nadie dice la verdad

El juego del engaño por Neymar entre el PSG, Barcelona y Real Madrid

Ninguno se fía del otro. El Barcelona pretende contrarrestar el fichaje de Neymar por el Madrid. Florentino espera a las rebajas del último día. El PSG sigue pidiendo 170 millones

Foto: Neymar, con gesto serio, durante un entrenamiento con el Paris Saint-Germain. (EFE)
Neymar, con gesto serio, durante un entrenamiento con el Paris Saint-Germain. (EFE)

A la operación a tres bandas por Neymar en que están inmersos el Paris Saint-Germain, Barcelona y Real Madrid se la conoce como el juego del engaño. Ninguno de los tres clubes dice la verdad con lo que se considera una megaoperación en términos económicos y en la que se da una especial importancia a la salud del futbolista. Es en lo único en que se ponen de acuerdo las tres instituciones. Hasta el protagonista se afana por demostrar que está en su plenitud. Neymar no está en forma y ante el riesgo de una nueva lesión, conviene tener precauciones. El PSG muestra sus cartas. Lo pone en venta, pero a la vez exige que se le garantice el pago de 170 millones de euros. Con esa cantidad, irán al mercado a por un sustituto.

El Barcelona televisa sus maniobras. Filtra en qué momento y qué delegación viaja a París para tener una primera toma de contacto. No le importa a Bartomeu que la reunión dure menos que un café de sobremesa. Vuelve a la carga con una oferta por escrito que es rechazada hasta en dos ocasiones. En el Barcelona dejan salir a Coutinho al Bayern de Múnich cuando podría haber entrado en la operación Neymar. Encajaría en el PSG. Parece ser que el objetivo del Barça es hacer ver a Messi, principal interesado en el regreso de Neymar, que hacen todo por el retorno del brasileño. Lo que parece más evidente es que Bartomeu intenta contrarrestar la posibilidad de que Neymar acabe en el Real Madrid.

Por su parte, en el Real Madrid se dan palmas cuando conocen que el Paris Saint-Germain estaría interesado en Vinícius si se abre a negociar por Neymar. Este movimiento pone en más valor la apuesta de Florentino Pérez por un chaval que le costó 45 millones de euros y tiene ocho años menos. En el Madrid, están convencidos de que el Barcelona no tiene liquidez para acometer esta operación y solo les queda que Neymar llame, a la desesperada, para que le saquen del PSG.

Neymar, en París. (EFE)
Neymar, en París. (EFE)

Neymar, bloqueado

Neymar no dice nada públicamente. Esta postura es la que más mosquea al Barcelona, que pide un guiño para facilitar y flexibilizar las negociaciones. Unas palabras que pudieran poner entre la espada y la pared al PSG. Se las merece, incluso, después de que el padre del brasileño les engañara hace dos años. Cuando dejó tirado el proyecto de un recién llegado Ernesto Valverde y a Bartomeu le quemaban los millones. Se los gastó en Dembélé y Coutinho. Hasta Piqué ha pedido a Neymar que pronuncie su deseo de regresar al Barcelona y no se quede solo en llamadas privadas o mensajes al chat que comparte con Messi y Luis Suárez. Pero no lo hace porque no las tiene todas consigo y sabe que se puede acabar quedando en París. A Neymar, que está bloqueado, en tierra de nadie, le interesa jugar a varias bandas. Si hace falta, mete en el ajo a la Juventus.

Lo del Barcelona puede ser más postureo que un deseo real de ficharle cuando la realidad dice que para pagar los 120 millones de euros de Griezmann tuvieron que pedir un crédito. Lo más rocambolesco de las últimas horas es que, según RAC1, en el Barcelona ya tendrían preparado un vídeo de presentación del retorno y unas camisetas de Nike. Por si suena la flauta con esa oferta que rechazan en París de una opción de compra. Si es posible, a pagar dentro de dos años. Todo muy extraño.

El Real Madrid sigue en su parálisis de ventas. La versión oficial del club pasa por no fichar más jugadores si no se producen ventas, y en este escenario es imposible que encaje Neymar. No ya por lo que cuesta sino también por el sueldo que tiene, 37 millones de euros limpios. No se ha hecho ninguna venta millonaria y se contaba con las salidas de Bale y James. Los dos estuvieron en el estreno de Liga contra el Celta. Está costando, además, dar salida a Mariano. No se quiere marchar y el club busca un comprador que ponga 20 millones de euros. Así, parece imposible fichar a Neymar, pero a Florentino le pueden las ganas y se remite al desgaste de las negociaciones entre el PSG y el Barça. Quiere conocer la última oferta por si acaso le interesa entrar en este juego de engaños.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios