el nipón no acepta jugar en Segunda B

El precio de fichar a Kubo y cómo se niega a jugar en el Real Madrid Castilla

A Kubo le presentó el club, en el comunicado oficial del fichaje, como un refuerzo para el primer filial. El nipón, por ambición y autoestima, prefiere jugar en el Mallorca en Primera división

Foto: Kubo, en el banquillo, durante un partido en la pretemporada del Real Madrid. (Efe)
Kubo, en el banquillo, durante un partido en la pretemporada del Real Madrid. (Efe)

A Kubo se le queda pequeño el Real Madrid Castilla y jugará en el Mallorca. Se ha negado a reforzar el filial, como estaba marcado en la hoja de ruta inicial en el Real Madrid. No se ve en el proceso de formación del que le hablaron. Su postura es la de exhibirse en el escaparate de la Primera división. A Raúl le da calabazas y también a esos aficionados que encontraban más motivos para engancharse al filial. Comprobar cómo se desenvuelve una de sus leyendas en el banquillo de la Segunda división B es ya una razón suficiente, pero Kubo era un reclamo para que los partidos del Castilla tuvieran más aficionados, las audiencias en el canal oficial subieran y el interés en el país nipón estuviera, todavía más, enfocado en el Madrid. El plan lo desmantela el propio Kubo, que ha decidido dónde juega y en qué categoría. No se ve en la Segunda división B con el Castilla y deja claro que si renunció a regresar al Barcelona para fichar por el Real Madrid era para poner una serie de condiciones.

Kubo (18 años) tiene las ideas muy claras. El Real Madrid anunció, el 14 de julio, en el comunicado oficial del fichaje del nipón que reforzaría al Castilla la próxima temporada. “El primer filial madridista contará en sus filas con uno de los jugadores jóvenes más prometedores del fútbol mundial”, era parte de una nota oficial con el titular ‘Acaba de cumplir 18 años y ya es internacional con Japón’. Take Kubo no debió aceptar que el club le presentara como un refuerzo para el Castilla. Su ambición es mayor.

Kubo en la firma del contrato con el Mallorca junto a Maheta Molango (consejero delegado de club bermellón). (Efe)
Kubo en la firma del contrato con el Mallorca junto a Maheta Molango (consejero delegado de club bermellón). (Efe)

No es la primera vez que hace valer sus condiciones. Al Barcelona también le dio calabazas cuando negoció su regreso una vez que tuvo la mayoría de edad. Se formó en La Masía tres años (de los 10 a los 13 años) y fue uno de los damnificados de la sanción de la FIFA, en 2014, por las irregularidades en la contratación de menores. Se tuvo que marchar en 2015 y el Barça le esperaba a los 18 años. La negociación fracasó. Se metió por medio el Real Madrid, que le paga 1,2 millones de euros y rechazó los 400.000 euros netos del club azulgrana. Las promesas del Real Madrid y la pasta resultaron decisivas en un chico que tiene demasiada personalidad para una edad tan joven. No quería ser un caso Vinicius. Tampoco Rodrygo, el otro brasileño al que le encaja jugar en el Castilla.

La frialdad de Zidane

Kubo ha sido protagonista durante la pretemporada en el mes de julio en Montreal. Sobre todo en los entrenamientos por ese desparpajo para encarar y driblar. Habilidad y velocidad le convierten en un jugador escurridizo. Se llevó los elogios de sus compañeros y los focos apuntaban al que denominan (uno más) como el ‘nuevo Messi’. Hasta era divertido escucharle lo bien que habla el castellano. Zidane tenía una mirada más fría. No es lo mismo los entrenamientos que el rigor de los partidos. Y ya se sabe que ZZ no es muy partidario de apostar por los jóvenes y prefiere la experiencia y la vieja guardia. No está para experimentos. Se quitó de encima pronto el tema de Kubo. O al Castilla o que salga cedido a otro equipo para que se foguee.

A Kubo le debió quedar claro que con Zidane iba a rascar pocos minutos y tener escasas oportunidades. Lo del Castilla no lo veía. El club le ofreció la posibilidad de irse cedido al Valladolid de Ronaldo. Mucho insiste el dueño del club pucelano en que su amigo Florentino le dé facilidades con aquellos jugadores que no cuentan para el primer equipo o las jóvenes promesas. A Kubo no le encajaba la idea del Valladolid y vuelve a demostrar que es el dueño de su destino. Elige el Mallorca, jugar en Primera división y no en el Castilla. Hay algunos que ven bien la decisión de no exponerse a la dureza de la Segunda división B. Evitar los férreos marcajes que tenía Vinicius en sus inicios con el filial. Como si en Primera no hubiera defensas ásperos.

Lo conveniente es que hubiera seguido el ‘plan Vinicius’. Entrenar con el primer equipo y jugar con el Castilla. Esto no le ha convencido y menos después de comprobar cómo Zidane tampoco se vuelve loco como puede ser el caso, por ejemplo, de Joao Félix con Simeone en el Atlético de Madrid. El japonés tiene su autoestima muy alta. Es internacional absoluto y debe demostrar su progresión en esta temporada de cesión en el Mallorca. Otra de las jóvenes promesas que en el club blanco tienen que hacer un seguimiento desde fuera como es el caso de Odegaard (Real Sociedad), Reguilón (Sevilla), Luca Zidane (Racing de Santander), Lunin (Valladolid) o Achraf (Borussia Dortmund). Además de Dani Ceballos (Asenal) y Borja Mayoral (Levante).

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios