alerta por la dureza de los rivales

Alarma en el Madrid por Vinicius: sopesan que no juegue con el Castilla tras el 'bocado'

En el Real Madrid se plantean si conviene que Vinicius juegue fuera del estadio Alfredo Di Stéfano porque los marcajes son bruscos y tiene menos protección arbitral

Foto: Vinicius durante el derbi de filiales disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda. (Efe)
Vinicius durante el derbi de filiales disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda. (Efe)

En el Real Madrid se han encendido las alarmas con Vinicius después del mordisco que sufrió el futbolista brasileño durante el derbi madrileño disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda. Tachi, capitán del filial rojiblanco, se revolvió en el suelo e intentó morder en la cabeza a la perla madridista. Señalan en el club blanco que no tiene justificación alguna porque fue a ojos del árbitro. Este hecho plantea en el Madrid la falta de protección que puede tener Vinicius en los partidos que disputa en Segunda B, pero sobre todo en los que juega como visitante, donde puede traer nefastas consecuencias para un futbolista que juega con el cartel de estrella y los 45 millones de euros que costó.

Hay distintos escenarios que se debaten en el club blanco. Desde que Vinicius juegue únicamente los encuentros que se juegan en casa, en el estadio Alfredo Di Stéfano, para evitar que se produzcan situaciones violentas como lo que sucedió en el miniderbi contra el Atlético. También que se valore qué rivales y estadios son propicios para entrar en el equipo de Solari cuando juegue a domicilio o, incluso, que llegue el mercado de invierno y volver a plantearse la necesidad de que salga cedido a otro equipo de la Comunidad de Madrid para que se foguee en la Primera división.

El próximo encuentro del Castilla es este domingo y visita al Unión Adarve, equipo que juega en el estadio García de la Mata sobre césped artificial. Una superficie que puede perjudicar a la joya brasileña porque no está habituado y en esta protección que ejerce el club sobre el brasileño hay que evitar correr riesgos innecesarios. Estos son los detalles que se valoran, junto con la agresividad que puede sufrir en los marcajes de los rivales, y la hostilidad que se produce en las gradas porque hay aficionados que se dedican a insultar al brasileño.

En el miniderbi celebrado en el Cerro del Espino estaba en la grada Julen Lopetegui para tomar nota del rendimiento del brasileño. Marcó dos buenos goles en una excelente primera parte y mostró que tiene algo diferente por cómo encara, la velocidad con la que juega y la calidad que le lleva a adornarse y no permiten los contrarios. Entraríamos en el debate sobre si provoca con sus regates y filigranas o es su fútbol natural. Lo cierto es que corre riesgos.

Pero Lopetegui salió más impresionado por el severo marcaje y el afán de los defensores por frenar, como fuera, al brasileño que por todo lo bueno que desplegó en el campo. Hasta que se produjo la jugada de la polémica con el mordisco en la cabeza que no ha gustado nada en la casa blanca. Por este motivo, se vuelven a exponer los beneficios y lo negativo de que Vinicius participe en los encuentros lejos del Di Stéfano.

Vinicius, en el miniderbi. (Efe)
Vinicius, en el miniderbi. (Efe)

Miedo en el club

El plan inicial del Real Madrid es que entrene con el primer equipo y juegue todos los partidos con el Castilla hasta que Lopetegui vea el momento de poder darle minutos. Pero Julen Lopetegui tiene otras prioridades, como empezar a contar con el último fichaje, el delantero Mariano. En el club entienden que debe seguir un proceso de formación, pero no a cualquier precio y menos si va a sufrir la brusquedad de marcajes que pasan por alto los árbitros.

En la planta noble hablan de cuidarlo y les gustaría verlo cuantos antes jugando en el Bernabéu, pero los técnicos -Lopetegui y Solari, especialmente- son partidarios de respetar unos plazos de adaptación al fútbol europeo porque el cambio de venir de Brasil es muy grande y al chico le faltan muchos conceptos tácticos para continuar con su crecimiento. Tiene que jugar. Es la postura de los técnicos frente a la de los dirigentes que no ven tan claro que esté en Segunda B, lejos de casa, para que le den ‘bocados’ en las piernas y la cabeza.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios