Pedri se sacude la timidez y asume el rol destacado que le ha dado Luis Enrique
  1. Deportes
  2. Fútbol
Pasó a la historia de la Roja

Pedri se sacude la timidez y asume el rol destacado que le ha dado Luis Enrique

El centrocampista, el único de la medular que no fue sustituido frente a Suecia, siente la confianza del seleccionador. "Somos favoritos", afirmó con seguridad en rueda de prensa

placeholder Foto: Pedri, en el partido frente a Suecia. (Selección española)
Pedri, en el partido frente a Suecia. (Selección española)

Si alguien dudaba de la figura de Pedri en la Selección española, ese no era Luis Enrique. El técnico asturiano le hizo debutar el pasado mes de marzo tras asegurar que estaba “deseando verle en nuestro contexto”, y no mentía. La meteórica carrera del teguestero —quien hace un año todavía se encontraba terminando la temporada en Segunda División con la Unión Deportiva Las Palmas— se consolidó frente a Suecia al convertirse en el jugador más joven de toda la historia en debutar con el combinado nacional en la fase final de un gran torneo. Lo hizo con 18 años, seis meses y 18 días, superando el récord que poseía Miguel Tendillo, que disputó la Eurocopa de 1980 en Italia con 19 años, cuatro meses y 11 días. El sabor amargo del empate, así como la evidente falta de gol que mostró el equipo, no empaña esta proeza personal para el jugador del Fútbol Club Barcelona.

Menos de 24 horas después del mal resultado, fue Pedri quien dio la cara en rueda de prensa. Lejos de la timidez inicial que el centrocampista ofrecía al inicio de la temporada, su mensaje fue contundente: "Somos España, siempre tenemos la exigencia de ganar porque somos uno de los grandes favoritos". El dorsal ‘26’ de la Roja, aunque admitió que el estado del césped no era el idóneo, dio carpetazo a las excusas. “No empatamos por eso”, aclaró. Bastante más contundente que el propio Luis Enrique, tan acostumbrado a meterse en jardines que apuntó con bala al campo de juego de La Cartuja, cuyo mal estado era visible incluso a través de la realización de televisión.

Al inicio de la temporada, las grandes aspiraciones internacionales de Pedri consistían en ganarse un hueco como titular en la sub 21. Poco a poco, Ronald Koeman fue apostando por el canario en el once titular del Barcelona. El entrenador holandés acabaría por admitir que solo conocía los buenos informes que la secretaría técnica 'blaugrana' le ofreció y que no podía prometerle demasiada importancia durante la temporada. Sorpresa: Pedri acabó por ser diferencial para el centro del campo del Camp Nou. Su nombre comenzó a sonar como opción a corto plazo en la libreta de Luis Enrique, con una Selección huérfana de "esos locos bajitos" de los que hablaba Joan Manuel Serrat.

Toda la timidez que el teguestero mostraba al respecto de su futuro con la Roja —habilidoso incluso a la hora de regatear las preguntas incómodas que ponían a prueba el exceso de ambición— les sobra a quienes le vieron crecer futbolísticamente: “No es ninguna sorpresa que haya llegado tan pronto a la Selección”. Su círculo más íntimo, que prefiere guardar silencio, sigue siendo un pilar fundamental para Pedri. Su hermano, Fernando, dejó los campos por la cocina, mudándose a Barcelona para continuar su nueva carrera profesional y arropar a la perla canaria, mientras que sus padres permanecieron en Tegueste al frente del bar familiar. Cuando el centrocampista pasaba a la historia de la Selección con su debut en la Euro frente a Suecia, Fernando animaba desde la grada, siempre pendiente de su hermano pequeño.

Foto: Pedri, en el remate de su primer gol como culé en Champions League. (EFE)

No es casualidad que Pedri aprovechara la primera oportunidad que tuvo en rueda de prensa para mandar un mensaje a los suyos, cuando fue preguntado acerca de si Leo Messi le había felicitado por su logro: “No he hablado con él, también estaba jugando su partido y vi su gol, me alegro por él. Los mensajes que más me gustan son los de mi familia, es un chute de energía”.

Las llaves de la Selección

El plan de Luis Enrique con Pedri fue entregarle la batuta del equipo en los metros cerca del área. Mientras que Rodri y Koke fueron la brújula de la Selección en la primera mitad del encuentro, coincidiendo con los mejores minutos del equipo, el canario tardó más de la cuenta en encontrar el ritmo de juego. Pese a que el Barcelona llegó a darle vacaciones anticipadas por el titánico esfuerzo que había sufrido durante la temporada (3.526 minutos entre todas las competiciones), el centrocampista disputó íntegro el partido frente a Suecia. Fue el único titular de la medular española que no fue sustituido.

placeholder Pedri se desfondó ante Suecia. (Reuters)
Pedri se desfondó ante Suecia. (Reuters)

Los cambios que el seleccionador nacional realizó conforme fueron pasando los minutos de la segunda parte acabaron por despertar el talento de Pedri. Oyarzabal sustituyó en banda a Dani Olmo, permitiendo que el canario ocupara espacios más próximos a la mediapunta, con el equipo volcado en la búsqueda del ansiado gol. Ahí se vieron los destellos de un jugador llamado a marcar época. Los pases filtrados y bombeados a Jordi Alba fueron el inicio de las ocasiones más claras de la Roja en el asedio final, que finalmente no obtuvo premio. Tampoco estuvo exenta de críticas la gran promesa del fútbol español —como gran parte de los jugadores de la Selección— cuando parte de la afición le reclamó mayor atrevimiento y verticalidad.

Pedri, al igual que previamente hicieron Luis Enrique y Laporte, apoyó a un desacertado Álvaro Morata, foco de las críticas más mordaces por sus fallos de cara a puerta. “Morata tiene suficiente confianza. Tenemos que crear oportunidades como hicimos ante Suecia. Estoy seguro de que entrarán los goles y ganaremos los tres puntos”, argumentó el canario, con aires de veterano. Conseguir ser titular en el Barcelona y en la Selección con 18 años debe dar vértigo, aunque la tranquilidad de Pedri no sugiera lo mismo.

Luis Enrique Eurocopa
El redactor recomienda