Sergio Ramos ya no es imprescindible: la revolución que prepara Florentino Pérez
  1. Deportes
  2. Fútbol
varias salidas en el real madrid

Sergio Ramos ya no es imprescindible: la revolución que prepara Florentino Pérez

Florentino comprobó en Londres cómo está agotada la etapa de varios de los jugadores que han ganado mucho y seguirá adelante con el plan para hacer ajustes en la plantilla

placeholder Foto: Sergio Ramos, cabizbajo, abandona Stamford Bridge. (EFE)
Sergio Ramos, cabizbajo, abandona Stamford Bridge. (EFE)

Los cambios que quiere realizar Florentino Pérez en la plantilla del Real Madrid no dependen de si el equipo consigue o no la Liga. El presidente tiene más claro, tras la eliminación en la Champions contra el Chelsea, dónde hay que tomar las decisiones. Será con Zidane o sin él, porque el entrenador ha dado un paso al lado y no descarta marcharse al final de esta temporada a pesar de que le quede una temporada más de contrato. Florentino comprobó en Londres cómo está agotada la etapa de varios de los jugadores que han ganado mucho, tienen peso en el vestuario y disputaron un partido decisivo sin estar en óptimas condiciones.

Es el momento de tomar decisiones importantes y que pueden ser dolorosas. La principal afecta a Sergio Ramos. El capitán está fuera del Real Madrid. No hay ningún tipo de acuerdo económico y no es imprescindible. El club no va a ceder en su política de ofrecer una temporada más a un jugador que tiene 35 años y que, además, tiene el condicionante de haber padecido problemas con las lesiones en los últimos meses. Sergio Ramos podría quedarse, pero tiene que decidir si le conviene seguir en el Real Madrid con las condiciones que pone el club en un escenario de pérdidas por la crisis económica. Si Modric ha aceptado la propuesta de una temporada con la rebaja del 10% del salario, no se pueden hacer diferencias con otros jugadores que están en la misma situación.

Foto: Zinédine Zidane con gesto pensativo.

Florentino ha podido confirmar que Eder Militao (23 años) tiene nivel y personalidad para jugar partidos importantes y ser determinante en el Madrid. Ha sido de los más destacados en el Clásico, la eliminatoria contra el Liverpool, el decisivo gol contra Osasuna y tuvo que jugar fuera de sitio en Stamford Bridge porque regresaba Sergio Ramos. No solo ha dado una buena respuesta Militao. También Nacho. El Real Madrid tiene fichado a David Alaba. Hay más jugadores jóvenes que están en la agenda para reforzar la defensa. Esto significa que Sergio Ramos ya no es considerado insustituible. El sevillano, como capitán, no habló públicamente tras la derrota en Londres contra el Chelsea.

Marcelo, un suplente muy caro

Estos cambios también afectan a Raphaël Varane. El central francés (28 años) lleva 10 temporadas en el Real Madrid y le queda una para acabar contrato. Es uno de los jugadores por los que el club puede ingresar una cantidad elevada de dinero. Tiene ofertas y en el Madrid no le pueden presentar la mejora que está buscando. También le afectan los recortes salariales. A la defensa y los dos centrales titulares que tantos años llevan jugando juntos, les afecta la transformación. Con Ramos y Varane, no salen las cuentas en el club.

Tampoco con Marcelo ni con Lucas Vázquez. El brasileño, segundo capitán, no tiene continuidad en el juego. Esta temporada ha quedado confirmado que ha perdido el ritmo, la intensidad y la contundencia para jugar como lateral izquierdo. Zidane lo ha tenido que encajar como carrilero para ahorrarle esfuerzos defensivos, menos carreras y disputas. También ha tenido lesiones. Es el momento de tomar una decisión con un jugador que es suplente y tiene un sueldo de ocho millones de euros netos. A Marcelo le queda una temporada más de contrato, pero entra dentro de la lista de los cambios.

placeholder Marcelo, en el partido contra Osasuna. (EFE)
Marcelo, en el partido contra Osasuna. (EFE)

Con Lucas Vázquez tampoco hay acuerdo y, pese a haber sido la temporada que más minutos ha jugado, se da por hecho que no aceptará las condiciones del club. Un contrato de tres años con el mismo sueldo y la reducción salarial. El Real Madrid no se gastó 40 millones de euros en Álvaro Odriozola (25 años) para que no juegue en un partido de la Champions cuando están lesionados Carvajal y Lucas Vázquez. Zidane prefirió a Vinícius de carrilero contra el Chelsea y después sacó a Fede Valverde. No salió bien la prueba. El Madrid no se puede permitir que se infrautilice a jugadores como Odriozola.

Enfado con Hazard

En los cambios planeados entran Isco, Mariano, Jovic y estudiar qué hacer con Bale e, incluso, con Hazard. Las risas del belga tras perder contra el Chelsea sentaron fatal y ha tenido que disculparse: "Lo siento. No era mi intención ofender a la afición. Jugar en el Real Madrid siempre ha sido mi sueño", escribe en las redes sociales. En el club, sientan mal este tipo de comportamientos, que hacen daño a la imagen y que no se pueden permitir, mucho menos de un jugador que lleva dos años en el Madrid sin dar una sola buena noticia. Sigue desaparecido. En Londres, hizo otro mal partido. Si hay opción de llegar a un acuerdo para su salida, estará en el mercado, porque no demuestra haber asimilado en qué equipo está y la responsabilidad que tiene. Hay un problema: está devaluado.

En el Real Madrid, tienen claro por dónde hay que hacer los cambios, a pesar de que no son todos sencillos y presentan sus dificultades. Hay muchos jugadores que están cedidos y pendientes de saber si tienen que regresar. Ceballos lleva dos temporadas en el Arsenal y pide que le aclaren si cuentan con él o si conviene desvincularse definitivamente del Real Madrid. Odegaard quiere jugar con regularidad y entra en los planes del club. Brahim se tuvo que marchar al Milan... Florentino reconoce que era difícil hacer los cambios, sobre todo, cuando se ganaban las Champions, y su intención es acometerlos en el próximo mercado de fichajes. Primero fue el Ajax, después el Manchester City y ahora el Chelsea. En Europa, ha bajado el nivel del Real Madrid.

Foto: Erling Haaland durante el partido entre el Manchester City y el Borussia Dortmund. (Efe)

La principal necesidad es reforzar la delantera con un goleador, y solo hay dos opciones. La contratación de Mbappé o la de Haaland. Aquí trabaja Florentino Pérez. A dos bandas, con operaciones complejas. Necesita al francés o al noruego para dar un salto de calidad y competitividad a una plantilla que ha tenido esta temporada una excesiva dependencia del acierto de Benzema. Florentino vuelve a mirar a los mejores y, pese al escenario de crisis, traza la estrategia para fichar a Mbappé o Haaland.

Generar ilusión, fichar a una estrella, no incrementar la masa salarial, recuperar la competitividad tras tres temporadas en que el equipo ha sufrido en la Champions y la cantera son las líneas en que se mueve la planificación del Real Madrid. Florentino Pérez también ha tenido una temporada extraña, con decepciones, por los sustos en la fase de grupos de la Champions, la eliminación en la Copa del Rey contra el Alcoyano, la Supercopa de España contra el Athletic y el proyecto fallido de la Superliga. Esta plantilla no da para ganar la Champions y lo que quiere el presidente del Real Madrid es hacer cambios con un trabajo que no va a ser nada agradable.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Real Madrid Sergio Ramos Florentino Pérez Zinédine Zidane Raphael Varane
El redactor recomienda