Es noticia
Menú
Tchouameni, la dura negociación con el multimillonario propietario del Mónaco
  1. Deportes
  2. Fútbol
el ruso rybolovlev vende caro

Tchouameni, la dura negociación con el multimillonario propietario del Mónaco

El precio de Tchouameni, el objetivo para reforzar el centro del campo del Real Madrid, se ha disparado por el interés de más equipos y un magnate que quiere dar un pelotazo

Foto: Tchouameni choca la mano a Lloris en un partido de Francia. (Reuters/Benoit Tessier)
Tchouameni choca la mano a Lloris en un partido de Francia. (Reuters/Benoit Tessier)

El Real Madrid llama a la puerta del Mónaco para fichar a Aurelien Tchouameni. Es un club vendedor, algo que hace pensar que ayuda en las negociaciones. Pero no da facilidades. El Mónaco es el club Dmitri Rybolovlev, un multimillonario ruso que es un apasionado del fútbol y de las obras de arte, que suele vender caro su producto. El deseado Tchouameni tiene a los mejores clubes ofertando por él y el Mónaco lo aprovecha.

La ventaja que tiene el Real Madrid es el interés del joven mediocentro en cambiar de país y la apuesta que ha hecho el Real Madrid no es la más fuerte, pero le seduce. El inconveniente es Dmitri Rybolovlev. El dueño tiene más clubes que pujan y ralentizan la operación. El Paris Saint-Germain, Liverpool y Chelsea son los otros pretendientes que piden precio por el futbolista.

placeholder Dmitri Rybolovlev junto al Príncipe Alberto II de Mónaco en el estadio Louis II
Dmitri Rybolovlev junto al Príncipe Alberto II de Mónaco en el estadio Louis II

Esta negociación vuelve a poner a Florentino Pérez en un escenario complejo. Una más en la que el presidente del Real Madrid tiene que enfrentarse a propietarios de clubes que son multimillonarios y cuando venden, lo hacen caro. De Rybolovlev se recuerda el negocio que hizo con el traspaso de Fabinho al Liverpool por 45 millones de euros en 2018. Lo fichó por 1,5 millones de euros en 2013, cuando el Real Madrid no ejerció la opción de compra que tenía del Río Ave y jugaba en el Castilla. Llegó a debutar con Mourinho en el primer equipo. Pero se lo llevó el Mónaco. Es solo una operación más que explica la fuerza negociadora del propietario del Mónaco que vendió a James al Real Madrid por 80 millones de euros (lo compró por 45 millones de euros) y a Mbappé al PSG por 180 millones de euros más comisiones.

Un precio disparado

La operación de Tchouameni la quiere poner como la segunda venta más cara del club del Principado. El mediocampista fue fichado por el Mónaco en el mercado de invierno de 2020 por 18 millones de euros, procedente del Girondins de Burdeos, y en poco más de dos años el precio se ha disparado. Cuando el Real Madrid se interesó en el mes de enero de este año, el precio del futbolista estaba en torno a los 45 millones de euros. ¿Es normal que se haya doblado?

La temporada de Tchouameni ha sido brillante con su equipo, convertido en una de las sensaciones del campeonato francés y cuenta con la confianza del seleccionador Deschamps. Con Francia llamó la atención el partido que hizo en la final de la Liga de Naciones contra España. Desde ese día es uno de los fijos en la absoluta. Todo esto lo quiere aprovechar el Mónaco para inflar el precio y poner la venta por encima de los 80 millones de euros, más otras variables.

Foto: Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA. (EFE/Christian Bruna)

El interés del PSG es un obstáculo grande que tiene que salvar el Real Madrid. En Francia mantienen que el club que preside Nasser Al-Khelaifi llega hasta los 100 millones de euros. La pelota está en el tejado de Dmitri Rybolovlev. Es el que tiene que dar luz verde a la venta y tiempo para negociar al Real Madrid y escuchar la fórmula, en cantidades fijas y variables, para llegar a un acuerdo. Tiene, además, que atender al interés del jugador, que si bien hace unas semanas estaba más receptivo a jugar en el Real Madrid, el pasado viernes, tras el partido entre Francia y Dinamarca, manifestó que no le preocupaba su futuro y que "no he tomado la decisión".

Su representante es Jonathan Kébé, el mismo que lleva los asuntos de Jules Koundé. Tchouameni puede conocer de primera mano cómo es la Liga española. En la Selección convive con Karim Benzema. También ha recibido la llamada de Eduardo Camavinga para explicarle cómo es el club por dentro y lo que ha vivido esta temporada con la consecución de la Liga, la Champions y la Supercopa de España. A Camavinga le ha ido fenomenal en su primera temporada. Acabó siendo protagonistas en los partidos importantes y jugando la final de la Champions contra el Liverpool. Pero el precio final lo pone Rybolovlev.

Otro Casemiro

Es el duro camino que tiene el Real Madrid para cerrar una operación en la que no contemplaba hacer un desembolso que superara los 60 millones de euros. Pero es un jugador estratégico en la planificación de la plantilla que busca dar el paso de tener un mediocampista defensivo. Un nuevo Casemiro. Los informes que maneja el club, con el seguimiento realizado por Juni Calafat (jefe de scouting), recomiendan la contratación. Tchouameni tiene 22 años y la progresión es extraordinaria. Se le considera un centrocampista completo y moderno, clave para el proceso de relevo en el que ya están metidos Fede Valverde y Eduardo Camavinga.

Foto: Eric García durante el partido entre España y la República Checa. (Reuters/David W. Cemy)

"Es un jugador de primera clase mundial, que tiene un enorme potencial", dice de él el seleccionador Didier Deschamps. Una de las personas que ha elevado la cotización. De esto quiere sacar tajada Dmitri Rybolovlev. Es la persona clave. Compró el Mónaco en 2011, cuando abandonó Rusia por desavenencias con el Kremlin y tras vender las acciones de la empresa de fertilizantes Uralkali. El Mónaco estaba en Segunda división y la aportación de Rybolovlev fue de 100 millones de euros para hacerse con más del 66% de las acciones. La otra parte de la propiedad es del Estado monegasco y el Príncipe Alberto II, habitual en los partidos del estadio Louis II, celebró la entrada del nuevo socio para el crecimiento y el desarrollo del club.

El magnate ruso, con pasaporte chipriota y médico de profesión, se ha desmarcado de Putin y de la invasión de Rusia en Ucrania. Hasta el punto de que ha hecho donaciones personales y a través del club a la Cruz Roja monegasca para ayudar a la población civil ucraniana. Esto le ha permitido evitar las sanciones de la Unión Europea. Es una persona enigmática y con poder que ha tenido relaciones comerciales con Donald Trump. De hecho, le compró una mansión al expresidente de Estados Unidos por valor de 95 millones de euros. Tiene un Airbus A319, un yate y una isla en Grecia por la que pagó 100 millones de euros. Un personaje excéntrico, investigado por corrupción y tráfico de influencias en 2018, que evitó la cárcel y que llegó a vender un cuadro de Leonardo da Vinci para costear los gastos de su separación matrimonial.

El Real Madrid llama a la puerta del Mónaco para fichar a Aurelien Tchouameni. Es un club vendedor, algo que hace pensar que ayuda en las negociaciones. Pero no da facilidades. El Mónaco es el club Dmitri Rybolovlev, un multimillonario ruso que es un apasionado del fútbol y de las obras de arte, que suele vender caro su producto. El deseado Tchouameni tiene a los mejores clubes ofertando por él y el Mónaco lo aprovecha.

Kylian Mbappé Florentino Pérez
El redactor recomienda