El Real Madrid necesita un milagro con Hazard para pasar a la final de la Champions
  1. Deportes
  2. Fútbol
pendientes del belga

El Real Madrid necesita un milagro con Hazard para pasar a la final de la Champions

Nadie en el club discute en mayo que los jugadores no hayan dado todo lo que tienen en algún momento de la temporada. En el foco sí está Hazard

placeholder Foto: Eden Hazard, durante el partido contra Osasuna.
Eden Hazard, durante el partido contra Osasuna.

Nervios, expectación, incertidumbre y el sueño de alcanzar una nueva final de la Champions. Es lo que transmiten Florentino Pérez, que ha viajado con el equipo a Londres, y el resto de la expedición, que está pendiente de saber qué plan tiene Zidane. En especial, con Eden Hazard. Detrás de los resultados, algunos brillantes y otros conseguidos con partidos más grises o, como ahora se califican, de supervivencia, hay mucho trabajo. No se puede negar a Zidane que sabe manejar una plantilla que cree en él, que le señala como un entrenador cercano, calmado y práctico.

Pero necesita un nuevo milagro en Londres, una heroicidad más, si quiere eliminar al Chelsea y estar en la final de la Champions. Sería algo extraordinario, con todo lo que ha sucedido (lesiones, coronavirus, recaídas, salidas en el mercado de invierno, sin fichajes), ver al Real Madrid finalista cuando en la fase de grupos estuvo a punto de caer en la Europa League y cómo llega a la cumbre de la Champions después de exprimir a veteranos como Modric, Kroos y tener una fuerte dependencia de la efectividad de Benzema y la contundencia de Casemiro y Courtois.

Zidane confía en Hazard para Londres: ''Es un muy buen momento para él y viene preparado''

La hazaña que persigue el Real Madrid en Stamford Bridge ya no solo depende de que Courtois esté acertado para sostener el equipo y Benzema inspirado y con puntería. Hacen faltan más cosas ofensivas: profundidad, acierto y gol. Lo que ha hecho el portero belga en los últimos partidos ha tenido una alta incidencia para que el Madrid esté vivo en la Liga y la Champions. Basta con recordar paradas clave a Messi, en el último Clásico; la de Salah en el inicio del partido en Anfield o la de Timo Werner en la ida contra el Chelsea… Courtois es el hombre milagro en defensa. Para clasificarse para la final de la Champions, se exige dar un plus en el apartado ofensivo. Y eso pasa por que Eden Hazard aparezca en el momento de la verdad, porque si no es así crecerá la sensación de fracaso entre la directiva del Real Madrid.

Foto: Los jugadores del Barcelona se abrazan para celebrar un gol. (EFE)

Nadie en el club discute en mayo que Zidane u otro jugador no hayan dado todo lo que tienen en algún momento de la temporada. En el foco sí está Hazard. En el Real Madrid todos, de alguna manera, han puesto mucho esfuerzo para llegar a esta situación de atacar los dos mejores títulos. Desde el portero, pasando por el sacrificio de jugadores como Lucas Vázquez que han metido la pierna en el Clásico y han sufrido una lesión grave en el choque contra Buquets; Mendy, con su gol sorpresa en Bérgamo, la resistencia de Nacho y Militao contra el Barcelona y en Anfield, el pundonor de Casemiro; Modric y Kroos jugando con el depósito en reserva o los dos goles de Vinícius al Liverpool. Hay muchos milagros a lo largo de una temporada rara y complicada, como la califica Zidane, pero falta el de Hazard.

El belga tiene que arriesgar

Hazard tiene que vencer el miedo y arriesgar. El belga no respondió a la confianza del entrenador en la fase decisiva de la temporada pasada. Contra el Manchester City, la eliminatoria estaba cuesta arriba, pero tampoco sirvió de nada la apuesta en su recuperación. Tampoco fue determinante para la consecución de la Liga tras el confinamiento. Es otro momento para saber qué puede dar Hazard a un equipo que necesita alguien más arriba que marque las diferencias. Si el belga tiene confianza, atrevimiento y efectividad, habrá que pensar que existen posibilidades de ganar títulos esta temporada. De no aparecer en Londres o en lo que queda de Liga, Eden Hazard será el gran señalado por no hacer milagros. Son ya varias las decepciones que ha dejado y la expectación está ahí para saber si encuentra el punto de inflexión que haga creer que es un jugador que puede marcar época en el club.

placeholder Zidane, junto a Eden Hazard. (Reuters)
Zidane, junto a Eden Hazard. (Reuters)

Zidane también necesita a Hazard. Demuestra tener demasiada paciencia para esperar la mejor versión de este jugador que brilló en Inglaterra y en la Selección belga. El Real Madrid todavía no ha ganado nada, pero llegados a este tramo final de la temporada cualquier entrenador querría estar en el lugar de Zidane. Pocos consiguen tener a un equipo peleando por Liga y Champions a falta de menos de un mes para el cierre de la temporada. Ni Koeman, ni Simeone lo han logrado en España. Solo Guardiola lo consigue en Inglaterra. El Paris Saint-Germain ha necesitado dos entrenadores (Tuchel y Pochettino) para codearse con los mejores. Ha fallado la Juventus de Cristiano Ronaldo. Ha caído el Bayern de Múnich y se ha puesto la excusa de la baja de Lewandowski cuando el Madrid lleva más de 50 lesiones. Zidane consigue estar en la pomada sin la aportación de Hazard.

Lo asombroso en el Real Madrid es que esté compitiendo por la Liga con tres canteranos en el último partido de Liga (Antonio Blanco, Sergio Arribas y Miguel Gutiérrez). Lo maravilloso es que haya convertido a Eder Militao en un central goleador. Lo extraño es que Marcelo siga jugando partidos decisivos de la temporada como el de la ida de las semifinales contra el Chelsea y el de Liga frente a Osasuna. Lo alucinante es que el equipo lleve 19 partidos consecutivos sin perder, con más victorias (13) que empates (seis), y haya sacado adelante todos los partidos ‘gordos’ de la temporada (Clásicos, derbis, Sevilla, Inter de Milán, Atalanta, Liverpool...). El milagro es que sobreviviese al castigo de la primera parte contra el Chelsea y tenga opciones de clasificarse para la final de la Champions.

Foto: Sergio Ramos sonríe durante un partido del Real Madrid. (Efe)

Todo este recorrido del Real Madrid en una temporada de altibajos es calificada como un milagro. Al entrenador del Real Madrid se le cayó el equipo contra el Alcoyano en la Copa del Rey, el Athletic en la Supercopa de España y otras derrotas que no deberían haberse producido como las del Shakhtar y el Cádiz en el Di Stéfano. Pero ha llegado vivo al mes de mayo para pelar por los dos mejores títulos de la temporada y a Zidane le molesta que se hable de milagro.

Se ha pasado de hablar de la flor al milagro y esto molesta a Zidane, que está en plan rebelde porque dice que no le han respetado su trabajo ni el de los jugadores. Pide esperar a que termine la temporada porque esta plantilla se ha ganado el derecho a competir y "hay que quitarse el sombrero con lo que ya han hecho". Esto es lo que dice Zidane. Señalado a lo largo de la temporada por diferentes decisiones como dejar salir a Odegaard, principalmente, y no tener más paciencia o confianza en Luka Jovic. Empezó la temporada cuestionado y ha llegado a Londres esperando, con mucha paciencia, a Eden Hazard.

Eden Hazard Zinédine Zidane
El redactor recomienda