Marcos Llorente, el líder del Atleti que nunca se habría reído del Real Madrid como Hazard
  1. Deportes
  2. Fútbol
ejemplo de jugador comprometido

Marcos Llorente, el líder del Atleti que nunca se habría reído del Real Madrid como Hazard

Entró en la cantera del Madrid a los 14 años y a los 26 es una de las estrellas del equipo de Simeone. Marcos Llorente se traga todos los partidos de su ex equipo

placeholder Foto: Marcos Llorente protesta en un partido del Atlético de Madrid. (Efe)
Marcos Llorente protesta en un partido del Atlético de Madrid. (Efe)

No hace falta explicar quién es Marcos Llorente, canterano del Real Madrid desde los 14 años y líder del Atlético a los 26 años, para tener claro que le dolió más la eliminación de su ex equipo contra el Chelsea que a Eden Hazard. Marcos juega en un equipo que rivaliza con el que era el suyo desde la infancia, pero esto no significa que haya perdido ese sentimiento de pertenencia ni haya olvidado de dónde viene. Marcos Llorente nunca se habría reído después de una eliminación en las semifinales de la Champions, si jugara en el Madrid, y probablemente le habríamos visto irse del campo triste y hundido.

Esto no es más que un ejemplo de cómo un jugador tiene que estar identificado con un escudo, el club y sus aficionados porque le duelen las derrotas y se desvive por un equipo en el que siempre soñó triunfar. El mayor reproche que se le hace a Eden Hazard, dentro y fuera del club, después de sus risas en Stamford Bridge es que ha demostrado que no tiene respeto por el Real Madrid. Como le sucedió a Gareth Bale cuando posó con la famosa bandera, tras un partido de su Selección, para mostrar el mensaje: ‘Gales. Golf. Madrid’. El galés, a su manera, participó de una mofa y perdió la simpatía del madridismo.

Foto: Sergio Ramos, cabizbajo, abandona Stamford Bridge. (EFE)

Estos detalles no son pequeños y hay que darles la importancia que tienen porque calan entre los aficionados que examinan el lenguaje gestual de sus jugadores y les sirve para empatizar con su estado de ánimo. En el deporte, pero sobre todo en el fútbol, y más cuando se produce una derrota dolorosa, los sentimientos de frustración o decepción se curan poniéndote en el lugar del otro. Esto va ligado y el aficionado del Real Madrid, como puede ser de otro equipo, necesita el consuelo de sus jugadores. Lo que verdaderamente quiere comprobar es el grado de identificación.

El grado de compromiso

Nada más acabar el partido entre el Arsenal y el Villarreal, con la clasificación histórica para la final de la Europa League, nos emocionamos con las lágrimas de Pau Torres. El castellonense es canterano y rompió a llorar por la gesta, por el sacrificio que cuesta llegar a una final, por haber conseguido un sueño con la camiseta que lleva en el corazón y tuvo el bonito detalle de acordarse de los compañeros que estuvieron la temporada pasada en la plantilla. También se acordó de su gente: “Se lo merece todo el club, toda la afición, todo mi pueblo…”. Esto es una reacción en la victoria, pero sirve para reflejar el grado de compromiso. Pau Torres también habría llorado de producirse la derrota porque no era un partido más. Era el partido para pasar a la final. En la misma situación estaba Hazard y el Real Madrid.

Hazard ha tenido mala suerte con las lesiones y nadie dentro del club ni tampoco fuera podía esperar que no le afectara una eliminación en la Champions. Ha tenido que pedir disculpas en un mensaje en las redes sociales porque en el Real Madrid no pueden consentir que al fichaje más caro de la historia le pillen las cámaras tronchándose de la risa. No es una polémica menor. Es un toque serio a un jugador que no tiene el rendimiento esperado y ha pasado de decepcionar a irritar a los aficionados.

El belga tiene la suerte de que no haya público en los estadios porque, de lo contrario, tendría la respuesta de una grada que no acepta este tipo de gestos. Con los estadios cerrados por la pandemia uno de los termómetros para conocer cómo encaja el madridismo las risas de Hazard está en las redes sociales, por donde circulan las críticas y los mensajes que piden que se vaya porque no hace honor al mítico dorsal del ‘7’ que han dado brillo jugadores como Juanito, Butragueño, Raúl y Cristiano Ronaldo. En el club no ocultan el error y, pese a que intenten quitarle importancia, la versión es que no ha estado inteligente y tienen que armarse de paciencia.

Sentir el escudo

Es importante recordar qué tipo de futbolistas sienten verdaderamente el escudo, son conscientes dónde juegan, lo que representan y por qué tienen que ser un ejemplo. No es justificable ser un superclase y pensar que con esto tienes ganado el cariño. Bale cayó en el error cuando se le pidió que cogiera un liderazgo en el Madrid tras la marcha de Cristiano. No lo hizo. Llegaron las críticas por marcharse del Bernabéu antes de que finalizaran los partidos y hablaba de lo importante que era el golf en su vida. Incluso por delante del fútbol. De Eden Hazard no se esperaba esto.

Ese futbolista, que se traga los partidos del Real Madrid y siente las derrotas, es Marcos Llorente. Un futbolista de solo 26 años que fue vendido por 40 millones de euros y pareció una buena operación porque si no tenía continuidad con Zidane, lo mejor era desprenderse de él y hacer caja. En su segunda temporada en el Atlético de Madrid es un líder en el equipo de Simeone un futbolista que es canterano del Real Madrid.

Foto: Kylian Mbappé antes de empezar el partido contra el Manchester City. (Efe)

La progresión de Marcos Llorente es digna de destacar porque ha pasado de no servir para el Madrid a llevar el peso de los partidos en el Atleti. Un futbolista con unas condiciones físicas espectaculares que le habría venido muy bien al fatigado equipo de Zidane, que pese a que eligió quedarse con Fede Valverde, sigue sin tener un sustituto de Casemiro. Marcos Llorente solo se ha perdido un partido esta temporada en la Liga y sus registros individuales son excelentes: 13 goles y 11 asistencias en lo que llevamos de temporada. Siendo decisivo en muchos partidos atascados, como el gol del triunfo que marcó en la última jornada en Elche.

Marcos es hoy un jugador más determinante en el Atleti que Joao Félix. Simeone ha hecho de su físico, talento y polivalencia un jugador completo. ¿Por qué no lo vieron en el Real Madrid? Es una de las cuestiones que siguen sin resolverse. Pero habrá quien diga que en el Atleti no tienes la presión que exige el Madrid. Lo seguro es que Marcos Llorente tiene más pasión que Eden Hazard porque ha demostrado ser un profesional para cuidarse y entregarse en cuerpo y alma. Desde el primer día que cambio la camiseta blanca por la rojiblanca ha estado en su peso. Simeone no regala nada. Es muy difícil ganarse el puesto y jugar con regularidad en su equipo. A Eden Hazard sí le ‘regaló’ Zidane jugar de titular en Londres y la respuesta fue decepcionante.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Eden Hazard Marcos Llorente Gareth Bale Zinédine Zidane
El redactor recomienda