Regresa Busquets: el líder de Luis Enrique que todavía no puede jugar contra Polonia
  1. Deportes
  2. Fútbol
viaja a sevilla, pero no está en forma

Regresa Busquets: el líder de Luis Enrique que todavía no puede jugar contra Polonia

Sergio Busquets da negativo en el último test PCR y se incorpora a la concentración de la Selección. Luis Enrique decidió que había que esperarle, pero le falta ritmo competitivo

placeholder Foto: Busquets atiende las explicaciones de Luis Enrique. (EFE)
Busquets atiende las explicaciones de Luis Enrique. (EFE)

La Selección española vuelve a contar con su capitán. Sergio Busquets se incorpora a la concentración en Las Rozas para unirse a la expedición que viaja a Sevilla para el segundo partido de la Eurocopa contra Polonia. Regresa Busquets, el líder de este equipo, porque así lo nombró Luis Enrique y así lo quiso el seleccionador cuando decidió que había que esperarle todo el tiempo que fuera necesario. “Es nuestro capitán y nuestro líder”, manifestó Luis Enrique para zanjar el asunto y, en medio de un ambiente de incertidumbre y tensión en el que en la Selección esperaba la vacunación de los internacionales, trabajó con una burbuja paralela en previsión de más contagios.

Luis Enrique ha esperado todo el tiempo que ha hecho falta a un futbolista que considera un referente por su experiencia, pero que tuvo que abandonar la concentración el 6 de junio y su estado físico es una incógnita. Busquets se incorpora, viaja a Sevilla, pero será el descarte del entrenador para el partido contra Polonia. Tendrá que hacer un trabajo especial durante los próximos días para comprobar qué secuelas ha provocado el contagio y el hecho de tener que haber trabajado en solitario en su domicilio, donde ha estado aislado.

Foto: Sergio Ramos mira los trofeos de la Champions en su despedida.

El último partido que disputó Busquets fue el amistoso contra Portugal en el estadio Wanda Metropolitano, al día siguiente dio positivo en un control de test que le obligó a abandonar la concentración y viajar, en una ambulancia medicalizada, a su casa de Barcelona. El positivo de Busquets puso en jaque la concentración, con la amenaza de un brote, y dos días después se conoció otro caso positivo: el de Diego Llorente. Este jugador se incorporó el 11 de junio tras varios test negativos. Pero Busquets lleva sin hacer un entrenamiento con el grupo desde el pasado 5 de junio. Son muchos días, pero, aun así, Luis Enrique ha decidido que hay que esperarle y veremos si está para competir en el encuentro del próximo miércoles contra Eslovaquia que cierra la fase de grupos.

Se tiene que poner en forma

“Vamos a esperar a Busquets. Estará en la lista, seguro. Si miramos la hemeroteca de los últimos 11 o 12 años veremos lo que nos aporta. Es un medio ofensivo que ejerce una presión alta, que mejora cada jugada que pasa por sus pies y que es un espectáculo defensivamente”. De esta manera justifica Luis Enrique la necesidad de esperar a su capitán, de contar con él para lo que reste de Eurocopa y no convocar a otro jugador que pudiera suplirle.

Busquets no está en condiciones para jugar este sábado contra Polonia, en un partido en el que España tiene que reaccionar tras el empate del primer partido contra Suecia. Luis Enrique prepara cambios en el once y la decisión más esperada es saber si va a seguir contando con Morata, señalado en el debut de la Eurocopa por sus fallos en la definición, y reforzará el ataque con Gerard Moreno. En sus planes sigue estando dar continuidad a Morata y podría potenciar el ataque con Gerard Moreno. Tendría que prescindir de Ferran Torres o Dani Olmo. Puede haber más cambios en el equipo titular y no se descarta la presencia de Gayá, en el lateral zurdo por Jordi Alaba, y el de Thiago en el centro del campo. Pero Busquets no va a estar en el césped. El capitán verá el partido en la grada del estadio de La Cartuja.

La preocupación de Luis Enrique durante esta semana ha sido la de subir la moral y la autoestima de los jugadores, sobre todo la de Morata, por el tropiezo en el partido contra Suecia. El seleccionador ha querido quitar importancia a la falta de gol y ha tenido charlas tácticas y arengas con los jugadores para reforzar la idea de juego, la estrategia y subir los ánimos de cara al encuentro contra Polonia.

Foto: Pedri, en el partido frente a Suecia. (Selección española)

El seleccionador decidió juntar a todo el equipo en una comida celebrada este miércoles en un restaurante de Torrelodones para hacer piña. Una conjura en la que Luis Enrique y los internacionales se propusieron afrontar esta Eurocopa como un desafío y en la que dejaron una cosa clara: “El gol es responsabilidad de todos y no solo de Morata”. Luis Enrique busca un ambiente de unión, positivo, generar confianza y un líder dentro del campo y en la concentración. Por este motivo ha esperado tanto tiempo a Sergio Busquets.

Sergio Busquets Luis Enrique
El redactor recomienda