Es noticia
Menú
La cara más sucia de Nasser Al-Khelaifi: chantajes, amenazas y humillaciones
  1. Deportes
  2. Fútbol
el peligroso presidente del Psg

La cara más sucia de Nasser Al-Khelaifi: chantajes, amenazas y humillaciones

Nasser Al-Khelaifi sobrepasa los límites con una conducta agresiva en el Bernabéu. Un comportamiento que no es nuevo y han sufrido jugadores, clubes, árbitros y empleados

Foto: El emir de Qatar, Tamin bin Hamad al-Thani, junto a Nasser Al-Khelaifi. (EFE/Noushad Thekkayil)
El emir de Qatar, Tamin bin Hamad al-Thani, junto a Nasser Al-Khelaifi. (EFE/Noushad Thekkayil)

El Paris Saint-Germain es un polvorín tras un nuevo fracaso en la Champions y la imagen tan bochornosa del equipo en el Bernabéu y de su presidente, Nasser Al-Khelaifi, con un comportamiento violento. El dirigente tiene que dar explicaciones al propietario del club, al emir y amigo Tamin bin Hamad Al-Thani. Este fin de semana está prevista la reunión en Qatar para analizar las causas de la debacle, la gestión de un proyecto millonario que es deficitario y que no consigue el objetivo de la Champions. En Qatar piden explicaciones a Nasser Al-Khelaifi para tomar decisiones que pueden ser contundentes.

El PSG, como club de fútbol, pierde dinero, identidad y lo peor es que sale dañada la imagen en lo institucional y en lo deportivo. La derrota tiene un primer responsable en el césped. Es el entrenador Mauricio Pochettino. Otro entrenador de una larga lista que fracasa con una plantilla de estrellas. Pero el análisis es más profundo. Están señalados el presidente Al-Khelaifi y el director deportivo Leonardo. Son las dos personas en las que el emir delega la gestión del club y han fallado. No consiguen hacer un equipo competitivo y, lo más problemático, no logran cerrar la renovación de Kylian Mbappé.

placeholder Nasser Al-Khelaifi, presidente del Paris Saint-Germain.
Nasser Al-Khelaifi, presidente del Paris Saint-Germain.

Los problemas son mayores por la imagen que dieron el presidente y el director deportivo tras el partido en el Santiago Bernabéu y las consecuencias de una sanción de la UEFA. Los hechos recogidos por el árbitro en el acta y las imágenes de las cámaras de seguridad del estadio y un vídeo de un empleado son pruebas para determinar la gravedad de los hechos. Al-Khelaifi forzó la puerta del vestuario del colegiado holandés, Danny Makkelie, y entre gritos rompió un banderín. Con él estaba Leonardo. Amenazaron de muerte al empleado del Real Madrid. Los guardaespaldas tuvieron que intervenir. La UEFA abre un procedimiento sancionador para aplicar el código disciplinario. Habrá una multa económica y queda por conocer si los dos dirigentes son suspendidos de sus funciones de representación por un tiempo determinado.

Maniobras intimidatorias

No es la primera vez que Al-Khelaifi y Leonardo tienen este tipo de comportamiento violento. En el partido de ida contra el Real Madrid también bajaron, en el descanso, a la zona de los vestuarios para mostrar su indignación al árbitro italiano Daniele Orsato. Son reincidentes. En el caso de Leonardo, la persona que ejecuta las decisiones de Al-Khelaifi, es algo habitual. En los partidos del campeonato francés recrimina públicamente la actuación de los árbitros. La última vez fue a finales de febrero tras la derrota contra el Nantes. El Consejo Nacional de Ética de la Federación denunció al director deportivo ante la Comisión de disciplina. Leonardo se comporta como le pide Al Khelafi. Uno de los peores episodios lo protagonizó en 2013 con un empujón a un árbitro (Alexandre Castro) tras el partido contra el Valenciennes. La sanción fue de 9 meses de inhabilitación.

Foto: Luka Modric y Benzema se abrazan tras eliminar al PSG. (EFE/ Juanjo Martín)

Esta es la manera que tiene Nasser Al-Khelaifi de intimidar y gestionar el club. De la que tampoco se libran sus empleados. Hay informaciones en Francia que señalan a un presidente con gestos y actitudes de prepotencia y peligroso. Hay casos de humillaciones. El que tuvo que pasar el futbolista francés Adrien Rabiot en 2019. Hoy en la Juventus. A Rabiot se lo hizo pasar muy mal cuando no llegó a un acuerdo de renovación. Padeció los chantajes y el abuso de poder. Le apartó del equipo y su madre estalló con estas declaraciones: "Mi hijo ha sido sancionado por algo injusto. Ha sido maltratado y está sufriendo". Los empleados más corrientes que trabajan en el día a día, en las oficinas, no tienen una buena opinión del dirigente. Tampoco los periodistas que son críticos con la gestión del club. La personalidad de Nasser Al-Khelaifi es complicada y llevarle la contraria, discrepar, tiene sus riesgos. Al Barcelona ha querido humillarlo cuando Neymar pidió a Bartomeu que hiciera una oferta para regresar al equipo azulgrana.

El escenario es nuevo para la persona que puso Qatar al frente del Paris Saint Germain el 7 de octubre de 2011. La confianza que tiene el emir se debilita tras la remontada en el Bernabéu y la gestión. Nasser Al-Khelaifi está en una situación delicada. Tamin bin Hamad Al-Thani mantiene una relación de amistad con Nasser Al-Khelaifi desde que el hoy presidente del PSG era su profesor de tenis cuando era un niño. Nasser entró en la familia real y sus negocios gracias al tenis. De esta manera consiguió ganarse la confianza y le hicieron presidente de la filial (Qatar Sports Investments) del fondo inversor Qatar Investments Authority (QIA). Qatar tiene el objetivo de expandir sus tentáculos en el deporte internacional. Sumar al negocio del petróleo y gas, el del deporte. Nasser ha ido aumentando su riqueza y se calcula que tiene una fortuna por encima de los 7.000 millones de euros.

Enemigo de Florentino

Qatar compró el PSG para convertirlo en el rey de Europa. No lo consigue. Hay diferentes estrategias para aumentar su poder e influencias. Nasser Al-Khelaifi está dispuesto a todo para lograrlo. Es la persona que ha conseguido ganarse la complicidad del presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, y combatir contra Florentino Pérez y el proyecto de la Superliga. Al Khelaifi quiere la derrota de Florentino. No escondió su rechazo al presidente del Real Madrid tras la breve y fría comida de directivas en París. Lo hizo público en declaraciones a Canal+ Francia. En el Real Madrid, aun así, tuvieron un comportamiento cortés en la comida antes del partido en el Bernabéu. Pero la manera en la que reaccionó tras la derrota, la agresividad y prepotencia impresionó a los dirigentes y empleados blancos.

Foto: Benzema celebra el tercer gol del Real Madrid al PSG. (EFE/Kiko Huesca)

En el Real Madrid existe, por supuesto, expectación por ver qué procedimiento lleva la UEFA y qué tipo de sanción, si la hay, tiene el comportamiento de Nasser Al-Khelaifi. Las relaciones entre los clubes están distanciadas. Hubo un tiempo en el que iban de la mano. Hasta el punto de que el Real Madrid emitía comunicados oficiales cuando salían informaciones en los medios que hablaban de un interés en el fichaje de Neymar. Hicieron operaciones conjuntas (Jesé, Keylor Navas y Areola). Pero el interés del Real Madrid en Kylian Mbappé y el deseo del futbolista francés de plantearse un cambio y rechazar las ofertas de renovación dinamitan las relaciones. Al Khelaifi ve a Florentino como un enemigo por la Superliga y Mbappé.

La decepción de Mbappé

Nasser Al-Khelaifi ha traspasado la línea de la deportividad, el respeto y la educación en la eliminatoria contra el Real Madrid. Ha tenido un comportamiento nervioso y agresivo. Tras el alboroto en la zona de vestuarios del Bernabéu tuvo que ser calmado. Se marchó del estadio buscando al padre de Kylian Mbappé y se despidió dándole un abrazo.

Los padres del futbolista (Wilfried Mbappé y Fayza Lamari) estuvieron presenciando el partido en el Bernabéu. Pudieron ver cómo el público ovacionó el nombre de su hijo cuando se dieron las alineaciones por megafonía y sentir lo que es una remontada. Nasser Al-Khelaifi no encajó la derrota. El presidente del PSG refuerza su estrategia de ganarse la complicidad del padre de Mbappé para conseguir la renovación de la estrella francesa al precio que sea. Es un desesperado Nasser Al-Khelaifi.

Lo peor está por llegar si Mbappé anuncia el fichaje por el Real Madrid antes de que termine la temporada. Está caliente. La estrella francesa acabó decepcionado en el Bernabéu y su única reacción pública es un mensaje en las redes sociales donde reconoce otro nuevo "fracaso" del Paris Saint-Germain en la Liga de Campeones.

El Paris Saint-Germain es un polvorín tras un nuevo fracaso en la Champions y la imagen tan bochornosa del equipo en el Bernabéu y de su presidente, Nasser Al-Khelaifi, con un comportamiento violento. El dirigente tiene que dar explicaciones al propietario del club, al emir y amigo Tamin bin Hamad Al-Thani. Este fin de semana está prevista la reunión en Qatar para analizar las causas de la debacle, la gestión de un proyecto millonario que es deficitario y que no consigue el objetivo de la Champions. En Qatar piden explicaciones a Nasser Al-Khelaifi para tomar decisiones que pueden ser contundentes.

Florentino Pérez Kylian Mbappé Neymar Real Madrid
El redactor recomienda