el presidente se pone las pilas

"No estoy desgastado". ¿De dónde saca la energía Florentino Pérez?

Florentino responde a un socio que le preguntó por su cansancio. Dice que tiene trabajo en una época en la que la institución está en un proceso de cambio en la gestión deportiva y las infraestructuras

Foto: Florentino Pérez, en el antepalco del estadio Santiago Bernabéu. (Efe)
Florentino Pérez, en el antepalco del estadio Santiago Bernabéu. (Efe)

A sus 72 años no da señales de dar un paso al lado o poner una fecha final a su mandato como presidente del Real Madrid. Todo lo contrario. Florentino Pérez, en una semana de reuniones con los socios compromisarios, ha transmitido su energía para seguir al frente del cargo. "No estoy desgastado. Seguiré mientras tenga fuerzas y me sigan votando", respondió a un socio que le insinuó si estaba viejo. Florentino dice que tiene mucho trabajo por delante en una época en la que la institución está en un proceso de cambio de infraestructuras y política en la gestión deportiva.

Entre otras cosas por el ambicioso proyecto que acaba de iniciar con la remodelación del estadio Santiago Bernabéu y en el que ha tenido una larga batalla judicial para sacarlo adelante. Con la aprobación de los socios para una megaoperación que se puede ir hasta los 575 millones de euros, teniendo en cuenta los costes no previstos, y la fecha de finalización en el año 2022, no parece estar en los planes de Florentino una retirada. Tiene un duro trabajo por delante y se ha comprometido en presentar un nuevo estadio no solo para los socios y aficionados sino también para la ciudad de Madrid.

Florentino Pérez con Vinicius en la presentación del brasileño. (Efe)
Florentino Pérez con Vinicius en la presentación del brasileño. (Efe)

La ambición y el espíritu competitivo le mueven para dejar un legado en el Real Madrid y su preocupación está en cómo gestionar el club, en lo financiero y deportivo, en una nueva época en la que está en alerta con la entrada de capitales extranjeros en diferentes clubes europeos. Hay que trabajar sin descanso y tener músculo económico para competir con los grandes rivales que siguen creciendo en presupuesto. Es la obsesión, en lo deportivo, de un presidente que reconoce ante los socios que ya no puede fichar a los mejores jugadores del mundo porque las reglas del mercado han cambiado. El último muro que se ha encontrado es el del Manchester United con la negativa a abrir una negociación por Paul Pogba. Extrañó que no fuera con toda la artillería a por Neymar cuando el PSG lo puso en venta. Florentino, enamorado del juego del brasileño, puso en una balanza el coste del fichaje y el talento y debió sacar la conclusión de que Neymar valía como toda la obra del nuevo Bernabéu.

'Blindaje' estatutario

El 30 de septiembre de 2012, en la Asamblea extraordinaria, endureció los requisitos para los candidatos que quisieran optar a la presidencia. Los socios compromisarios aprobaron la reforma (con un 89,66% a favor) del artículo 40 de los estatutos sociales. Se elevó la antigüedad de 10 a 20 años para ser candidato a la presidencia y se aprobó un preaval del 15% del presupuesto del gasto (para la actual temporada es de 822,1 millones de euros) que tiene que estar garantizado con el patrimonio personal. Eran medidas duras. Un cortafuegos para los jeques y el capital extranjero. Así lo explicó Florentino y los socios le blindaron. Pocos pueden decir que cumplen estos requisitos.

Con el club bajo su gestión, desde que regresó en 2009, han llegado éxitos deportivos de primer nivel como las últimas cuatro Champions (tres de ellas consecutivas) que han elevado el prestigio de un club dominante en Europa. Pero su filosofía, que bautizó como el 'modelo Bernabéu', no atraviesa un buen momento. Florentino es consciente de que ya no puede fichar a los mejores del mundo y que tiene que adelantarse al mercado con la captación de los jóvenes talentos, esperar su momento e ir por las buenas para fichar a los cracks. Como ha sucedio con la contratación de Eden Hazard y espera que ocurra lo mismo con Mbappé.

Florentino junto a Zidane en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. (Efe)
Florentino junto a Zidane en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. (Efe)

No se resigna y quiere volver a ser el Florentino Pérez que protagonizó un bombazo en el año 2000 cuando presentó a Luis Figo. Asume que lo tiene cada vez más complicado, pero sigue obsesionado con encontrar al nuevo Messi (estos días presume del japonés Kubo, del que dice que es espectacular), al siguiente Cristiano Ronaldo o un Zidane que recupere la ilusión en el madridismo y la admiración en el resto de aficionados. Florentino quiere Balones de Oro. Hasta que no se acaben las obras y vuelva a tener un equipo ganador con el que se sienta, de nuevo, orgulloso y colme su satisfacicón parece improbable que dé el relevo. Cuando se vaya, querrá hacerlo en lo más alto.

Son ya 16 años de mandato en el Real Madrid, en dos etapas, en los que el presidente del grupo ACS compatibiliza ambos cargos. En los últimos años ha llegado a renunciar a sus vacaciones de verano para pasar la pretemporada con el equipo y trabajar en las giras. No hay un desgaste emocional o anímico, según se desprende de sus palabras, para una persona con poder, influyente y una ambición sin límites.

Una de sus frases más pronunciadas y a la que recurre cuando se producen los fracasos deportivos es la de 'no caer en la autocomplacencia'. Tras una mala temporada en lo deportivo, justifica ante los socios que el proyecto no se ha debilitado, tiene futuro y el frenazo se debe a haber ganado mucho en los últimos años. Pide autocrítica, pero a la vez justicia para poner en valor los 17 títulos que han ganado estos jugadores en los últimos años. Habla de recuperar el hambre un presidente que acumula en su gestión un total de 42 títulos (24 en fútbol y 18 en baloncesto) y que, entre sus retos, está que los socios le aprueben este domingo la absorción del CD Tacón y crear una nueva sección de fútbol femenino. Con la cabeza maquinando proyectos se pone retos y desafíos que le sirven para regenerar las energías. Con la garantía de estar respaldado por los socios compromisarios y tener blindado el club con la reforma estatutaria, avalada por el Tribunal Supremo, todo indica que hay Florentino Pérez para rato.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios