Ya se han puesto en contacto con la ministra Batet

Los funcionarios piden a Sánchez la jornada de 35 horas semanales que les prometió

El PSOE propuso rebajar la jornada laboral de los trabajadores públicos "sin disminución de las retribuciones económicas". Ahora, los sindicatos esperan que lo haga efectivo sin dilación

Foto: Manifestación de UGT y CCOO por el empleo público. (EFE)
Manifestación de UGT y CCOO por el empleo público. (EFE)

El Pacto de Rentas fue una de las grandes propuestas del PSOE de Pedro Sánchez en su segunda etapa como secretario general del partido. Es su iniciativa para recuperar el peso que tenían las rentas salariales sobre el PIB, que han quedado seriamente dañadas desde el estallido de la crisis. Ahora tiene la oportunidad de ponerlo en marcha desde el Gobierno. Entre las medidas prometidas, se incluye una importante mejora de las condiciones de los funcionarios y trabajadores públicos para recuperar los derechos que perdieron durante la crisis.

Los sindicatos lo tienen muy presente y ya han demandado a la ministra de Administraciones Públicas y Función Pública, Meritxell Batet, una reunión para comenzar las negociaciones. Aunque el desafío independentista catalán y la reforma de la financiación autonómica copen ahora las preocupaciones de la ministra, los trabajadores públicos exigirán mejoras o, de lo contrario, retomarán su calendario de movilizaciones, esta vez contra el Gobierno del PSOE.

Una vez que los sindicatos tienen firmado un acuerdo de mejora salarial y de estabilización del empleo, pactado con el anterior ministro, Cristóbal Montoro, su exigencia prioritaria es recuperar la jornada de 35 horas semanales. Precisamente esta es una de las promesas del PSOE en su Pacto de Rentas, por lo que el Gobierno tiene pocas escapatorias. Fuentes del partido aseguran que es un punto que quieren cumplir, para recuperar los derechos arrebatados durante la crisis.

[4.000 nuevos opositores cada día: así es la fiebre del empleo público en 2018]

Los tres principales sindicatos de la función pública: CCOO, UGT y CSIF, enviaron una carta a la ministra el pasado jueves pidiéndole la celebración de una reunión para retomar las negociaciones lo antes posible. Lo primero es convocar la Mesa General en la que se supervisa la aplicación de los dos acuerdos alcanzados con el Ministerio. “Queremos la aplicación íntegra de los dos acuerdos y, si pueden mejorarse, todavía mejor”, explica Miriam Pinillos, secretaria de Políticas Públicas de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO.

Fin de la normativa básica

Una de las peticiones de los sindicatos en la Mesa General será la anulación de la normativa básica por la que el Gobierno prohibía que el resto de administraciones pudiesen rebajar la jornada de los trabajadores públicos por debajo de 37,5 horas semanales. Esta normativa, introducida en el año 2012, fue la que impidió que comunidades como País Vasco y Castilla-La Mancha, y municipios como Madrid, pudieran reducir la jornada hasta las 35 horas.

Los sindicatos confían en que este Gobierno socialista acepte la derogación de la regulación básica para todos los trabajadores públicos. De este modo, cada administración pasaría a poder negociar con los sindicatos la reducción de la jornada laboral.

María Jesús Montero, actual ministra de Hacienda y anterior consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía, ya sufrió en primera persona los inconvenientes de la normativa básica para todos los trabajadores públicos. Ella impulsó la reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales en Andalucía, pero el Gobierno lo recurrió ante el Tribunal Constitucional y ganó el caso. Para ‘burlar’ la sentencia, la Junta decidió que los trabajadores completarían esas 2,5 horas semanales con cursos de formación online y teletrabajo.

Para 'burlar' la sentencia del Constitucional, la Junta decidió que sus empleados completarían las 2,5 horas restantes con teletrabajo

De este modo, podían hacerlo desde sus casas y así, saltarse la obligación de estar 37,5 horas en su puesto de trabajo. El nuevo Gobierno socialista tiene en su mano volver a dar a las regiones la autonomía en la negociación con los sindicatos para que puedan establecer las condiciones de trabajo que consideren apropiadas.

[Valerio reunirá a patronal y sindicatos para cambiar "ya" la reforma laboral]

Además del seguimiento de los acuerdos de empleo, los sindicatos trasladarán a la ministra Batet la urgencia de recuperar las 35 horas para los trabajadores públicos de la Administración General del Estado. Esta negociación se realiza en otra Mesa, la de la AGE, y los sindicatos tienen tanta prisa en que dé sus frutos como tienen en la Mesa General.

Otra de las peticiones de los sindicatos a la nueva ministra es recuperar el 100% del salario durante las bajas por incapacidad temporal. El Gobierno de Rajoy limitó el sueldo que cobran los trabajadores públicos los primeros días de la baja como medida para ahorrar y combatir el absentismo. Los sindicatos pretenden recuperar este derecho y confían en que la ministra sea sensible a sus peticiones.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios