el extraño verano en el club blanco

La parálisis en el Real Madrid con los fichajes y el 'desprecio' a Neymar

El Real Madrid entró en parálisis con la primera negativa del Manchester United a negociar por Paul Pogba. No forzó la máquina después de gastar 303 millones de euros y recela del fichaje de Neymar

Foto: Neymar, con gesto serio, en un entrenamiento con el Paris Saint-Germain. (EFE)
Neymar, con gesto serio, en un entrenamiento con el Paris Saint-Germain. (EFE)

En el club existe la idea de que cualquier jugador que les interese les cuesta más caro que al resto. El Real Madrid empezó muy fuerte el verano y, a mediados del mes de junio, se había gastado 303 millones de euros en cinco futbolistas: Rodrygo (45 millones de euros), Militao (50), Luka Jovic (60), Eden Hazard (100) y Ferland Mendy (48). El japonés Kubo llegó gratis y solo hubo que pagar una pequeña cantidad en derechos de formación al FC Tokyo. El acelerón en los refuerzos se equilibraba con las salidas, muchas de ellas en cesiones (Raúl de Tomás, Ceballos, Reguilón, Luca, Vallejo, Borja Mayoral…), y pocos traspasos (Kovacic, Marcos Llorente y Theo Hernández). El Real Madrid entró en parálisis con la primera negativa del Manchester United a negociar por Paul Pogba. El único centrocampista por el que Zidane considera que merece la pena hacer un esfuerzo.

Pogba era el deseado. Podía dar algo diferente al equipo, por tener un perfil de ’todocampista’, y el francés puso de su parte para facilitar que el Real Madrid entrara en la operación. Antes de incorporarse a la pretemporada con el Manchester United se ‘mojó’ y dijo que necesitaba un cambio. Pogba ha hecho más fuerza, públicamente, que Neymar para cambiar de aires. El Manchester United le puso un muro al Real Madrid y Florentino Pérez se dio la vuelta. No le salían las cuentas o no tenía una estrategia negociadora para firmar un gran fichaje. La operación se podría ir por encima de los 150 millones de euros. La barrera del club inglés y la fecha del 8 de agosto (cierre del mercado en Inglaterra) desbarataron otros planes.

Paul Pogba, en un partido con el Manchester United. (EFE)
Paul Pogba, en un partido con el Manchester United. (EFE)

Esta parálisis con los fichajes no parece normal después de una temporada en la que el Real Madrid se desplomó en la Liga, en el mes de octubre, y en la Champions con el batacazo contra el Ajax en el Bernabéu. Se esperaba una mayor revolución en la plantilla con fichajes que no vinieran para reforzar la segunda unidad. Solo Eden Hazard tiene sitio en el once de un Zinédine Zidane que, en las dos primeras jornadas de Liga, tiene una actitud inmovilista. Pisa en tierra firme y pone a la ‘vieja guardia’.

El atasco provocado por la falta de ofertas por Gareth Bale y James Rodríguez ha tenido consecuencias negativas en la planificación. Sin más ingresos, resulta arriesgado incrementar el gasto en fichajes y, sobre todo, subir la masa salarial en la plantilla. Es el argumento que esgrimen los dirigentes del Real Madrid y el que Zidane no puede rebatir. Primero le dicen que el Manchester United no vende y después que no hay equipos interesados por Bale y James. La reacción del entrenador fue enfriar, todavía más, el apartado de fichajes. No le encajaban ni Christian Eriksen ni Van de Beek.

Los inconvenientes de Neymar

Todavía es más extraño que el Real Madrid haya estado en un segundo plano en este culebrón por Neymar. Una vez que el Paris Saint-Germain decidió ponerle en venta, y puesto que sus relaciones con el club francés son excelentes, se podría imaginar que Florentino no desaprovecharía la ocasión de fichar a un ‘galáctico’. En el club blanco le ponen demasiados inconvenientes a la operación Neymar. Lo han despreciado. El riesgo a una lesión, el elevado salario (37 millones de euros netos), el coste total de la operación entre traspaso y sueldo (más de 500 millones de euros), su desordenada vida… Niegan, incluso, que hayan viajado a París para negociar. Ya ni importa que Neymar acabe jugando en el Barcelona y refuerce un equipo que tiene a Messi, Griezmann y Luis Suárez.

Tampoco están en el Real Madrid como para vender optimismo con un proyecto que desilusionó en la pretemporada y que tiene una pifia en la segunda jornada de Liga con el empate del Valladolid. Pero no se puede decir que no han gastado dinero. Florentino Pérez supera el gasto que hizo en el verano de 2009, cuando fichó a Cristiano Ronaldo (96 millones de euros), Kaká (65), Benzema (35), Xabi Alonso (30), Raúl Albiol (15), Álvaro Negredo (5), Álvaro Arbeloa (4) y Esteban Granero (4). Un total de 254 millones. El argumento que utiliza el presidente del Real Madrid es que el mercado ha cambiado y defiende su política de jóvenes talentos (Vinícius).

Florentino Pérez se ha enfriado y, según cuenta en el club, no se van a hacer más operaciones. Son los últimos días de agosto y hasta el 2 de septiembre tampoco se atreven a decir que la plantilla está cerrada. Aunque están más centrados en resolver algunas salidas pendientes, como la del delantero Mariano, o la sorpresa que podría dar Keylor Navas. Zidane ahora frena la salida del portero costarricense.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios