Es noticia
Menú
El Real Madrid marca los objetivos: Rüdiger, Tchouameni y a la caza de un goleador
  1. Deportes
  2. Fútbol
el club planifica la nueva plantilla

El Real Madrid marca los objetivos: Rüdiger, Tchouameni y a la caza de un goleador

El próximo Real Madrid ya está en marcha y, tras no poder fichar a Mbappé, el club tiene músculo para reforzar la plantilla en todas las líneas. El problema es cómo sumar más goles

Foto: Tchouameni durante un partido del Mónaco contra el PSG. (Reuters/Christian Hartmann)
Tchouameni durante un partido del Mónaco contra el PSG. (Reuters/Christian Hartmann)

El Real Madrid tiene que dar un giro en la planificación de la próxima temporada por la negativa de Mbappé. El plantón del futbolista francés provoca que haya que mirar otros objetivos con los que reforzar el equipo. Dinero hay en la caja. Esto tiene una doble lectura. Por un lado, es bueno saber que el club está saneado y tiene músculo para ir al mercado, pero a la vez le perjudica. Cuando vaya a una negociación, los clubes le darán el precio más alto. Hay que evitar el sablazo.

Florentino Pérez, que tras la final de la Champions contra el Liverpool dijo que "no existe" cuando le preguntaron por Mbappé, tiene dinero en la caja y la fuerza de un proyecto ganador que ha dado para obtener tres títulos. ¿Es mejorable? En los discursos institucionales mostró su versión más ambiciosa y exigente con un mensaje a Ancelotti y a la plantilla: "Aquí no vale la autocomplacencia. Ahora a por la Decimoquinta". Para superar lo que se ha conseguido esta temporada hay que reforzar un equipo en el que se producen salidas (Marcelo, Isco y Bale) y en el que existe un grupo de jugadores que pueden ser vendidos (Ceballos, Jovic y Mariano), más el caso complejo de Marco Asensio. No se descarta, además, otra cesión de Lunin para que el portero ucraniano vuelva a tener un equipo en el que jugar con regularidad. Se miran las alternativas. Gabriel Slonina, portero estadounidense del Chicago Fire, es una de ellas, según apunta Fabrizio Romano. También hay que analizar la situación de Jesús Vallejo.

placeholder Antonio Rüdiger, central alemán, en un partido del Chelsea
Antonio Rüdiger, central alemán, en un partido del Chelsea

El trabajo en los despachos del Real Madrid está adelantado con dos de los objetivos marcados. Antonio Rüdiger es el primer refuerzo. A la espera del anuncio oficial, el central alemán, que finaliza contrato con el Chelsea, llega para dar más solidez al equipo en la parcela defensiva. Firmará hasta 2026, el salario está en los 9 millones de euros netos y tendrá una prima de fichaje de 15 millones de euros. La incorporación del alemán, desde el punto de vista táctico, puede provocar que la próxima temporada veamos a David Alaba jugando más partidos en el lateral izquierdo.

Las exigencias del Mónaco

El segundo objetivo, en el que trabaja el club intensamente estos días, es Aurelien Tchouameni. El joven mediocentro francés (22 años) del Mónaco tiene predisposición para jugar en el Real Madrid. En las conversaciones iniciadas por el Real Madrid prevalece el optimismo, pero después de lo que sucedió con Mbappé no se puede dar por cerrado. La operación tiene dificultades por el interés del Liverpool y el del Paris Saint-Germain, que se ha sumado a la puja a última hora. Tchouameni quiere salir y le convence el proyecto del Real Madrid. El problema está en la altísima cantidad que solita el Mónaco para hacer el traspaso. Pide 80 millones de euros y el Real Madrid tiene la pretensión de rebajar la cifra en los 55 millones de euros más una serie de bonus. La presión que haga el jugador es fundamental.

Foto: Courtois posa con el trofeo de la Champions en París. (Reuters/Molly Darlington)

El plan con Tchouameni se adelanta tras la negativa de Mbappé. Es un jugador que podía haber esperado una temporada más, pero el Real Madrid, desde que conoció que Mbappé se quedaba en el PSG, activó y aceleró las conversaciones con el mediocentro y el Mónaco. Es un jugador que reforzaría la posición de Casemiro. Agresivo, contundente y con personalidad. No ha sido la mejor temporada de Casemiro y Ancelotti ha utilizado al joven Camavinga en su posición. En el club ven prioritario incorporar a un recambio de presente y futuro. Otro refuerzo, como en el caso de Rüdiger, para construir un Real Madrid más consistente.

Acertar con un delantero

La misión que presenta más dificultades es la de reforzar la línea de ataque. El club busca un delantero que sume más goles y eleve la competencia. La estrategia de poner todos los huevos en la cesta de Mbappé tuvo como consecuencias que se abandonara la opción de Erling Haaland. El PSG y el Manchester City, clubes que se cruzaron en el camino de la Champions y sufrieron las remontadas del equipo de Ancelotti, serán más fuertes la temporada que viene.

Hazard sigue con el propósito de olvidar las lesiones y recuperar el nivel que le llevó al Real Madrid. Ha sido la mejor temporada de Benzema y Vincius. A ellos se ha sumado la aportación, como revulsivo, de Rodrygo. Pero Luka Jovic y Mariano (no pondrá sencilla su salida) han decepcionado. Las lesiones han marcado su bajo rendimiento. Borja Mayoral regresa para hacer la pretemporada tras jugar cedido en el Getafe desde el mes de enero.

El mercado ofrece dos opciones atractivas y caras. Una es la del delantero portugués Rafael Leao, campeón con el Milan y nombrado mejor jugador de la Serie A. Leao (22 años) ha marcado 14 goles y ha dado 12 asistencias. La cláusula de rescisión es de 150 millones de euros. Otro de los goleadores que está en el radar es Christopher Nkunku. El delantero francés (24 años) del Leipzig ha sido nombrado el mejor jugador de la Bundesliga, ha brillado en la Champions y ha marcado 35 goles esta temporada. Aprovecha su buen momento para ofrecerse a diferentes clubes y entre ellos están el Real Madrid y el PSG.

Foto: Marcelo levanta el trofeo de la Champions tras ganar al Liverpool. (Reuters/Molly Darlington)

La estrategia que siguen en las oficinas del Real Madrid es cómo se puede mejorar esta plantilla en todas sus líneas. La próxima temporada es diferente y exigente. Hay un Mundial en los meses de noviembre y diciembre. Esta competición altera el calendario y los planes del cuerpo técnico. El Real Madrid tendrá una cantidad de competiciones y partidos en los que necesita jugadores frescos. La pretemporada empieza el 8 de julio y el 10 de agosto ya disputa la Supercopa de Europa, contra el Eintracht de Frankfurt en Helsinki. A la Liga, la Copa del Rey, la Champions, la Supercopa de Europa, más el Mundial, hay que añadir la disputa del Mundial de clubes.

Los responsables analizan diferentes operaciones en el apartado de salidas y fichajes. El grupo de cedidos que tienen que regresar son Álvaro Odriozola, Borja Mayoral, Reinier y Kubo. Odriozola puede reforzar el lateral derecho después de una temporada en la que ha jugado con regularidad en la Fiorentina. Hay mucho trabajo en los despachos para conseguir reforzar una plantilla que ha puesto el listón alto con la consecución de la Liga, la Decimocuarta y la Supercopa de España.

El Real Madrid tiene que dar un giro en la planificación de la próxima temporada por la negativa de Mbappé. El plantón del futbolista francés provoca que haya que mirar otros objetivos con los que reforzar el equipo. Dinero hay en la caja. Esto tiene una doble lectura. Por un lado, es bueno saber que el club está saneado y tiene músculo para ir al mercado, pero a la vez le perjudica. Cuando vaya a una negociación, los clubes le darán el precio más alto. Hay que evitar el sablazo.

Vinicius Junior Karim Benzema
El redactor recomienda