rodríguez y Els Comuns de Ada Colau los que podrían dar el último gran empujón a Errejón en el caso de una fractura total con Podemos. Sin embargo, la experiencia del Senado no tendría por qué tener réplica en el Congreso, sobre todo en el caso de la coalición andaluza, donde el sector anticapitalista es fuerte y guarda diferencias estratégicas e ideológicas con Errejón.

Comunidad Valenciana
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios