Buscará cambios parciales por consenso

El Gobierno comunica a sindicatos y patronal que no derogará toda la reforma laboral

En su primera reunión con los agentes sociales, Sánchez les ha pedido un último esfuerzo para cerrar un gran acuerdo salarial que permita recuperar el peso de las rentas laborales en el PIB

Foto: Pedro Sánchez recibe a los agentes sociales en La Moncloa (
Pedro Sánchez recibe a los agentes sociales en La Moncloa (

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido que su primera reunión en La Moncloa fuese con los representantes de los sindicatos y la patronal. Un gesto con el que trata de dar prioridad al empleo y las pensiones. Sánchez, que ha acudido a la reunión junto a la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha informado a los agentes sociales que renuncia a derogar completamente la reforma laboral por su debilidad parlamentaria. La derogación total de la reforma laboral del Partido Popular fue una de las banderas del PSOE en la oposición. Ahora en el Gobierno, los socialistas ya no plantean una eliminación total, sino buscar algunos cambios parciales siempre que cuenten con el consenso de los agentes sociales y del Congreso.

"Creo que podríamos llegar a retocar una serie de temas que se pueden hacer con consenso político y diálogo social", ha explicado Valerio en rueda de prensa tras la reunión. Esto significa que cualquier acuerdo tendrá que llegar de la mano del consenso. La ministra ha puesto sobre la mesa tres temas prioritarios en los que podría lograr un acuerdo. El primero es recuperar la premanencia del convenio sectorial sobre el de empresa; el segundo, eliminar la ultraactividad de los convenios colectivos y por último, aprobar medidas para luchar contra la temporalidad.

Valerio ha explicado que si contasen "con la mayoría de Felipe González" sería más fácil poder abordar cambios en la regulación laboral, pero con sus 84 diputados, cualquier avance es complicado. La ministra ha reconocido que "una vez en el Gobierno siempre se tiene una mayor dósis de pragmatismo" y ha pedido a todas las partes que sean "conscientes de que la aritmética parlamentaria es la que es"

Creo que podríamos llegar a retocar una serie de temas que se pueden hacer con consenso político y diálogo social

La patronal ha celebrado este cambio de postura del Gobierno respecto a la derogación total de la reforma laboral. "Una cosa es lo que se dice y otra la realidad", ha afirmado Juan Rosell, presidente de la CEOE. Por su parte, Unai Sordo, secretario general de CCOO, ha calificado al Gobierno de "reservón" en su nueva postura respecto a la reforma laboral. "Le hemos dicho que hay que modificar en profundidad la regulación laboral", ha explicado Sordo. Para los sindicatos, no se trata tanto de derogar la normativa para volver a la que había en 2009, como de cambiarla para que se adapte a los nuevos tiempos. Por ejemplo, tanto CCOO como UGT consideran que es imprescidible realizar cambios para luchar contra la desigualdad, tanto de género como de edad.

[Los beneficios empresariales ganan terreno a los salarios]

En cualquier caso, los sindicatos no renuncian a convencer al Gobierno para eliminar los "aspectos más nocivos" de la reforma laboral aunque sea sin acuerdo con la patronal. "Le hemos dicho al presidente que estamos por la labor de hacer esa modificación desde el acuerdo y el consenso, pero, si no fuera posible, el Gobierno tendría que ver cómo orienta sus políticas laborales", ha advertido Sordo.

Como alternativa a la derogación de la reforma laboral, la ministra de Trabajo ha propuesto la creación de un grupo de expertos que analice la reformulación del Estatuto de los Trabajadores. El horizonte que se marca el Gobierno es lograrlo a partir de 2020 y lo hace con la intención de agrupar todas las reformas parciales que se han aprobado en las últimas décadas. "Con el tiempo se puede plantear un nuevo Estatuto de los Trabajadores", ha explicado Valerio.

Subida salarial del 3%

Los agentes sociales han agradecido el gesto de Sánchez al elegir que su primera reunión oficial en Moncloa fuese con ellos. "Agradecemos al presidente del Gobierno que la primera reunión en el Palacio de la Moncloa haya sido con organizaciones empresariales y de trabajadores", ha señalado Pepe álvarez, secretario general de UGT. Sánchez ha transmitido a los agentes sociales la necesidad de cerrar el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) en las próximas semanas y evitar que se repita lo que ocurrió en 2017 cuando las conversaciones fracasaron. "Estamos en un punto de la negociación bastante más avanzado del que estuvimos nunca el año pasado", ha apuntado Álvarez.

[Los salarios ganan poder adquisitivo con inflación por primera vez en 10 años]

Lo que está más próximo es el acuerdo salarial. Sindicatos y patronal están muy cerca de cerrar un pacto para subir las retribuciones en torno a un 2% fijo más un 1% variable. Además, está muy avanzada la negociación para situar el salario mínimo por convenio en 1.000 euros mensuales y 14 pagas para 2020. "Espero que la negociación colectiva llegue a buen puerto y se cierre pronto", ha señalado Valerio. "La intención este año es positiva, pero el año pasado también estábamos muy cerca y al final no fue posible", ha señalado Rosell para poner un poco de calma ante un acuerdo que no está cerrado.

Se ha generado mucha incertidumbre en torno al futuro del sistema de pensiones; tenemos que convertir esa deconfianza en confianza

En la reunión se han tratado otros temas importantes para el diálogo social. Sánchez y Valerio han mostrado su predisposición a impulsar las negociaciones en las diferentes mesas tripartitas para impulsar los acuerdos. Una de las mesas prioritarias para el Gobierno es la de las pensiones. El Gobierno ha informado a los sindicatos que su intención es sanear las cuentas de la Seguridad Social eliminando gastos impropios del Sistema y con nuevas transferencias desde los Presupuestos Generales del Estado. De esta forma, se podría lograr la estabilidad presupuestaria, lo que permitiría volver a subir las pensiones con el IPC sin necesidad de generar un problema en las cuentas públicas. "Se ha generado mucha incertidumbre en torno al futuro del sistema público de pensiones; tenemos que convertir esa deconfianza en confianza", ha señalado Valerio.

[El BdE afirma que las empresas subieron sus márgenes mientras recortaban en salarios]

El Gobierno también ha acordado con los agentes sociales la necesidad de reforzar la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. "Tenemos que mejorar la inspección con mayor dotación de recursos humanos y materiales", ha anunciado Valerio. "Me parece muy importante que este país se tome en serio la lucha contra el fraude y la economía sumergida", ha señalado Sordo. "Nos parece que hay instrumentos para abordar el fraude, como es cruzar datos entre la Seguridad Social y Hacienda", ha demandado Álvarez.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios