El FMI pide a Sánchez un ajuste fiscal de 6.000 millones al año para reducir la deuda
  1. Economía
Demanda que se cumpla la senda de déficit

El FMI pide a Sánchez un ajuste fiscal de 6.000 millones al año para reducir la deuda

El organismo alerta al Gobierno de que los riesgos económicos están creciendo, en especial por la presión para derogar las reformas del PP y para incrementar el gasto público

Foto: La directora gerente del FMI, Christine Lagarde (Efe)
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde (Efe)

El FMI no puede ser más claro con España y con su nuevo Gobierno: "Se están acumulando los riesgos a la baja para la economía" y los más importantes a nivel doméstico son "las presiones para derogar las reformas y la continuación de una política fiscal procíclica". En otras palabras, los anuncios del Ejecutivo de Pedro Sánchez de las últimas semanas y las exigencias de sus socios de Unidos Podemos constituyen el principal factor doméstico de riesgo para la economía española. Estos mensajes lastran la confianza de los actores económicos, como muestran de los datos de confianza del consumidor publicados este mismo miércoles y que reflejan una caída del optimismo hasta su nivel más bajo en dos años.

Se trata de uno de los comunicados más contundentes del FMI tras la Misión a España que realiza cada año. De esta forma, el organismo presidido por Christine Lagarde señala al Gobierno cuáles tienen que ser sus próximos pasos en política económica. Si no los sigue e insiste en los mensajes de reversión de las reformas e incremento del gasto público, las previsiones económicas podrían deteriorarse más rápido de lo que lo están haciendo ya. El organismo ha rebajado en una décima su previsión de crecimiento para este año, hasta el 2,7%, en línea con las estimaciones del Gobierno.

Foto: La ministra de Economía, Nadia Calviño (Efe)

Las cuentas públicas del próximo año "deben incluir un paquete de medidas creíble" que sirvan para para cumplir con el objetivo de déficit del 1,8% del PIB recién renegociado con Bruselas. Este objetivo "es crucial y apropiado", advierte el FMI, ya que contiene un ajuste estructural del 0,5% del PIB, unos 6.000 millones de euros. El FMI considera que "este ritmo de ajuste anual debería persistir hasta que se alcance un equilibrio en el saldo fiscal estructural y la deuda emprenda una clara senda descendente". Esto es, pide a España que realice un ajuste estructural de 6.000 millones de euros al año para que el déficit estructural pase del entorno del 2,7% que está actualmente, hasta el 0%. Esto significa mantener un ajuste del 0,5% del PIB al menos durante los próximos cinco años. Solo así se conseguirá acelerar la reducción de la deuda pública, actualmente por encima del 98% del PIB, de modo que España conseguiría espacio fiscal para afrontar futuras crisis económicas.

[El Banco de España recorta su previsión de PIB y alerta de que se incumplirá el déficit]

El organismo da un 'tirón de orejas' al exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, porque el ajuste del déficit de los últimos tres años "se ha debido íntegramente al fuerte ciclo económico". En otras palabras: el saneamiento de las cuentas públicas del que presumía el anterior Gobierno era humo provocado por la fuerte expansión económica. "Como resultado, los niveles de deuda solo han caído marginalmente mientras la economía crecía con fuerza", de modo que ahora es necesario acelerar el ajuste para ganar ese espacio fiscal en un momento en el que la economía española "ya ha superado su pico cíclico" y ha entrado en una fase de desaceleración.

La disminución del déficit nominal a lo largo de los tres últimos años se ha debido íntegramente al fuerte ciclo económico

El FMI acepta que el ajuste recaiga sobre el incremento de los ingresos, como ha anunciado el Gobierno. De hecho, anima a Sánchez a que la subida de impuestos sea superior a la que se necesita para ajustar el déficit y que utilice ese extra de recaudación para "financiar gastos adicionales" encaminados a realizar políticas de protección para los más vulnerables, mejorar la empleabilidad de los jóvenes y los parados de larga duración e invertir en innovación y protección del medio ambiente.

[El Gobierno contrarrestará la desaceleración económica con más gasto público]

Al mismo tiempo, el FMI advierte del riesgo de sobreestimar la capacidad recaudatoria de la subida de impuestos. Habitualmente los gobiernos prevén que recaudarán mucho más con sus reformas fiscales de lo que consiguen finalmente. Por ese motivo el Fondo pide a Hacienda "prudencia" en sus cálculos de ingresos y que planifique "actuaciones de contingencia" para contrarrestar cualquier desviación. Todo con el objetivo de asegurar el cumplimiento de la senda de estabilidad pactada con Bruselas.

También advierte que las subidas de tributos pueden lastrar el crecimiento económico, por lo que pide que se "diseñen cuidadosamente". El FMI siempre ha alertado de los efectos negativos de los impuestos directos sobre la actividad, por lo que está recomendando a Sánchez que tenga cuidado con subir las cotizaciones sociales, el IRPF o el impuesto sobre sociedades.

Vincular la revalorización de las pensiones a la inflación añadiría alrededor de un 3-4% del PIB al desembolso por pensiones hasta 2050

Uno de los mayores riesgos sobre la estabilidad presupuestaria está en el acuerdo alcanzado la semana pasada por el Pacto de Toledo de volver a vincular las pensiones al IPC. El FMI advierte que esta medida aumentaría el gasto público entre 4 y 5 puntos del PIB en las próximas décadas, lo que supondría una gran presión sobre las cuentas públicas. Por ese motivo, pide que cualquier medida de gasto en pensiones vaya acompañada por el incremento de ingresos necesarios para financiarla. De lo contrario, "no podrá evitarse una futura reducción de las pensiones". El FMI recomienda medidas como incrementar la cotización de los autónomos, subir la base máxima o vincular la edad de jubilación a la esperanza de vida.

[El Gobierno enfría la subida de las pensiones con el IPC: "No se ha negociado nada"]

El organismo también pide prudencia con el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). El Gobierno y Unidos Podemos negocian elevarlo a 1.000 euros para acompañar al acuerdo de sindicatos y patronal de elevar el salario mínimo de convenio hasta esta cuantía. Sin embargo, el FMI alerta de que "incrementos pronunciados del SMI se pondrían en peligro las oportunidades de empleo de los menos cualificados y de los jóvenes".

Fondo Monetario Internacional (FMI) Presupuestos Generales del Estado Gasto público PIB Previsión de crecimiento Ministerio de Hacienda
El redactor recomienda