Es noticia
Menú
¿Quién es Marcos Vázquez? El maestro del 'fitness' que moldea la mente de Luis Enrique
  1. Deportes
  2. Fútbol
El hombre que le enseñó el poder del huevo

¿Quién es Marcos Vázquez? El maestro del 'fitness' que moldea la mente de Luis Enrique

Ingeniero convertido en creador de contenido sobre nutrición y estilo de vida, este asturiano es uno de los prescriptores favoritos del seleccionador. Lo ha recomendado en su Twitch y sigue muchas de sus tesis

Foto: Marcos Vázquez, entrenando. (Imagen cedida)
Marcos Vázquez, entrenando. (Imagen cedida)
Más información

El pasado 22 de noviembre, Luis Enrique dejaba en su streaming uno de los grandes éxitos de su Twitch: su defensa a ultranza de los huevos. "He cenado tres huevos cocidos y tres fritos. Y más que puedo llegar a comer algún día", soltaba. Su comentario no pasó desapercibido, y optó por seguir con el tema. "Nos asustamos de comer huevos, pero luego ves a uno que se mete seis petit suisse y te quedas tan pancho. Y ves a uno desayunar seis huevos, y ¡madre mía!, ¡cuidado!". De repente, Luis Padrique se había convertido en el gran defensor de este alimento. Pero su reflexión no era nueva, sino que se puede encontrar casi calcada en un artículo de 2015 en internet. ¿El autor? Marcos Vázquez.

Este ingeniero convertido en maestro del fitness (reniega en todo momento del término gurú, "no lo soy, el gurú es dogmático y yo siempre evito ser categórico") es desde hace años una de las grandes fuentes de inspiración del seleccionador. Y este no ha dudado en confesarlo. Además de mostrar su influencia en el tema de los huevos, Luis Enrique ha mencionado directamente su nombre en varios directos y lo ha recomendado como su podcaster favorito. Incluso fue él quien le metió el gusanillo del estoicismo. "Nos conocemos desde hace años y Luis Enrique es un tío especial. Profundiza, investiga, va más allá de las recetas oficiales. Por eso creo que le gusta lo que hago", comenta Vázquez en conversación con El Confidencial.

Foto: Luis Enrique, durante el entrenamiento de España. (EFE/Juanjo Martín)

Bajo el proyecto Fitness Revolucionario, el también asturiano es un ejemplo perfecto del último boom del fitness en España. Tiene más de 500.000 seguidores en redes sociales, su pódcast está entre los 30 más escuchados del España y uno de sus libros, Invicto: logra más, sufre menos, autoeditado, es uno de los 25 más vendidos de Amazon. Entre los famosos, también recomiendan su trabajo otros, como el presentador de La ruleta de la suerte, Jorge Fernández. ¿Su secreto? Unir entrenamientos con estilo de vida, nutrición, mentalidad y descanso. Y jugar, no sin polémicas, con las recomendaciones de los expertos.

Promueve los ejercicios de fuerza, apuesta por una dieta con más proteína y ayunos, y defiende actividades que se han llegado a tildar de pseudociencia, como es el earthing (andar descalzo para conectar con la tierra). "Yo todo lo apoyo en estudios y papers, pero intento ir siempre un paso más allá, estar al día y buscar las investigaciones más adelantadas, adelantarme a la evolución de las recomendaciones oficiales. Tampoco me cuesta cambiar de opinión, porque soy consciente de que la ciencia evoluciona", detalla.

PREGUNTA. ¿Qué crees que llevó a Luis Enrique a seguirte?

RESPUESTA. Te diría que conociendo un poco a Luis Enrique, lo hizo porque está muy interesado en todo lo relacionado con la salud, tiene un gran físico, le gusta hacer ejercicios de fuerza, es triatleta... Está muy metido en todo este mundo, no es el típico entrenador de hace 20 años, barrigón y en poca forma. Luis Enrique predica con el ejemplo, le gusta mucho entrenar, cuidarse y también profundiza intelectualmente. No se queda en la superficie, investiga, va más allá de las recetas oficiales.

Foto: Molina, Rubiales y Luis Enrique, antes de un partido en Doha. (EFE/Juanjo Martín)

P. ¿Más allá de lo oficial?

R. Sí, es también un poco mi enfoque. Ya sabes, entre que se hace un estudio que muestra posibles mejoras de rendimiento y que los resultados se llevan a las recomendaciones oficiales, pasan muchos años. Yo intento adelantarme a eso, ir a lo más puntero y transmitirlo. Si sabemos que pasan de tres a cinco años desde que algo se conoce hasta que se generaliza, para qué vamos a esperar. Mejor aprovecharlo ya. Creo que Luis Enrique siempre intenta adelantarse, probar y experimentar.

P. ¿Y eso se puede llevar también a temas mentales? Porque él habla mucho de asuntos como el miedo.

R. Sí, además, cuando eres entrenador de élite tienes que trabajar los temas técnicos, pero también debes prestar muchísima atención a lo mental. Yo es lo que intentaba transmitir cuando publiqué mi libro Invicto, que combina el estoicismo con la psicología moderna. Ahí contaba cómo el conocimiento técnico es importante, pero hay un componente clave de mentalidad, y más en entornos como el de los futbolistas. Y los clásicos pueden ayudar mucho con ello. Los principios de gestión de las emociones, de los miedos, de la adversidad son iguales ahora que cuando vivían Séneca o Marco Aurelio, y sus frases pueden ayudarte ahora. Obviamente, la psicología moderna ha puesto peso científico en todo esto y a muchos deportistas de élite les está sirviendo para mejorar a pasos agigantados.

P. El otro día, el seleccionador puso sobre la mesa el concepto de "colapso". ¿Ayudan tus libros a tratar esto?

R. Trato cómo abordar la adversidad. Porque afrontar la adversidad depende de cómo la representes en tu cabeza. Tras la derrota, puedes venirte abajo y entrar en una espiral de negatividad o tener una mentalidad de, "oye, qué puedo aprender de esto o por qué fallé, qué hice mal, cómo puedo mejorar"... La idea es convertir un fracaso en un éxito y que la adversidad no te hunda aún más, sino que salgas reforzado. Lo mismo pasa con las lesiones. Para un futbolista no hay nada peor, entre comillas, que una lesión, pero de cómo la afronte dependerá el resto de su carrera. Puede aprender de ella, tomarla como un punto más para crecer y mejorar o acabar con su vida deportiva porque no es capaz de sobreponerse.

P. ¿Llevas mucho metido en todo esto? Porque ahora parece que está muy de moda todo esto del fitness.

R. A ver, yo empecé por mi cuenta allá por 2008 o 2009. Pero con el blog en serio empecé como a partir de 2011. Es más, lo de Fitness Revolucionario viene de aquella época, porque todo lo que tiene que ver con crossfit y demás en ese momento no se conocía. Lo que yo contaba era un cambio que aquí casi no había llegado. Hablaba de ayuno intermitente, de calistenia, de caminar descalzo, que eso también lo ha mencionado Luis Enrique... En ese instante, contaba todo eso y me decían que estaba loco. Hasta lo de los baños helados, que ahora lo usan todos los deportistas. Ahora cosas como el crossfit diría que hasta están pasándose de moda.

Foto: Luis Enrique, en una imagen de archivo. (Getty)

Y sobre las modas. Pues todas tienen cosas buenas y cosas malas. La moda del fitness actual tiene cosas buenas, por ejemplo, los boxes de crossfit han hecho que mucha gente cambie el gimnasio clásico de las máquinas por entornos más activos, con alta intensidad, con mayor control de tu cuerpo. Se han recuperado ejercicios que se habían olvidado y dejado de lado malos hábitos de los gimnasios que conocíamos. El punto malo es que en algunos casos se han puesto de moda ejercicios que pueden ser algo más lesivos si no se hacen de forma adecuada o se abusa de ellos. Eso sí, poco a poco eso se va corrigiendo.

P. Tú incides mucho en el tema de los entrenamientos de fuerza, que era algo que antes no se conocía prácticamente y ahora lo tienen en todas las modalidades deportivas.

R. Yo empecé con eso justamente. Mi mensaje era, no hagas tanto cardio y entrena la fuerza. Ahora hay gente que se ha pasado con la fuerza y ha olvidado el cardio, pero, bueno, eso pasa con todo. Lo cierto es que han salido muchísimos estudios en la última década que hablan de que el músculo es salud, de hecho la fuerza es un mejor predictor de tu riesgo de enfermar que el colesterol. Cosas como cuál es tu fuerza de agarre, por ejemplo.

Ahora sabemos mucho más sobre los músculos. Sabemos que generan un montón de compuestos que tienen un beneficio claro en el cerebro, propiedades anticancerígenas, antiinflamatorias. Pero hay que trabajar ese músculo. Entonces es verdad que hay ahora una corriente muy fuerte que apuesta por estos ejercicios, algo que hace cinco años ni se conocía. Antes era todo cardio y nada más.

El fútbol es un ejemplo perfecto de ese cambio. Solo hay que ver la evolución física entre los futbolistas de hace 15 años, que eran mucho más delgados, con los de ahora. O el mismo futbolista, que cambia completamente en ocho años. Ya todos los equipos ponen los entrenamientos de fuerza como un punto central de su preparación, incluso para prevenir lesiones.

P. O sea, tú promueves una unión entre lo físico, lo mental y la nutrición.

R. Eso es. Volvemos a lo mismo, hace unos años, ni siquiera los deportistas de élite prestaban mucha atención a la alimentación. Ahora, todo lo controlan al milímetro. Y hay que añadir el punto del descanso, del sueño, el entrenamiento invisible. Pasar de dormir siete horas a hacerlo ocho u ocho y media puede ser un cambio brutal en el rendimiento, porque mejora mucho la recuperación.

P. Sé que tú en todos tus comentarios pones referencia a papers y estudios e intentas huir del término gurú. Pero ¿no crees que en internet hay cierto peligro con todo esto de huir de los discursos oficiales?

R. A ver, hay muchas cosas de la narrativa oficial que están equivocadas o son incompletas. Salen estudios que así lo demuestran, pero cuesta años que se impongan, así que yo intento adelantarme. ¿Qué ocurre? Que hay mucha gente que aprovecha esto y dice que como el discurso oficial ha fallado pues ya todo lo que dice es equivocado. Cogen y te venden su planteamiento como el verdadero. Un ejemplo es que como antes nos decían que había que comer muchísimo carbohidrato y eso se ha visto que es equivocado, pues te venden que lo mejor es la cita cetogénica. Pues eso es mentira.

Pasa algo parecido con la dieta vegana. Hay gente que dice que lo vegano es lo mejor para todos y eso no es cierto. Hay que tener mucho cuidado con los divulgadores que convierten su mensaje en su identidad, que ya van con el nick Pepitovegano, por ejemplo.

Yo huyo del término gurú, en parte, por todo esto. Porque el gurú es dogmático y yo intento estar abierto, porque la ciencia siempre evoluciona y ser un gurú no te permite cambiar. La gente prefiere a divulgadores que sean categóricos, que te digan qué hacer de forma rápida y concisa, pero es que eso no es así, siempre hay matices y detalles. Lo que intento yo con mis redes, por ejemplo, es atraer al público a mis artículos o a mis pódcast, que es donde profundizamos más y tratamos los temas de forma completa. Mira, creo que Luis Enrique por eso habla de mis pódcast, porque no le gustan nada los mensajes superficiales y sin profundidad.

El pasado 22 de noviembre, Luis Enrique dejaba en su streaming uno de los grandes éxitos de su Twitch: su defensa a ultranza de los huevos. "He cenado tres huevos cocidos y tres fritos. Y más que puedo llegar a comer algún día", soltaba. Su comentario no pasó desapercibido, y optó por seguir con el tema. "Nos asustamos de comer huevos, pero luego ves a uno que se mete seis petit suisse y te quedas tan pancho. Y ves a uno desayunar seis huevos, y ¡madre mía!, ¡cuidado!". De repente, Luis Padrique se había convertido en el gran defensor de este alimento. Pero su reflexión no era nueva, sino que se puede encontrar casi calcada en un artículo de 2015 en internet. ¿El autor? Marcos Vázquez.

Luis Enrique Mundial de Qatar 2022
El redactor recomienda