La rajada de Van der Vaart es lo mejor que le ha pasado a España en esta Eurocopa
  1. Deportes
  2. Fútbol
los futbolistas se calientan

La rajada de Van der Vaart es lo mejor que le ha pasado a España en esta Eurocopa

El ambiente cambia en la concentración de la Selección española y hay que darle su mérito al punzante Rafael van der Vaart, porque hacía falta algo más que buen rollo

placeholder Foto: Koke recibe una dura entrada durante el partido entre España y Polonia. (EFE)
Koke recibe una dura entrada durante el partido entre España y Polonia. (EFE)

A España le hacía falta alguien que la sacudiera para reaccionar y enterarse de que la Eurocopa ya ha empezado. Ha tenido que ser un exfutbolista holandés el que ponga a hervir la sangre en la Selección y cambie el estado de ánimo en la concentración de Luis Enrique. Una plantilla catalogada como tímida y de perfil bajo está que trina con las palabras de Rafael van der Vaart. Tras el empate contra Polonia, el segundo consecutivo en la Eurocopa, al primero que se le vio profundamente afectado y preocupado era Luis Enrique. “No voy a hablar con ellos. No tengo por costumbre charlar con los jugadores tras un partido”, reconoció el seleccionador, que esperó a tener calma para echarse en cara a los jugadores.

Los análisis, en frío. Es la postura de Luis Enrique, que maneja la concentración abusando de su papel protector. No cayó en que lo mejor que le puede venir a un grupo con síntomas de culpabilidad es la agitación. Ni las charlas motivadoras ni las tácticas de Luis Enrique tienen el efecto deseado. No se ven reflejados los resultados porque el seleccionador se ha empeñado en que el ambiente tiene que ser, por encima de todo, positivo, de unión y hermanamiento. La excitación llega desde fuera con un tipo que fue rival de España en el Mundial de Sudáfrica y sale en la foto intentando obstaculizar el disparo en el histórico gol de Iniesta.

Foto: Luis Enrique durante el partido entre España y Suecia. (EFE)

El lunes fue otro día más de reflexión y charlas motivacionales en Las Rozas, con una aparente alegría en la que todos se querían convencer de que el pase a los octavos de final es posible. “Dependemos de nosotros mismos”, sonreían los jugadores. Luis Enrique sonrió poco, pero había que poner buena cara porque era el día de la fotografía oficial. El ambiente, pese a los intentos de conjura en la residencia del fútbol, es de inquietud y nervios por si se produce el fallo. Hasta que se produjo el sobresalto. Conocieron las polémicas declaraciones de Rafael van der Vaart.

Luis Enrique va con tacto

Es lo mejor que le ha pasado a la Selección española en todo este tiempo que lleva preparando la Eurocopa. Van der Vaart incendió la concentración y sus palabras, calificadas como una falta de respeto, son una ofensa para un grupo de jugadores que están señalados por la falta de liderazgo, la inexperiencia, escasez de gol y fragilidad defensiva. “España es horrible. Lo único que hace es pasarla de un lado a otro. No tienen a un jugador que sepa dar un pase definitivo. Esperemos jugar contra ellos”, son las declaraciones que escuecen en la concentración de la Selección española.

Lo podía haber dicho Luis Enrique, pero prefiere ir con tacto y animar a sus jugadores para que sean una piña. El seleccionador, tras dos empates y con malas sensaciones, no quiere ser duro con los jugadores. El trabajo se lo ha hecho Van der Vaart poniendo el foco en la ineficacia del juego de la Selección en los primeros partidos de la Eurocopa. En los dos, contra Suecia y Polonia, el equipo de Luis Enrique tiene la media de pases más alta en la competición. Un total de 812 por partido. Supera a Bélgica (643), Alemania (636), Italia (571) y Holanda (570). España, en los dos partidos, también es la Selección que más posesión de balón tiene, con una media del 81%. Por encima de Bélgica (60%), Alemania (59%) y Dinamarca y Austria (57%).

placeholder Luis Enrique da instrucciones en el entrenamiento en Las Rozas. (EFE)
Luis Enrique da instrucciones en el entrenamiento en Las Rozas. (EFE)

Los datos están ahí y las sensaciones tampoco están alejadas de la percepción que tienen muchos aficionados, la preocupación con que se quedó Luis Enrique tras el segundo partido y las palabras del atrevido Van der Vaart. Ha dicho lo que muchos piensan, pero lo que Luis Enrique no está capacitado para reconocer. El exfutbolista holandés, con este análisis en la televisión de su país (NOS), consigue pinchar a los jugadores españoles, tocarles el orgullo y ponerles un desafío. Tienen que demostrar contra Eslovaquia que son una Selección con colmillo (solo un gol marcado con 25 disparos), contundente en las áreas y que no solo juega a tocar el balón de un lado a otro y acumular pases.

Menospreciados

El ambiente cambia en la concentración de España en Las Rozas y hay que darle su mérito al punzante Rafael van der Vaart, porque hacía falta algo más que buen rollo. Los chicos de Luis Enrique se han sentido menospreciados y el efecto de sus palabras demuestra cómo están de dolidos. “Le vi en la final del Mundial y aquí en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas tenemos una foto del gol de Iniesta ante Holanda con él al lado. Estas palabras nos las vamos a guardar para que nos motiven un poco. No las vamos a colgar en el vestuario, pero las vamos a tener en la memoria si nos toca contra ellos”, responde Koke en la COPE.

Rafael van der Vaart dio una opinión que tiene repercusión referida al estilo de juego de posesión y la cantidad de toques. Podía haber profundizado en la fragilidad defensiva, que es ahora otro de los motivos de preocupación de Luis Enrique, porque esa pareja de centrales zurdos que forman Laporte y Pau Torres no funciona. No tienen contundencia ni dan consistencia, y no están trabajados. España ha recibido nueve remates en los dos partidos contra Suecia y Polonia y el pánico se ha instalado en la fragilidad de los de atrás. Isak, el delantero sueco, y Lewandowsi, el polaco, han superado a los centrales.

Foto: Luis Enrique pelotea solo en el campo de Las Rozas. (EFE)

Con poco, han generado peligro y el balance es de un gol recibido, dos postes, una intervención decisiva de Unai Simón y el fallo del sueco Berg con la portería vacía. De esto no ha hablado Van der Vaart, pero a Luis Enrique le toca corregir de alguna manera estos desajustes porque falla el bloque defensivo entre las transiciones y la debilidad en el área. Hay dudas en ataque y en defensa, como en la intensidad cuando los jugadores no son capaces de imponerse en los balones divididos. De las 12 disputas en los dos partidos, solo han ganado tres. El juego de posesión no ha hecho sólido al equipo.

Los problemas defensivos

La portería y la defensa son las únicas líneas que no ha tocado Luis Enrique. Unai Simón es fijo. Marcos Llorente, Laporte, Pau Torres y Jordi Alba han jugado todos los minutos. Azpilicueta, Eric García, Diego Llorente y Gayá, los otros defensas, están sin estrenar y estamos a la espera de si el seleccionador hará cambios para el decisivo partido contra Eslovaquia, porque no se trata únicamente de dar salida al balón desde atrás, sino también de tener pierna dura, agresividad en los marcajes y personalidad. Con la pareja de zurdos (Laporte-Pau Torres), lo que se pretende es dar fluidez a la construcción del juego, pero hay que hacer algo más. Un trabajo más sucio. “Tener un central zurdo facilita la salida del balón”, dicen en el cuerpo técnico de la Selección. Hay que defender mejor si se quiere llegar lejos en la Eurocopa.

El comentario de Van der Vaart sirve para tapar los males de España. La reacción de Luis Enrique ha sido de indiferencia, pero la de los jugadores es más violenta. Se ha tomado como un desprecio a la calidad individual y el esfuerzo colectivo. Hay más internacionales españoles, además de Koke, que están encendidos. “Ha sido una cagada. El único recuerdo que tengo de él es el Mundial de 2010, en el que no sale muy bien parado porque nosotros nos llevamos la final”, dice Sarabia en Radio Marca. Hasta el más templado, Sergio Busquets, ajusta cuentas por la ‘rajada’ de Van der Vaart. “Cuando utilizas adjetivos de esa manera, pierdes toda la razón. No entiendo muy bien cómo él, siendo exjugador, por un minuto de gloria o por un programa de fama hable así. Me parece lamentable. Podía descalificarle, aún más como persona, por varios enfrentamientos que hemos tenido”, es la réplica del capitán en Cuatro.

Foto: Raphael Varane con la Selección de Francia en la Eurocopa. (Efe)

Desde que Luis Enrique dio la lista, la bola de la tensión ha ido en aumento en una plantilla que no lleva bien que se hable de las ausencias de Sergio Ramos, Jesús Navas, Canales, Albiol… Afectó la marcha de Sergio Busquets por coronavirus, después la de Diego Llorente, la incertidumbre y el malestar con el Gobierno por no haber sido vacunados a tiempo, la burbuja paralela, los entrenamientos individuales y así hasta los pitos a Morata, las quejas por el mal estado del césped… Pero lo que une, lo que realmente ha encendido a los internacionales, y lo que mejor puede funcionar para rebelarse, es una opinión mordaz de un exfutbolista que prefiere la conducción vertical de Frenkie De Jong, su manera de eliminar rivales y generar espacios, que la posesión estéril de España.

Luis Enrique Jordi Alba Sergio Busquets Diego Llorente
El redactor recomienda